En Un Dia Como Hoy

6 de diciembre

6 de diciembre, 2003 – El padrino del funk rock, George Clinton es arrestado en Tallahassee, Florida y acusado por posesión de cocaína y utensilios para drogarse. Los grandes astros del rock como Clinton, Rick James y James Brown han sido adictos totalmente a esta droga dañina.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

Andrés Angulo: El día que fui baterista de Ripper Owens

Desde la crónica del concierto de Saratoga,  no escribía algo así y en ese entonces me pareció bastante interesante y de verdad que esta experiencia merece ser contada justo y como sucedió.

Lo hago sin afán de cagarme o desprestigiar el festival Siembra y Lucha;  pero tampoco voy a mentir en como fueron las cosas, pero en fin, entremos en materia.



Andrés Angulo junto al ex cantante de Judas Priest, Ripper Owens.

Llegó el día 0,  el día en que se me responderían dos grandes preguntas, ¿cómo será tocar con un artista de ese nivel?

Y ¿cómo será la experiencia de ser un “headliner” en un festival?.

Sebo admitir que cuando fantaseaba con es; Tim Ripper Owens no pasaba por mi cabeza, pero eso no le resta mérito al honor que para mí significó eso.



Andrés en España, al participar con su banda en festival de metal.

Al ser en punto las 3 pm llegue al hotel, y pues nadie sabía nada del transporte;  cosa que ya era de esperarse,  pero si me recibió una gran sorpresa,  el promotor de Ripper se me acerca y me dice: “Hay un problema:  a Tim no le han pagado y si no hay pago, Tim no va a salir de su cuarto y por ende no hay show”.

Ese fue el detonante para la pesadilla que seguiría en las próximas seis horas.



La banda tica de Ripper en ensayo.

Por alguna razón desconocida;  estos extranjeros tenían la idea que en Costa Rica las cosas funcionan y que todo se organiza bien y con tiempo; pero no podían estar más equivocados y estaban apunto de aprender que “There´s no way like the costa rican way”.

Tomó dos horas en total,  conseguir el pago (para él porque obviamente al músico tico no se le paga) y después de varios viajes en bus;  estábamos listos para partir.

La marea parecía haberse calmado e incluso teníamos a un invitado especial en la buseta;  el mismísimo Eddie Trunk.



Los excelentes músicos ticos que le hicieron los honeres a Ripper Owens.

En ese momento moría por inundarlo de preguntas y vencerlo en “Stump the Trunk”;  pero a juzgar por su lenguaje corporal,  creo que no hubiera sido una buena idea.

Iniciamos el viaje en el mejor “tourbus” del festival, pero las caras se ponían más y más largas conforme pasaba el tiempo y más al enterarse ellos,  que el viaje iba a tomar alrededor de tres horas;  poco hay que contar de este segmento,  ya que todo era silencio la mayor parte del tiempo y mi idea de que iba a estar brincando y bailando con dos personalidades del metal mundial;  se desvanecía poco a poco.

Después de tres horas que parecieron seis; llegamos al festival y nos parecía risible,  lo ridículamente lejos que estaba ubicado, y como de la entrada al área de conciertos duramos al menos quince minutos.



Andrés y compañeros en camino a Siembra y Lucha con Ripper y Eddie Trunk.

Al llegar al área de conciertos nos dicen tienen que ir YA al escenario, “Pero suave;  un momento ¿quién lleva nuestros instrumentos?”

“¿Dónde está ubicado el camerino?”

Y para variar nadie sabe nada;  de hecho ni siquiera teníamos un camerino preparado y tuvimos que ir al toldo del “Meet and Greet” y dejar nuestras cosas literalmente tiradas a espera de un camerino.



Andrés en un momento de esparcimiento con su banda.

Al fin,  consigo quien descargue la buseta y empezamos el montaje de todo (debo reconocer que el stage estaba bien ordenado, Luichi Sonido Backline como siempre excelente y Roda ni para que! un 100 a ellos)

En el montaje no aparece mi redoblante por ningún lado, y resulta que no lo habían descargado y el chofer ya había cerrado la buseta con llave y no aparecía por ningún lado, aparte de eso ahí se encontraba la maleta de Tim,  los pedales de nuestro guitarrista, Pablo y obviamente, nadie sabía cómo resolver.



Andrés no pudo jugar “Stump the Trunk” con el señor That Metal Show.

Vuelvo al toldo de “Meet and Greet” y veo a un Owens, ya casi desesperado diciendo las palabras mágicas o tengo mi maleta y mi camerino en diez minutos o me devuelvo y se acabó el show.

En ese momento ya la pelota de mierda había alcanzado niveles épicos y pues,  varias personas inocentes salieron rascando en ese momento (creo que me disculpe con todos, menos con los inútiles);  gracias a eso y ante la amenaza inminente de que no hubiera show;  desalojaron el camerino en tiempo record y rompieron la puerta de la buseta para sacar las cosas.



Andrés es uno de los bateristas más connotados de Costa Rica. Hasta caricaturas le hacen.

Hasta ese momento, tres horas después;  tuvimos un lugar donde poder sentarnos, más la paz estaba lejos de llegar.

Volviendo al escenario,  todos nuestros instrumentos habían sido desarmados ya que por el atraso,  decidieron subir a “Massacre” y obviamente todos seguían sin saber nada.

Este cambio de última hora enfureció aún más a Owens,  quien ya estaba al punto de reventarse una vena.



Andrés tiene muchas admiradoras y amigas en Costa Rica.

Fue tanto el stress,  que en un momento le dije al mismo Ripper: “Vea,  haga lo que le dé la gana.

Si quiere salir a tocar una canción;  pues tocamos una canción y listo”.

Los ánimos se calmaron un poco y Tim incluso intentó asesinar a alguien con un muslo de pollo.



Ripper Owens olvidó su enojo y cantó felíz para la fanaticada.


Hubieron más bromas y pues todo se relajó un poco más;  ahora si había gente pendiente de todo lo que necesitáramos, birras, frescos, comida, “snacks”,etc.

Ahora si teníamos un trato decente.

Incluso,  tres personas nos ayudaban a llevar nuestros instrumentos al escenario.

En ese momento, mi compañero de banda, Alejandro dio el comentario mas acertado de toda la noche: “Nosotros como músicos;  debemos estar pensando en todo lo bueno que hicimos para tocar hoy con Ripper.



La audiencia centroamericana aclamó a Ripper y a su banda tica.

Por otro lado Ripper debe estar pensando:  “Que putas estaré pagando yo para terminar aqui?”

Como suele suceder,  el show pasa sumamente rápido; apenas y da tiempo de disfrutarlo y de darse cuenta de que por fin está sucediendo.

Fue un muy buen concierto y Tim demostró  porque él está donde está, y debo decir que mi público favorito, es el público nacional.



Andrés Angulo vivió su gran momento, a pesar de los incovenientes del día.

No puedo describir la sensación de sentir ese rugido del público al empezar el solo de"Painkiller”, fue como una bofetada en la cara y solo eso logró que todo valiera la pena.

Durante el concierto, la batería se me desarmó literalmente dos veces;  pero todo es parte de la diversión.

El mejor momento de toda la noche y podría decir de toda mi vida;  fue el inmenso orgullo que sentí al oír de la nada un OEEE OEE OE OEE TICOS TICOS!!! 

Fue la sensación más increíble del universo, el sentir el cariño y el respeto de ustedes como público, no tiene ni tendrá precio.



Ripper Owens se estrenó a lo grande en C.A. en Siembra y Lucha.

Dato curioso es que luego de que todo empezó a salir bien, alguien cerró nuestro camerino con llave y no podíamos volver a entrar, lo cual le sumó un +1 a la comedia del festival más grande de Centroamérica.

En resumen,  siento que la organización del festival fue completamente irrespetuosa con los artistas internacionales y básicamente barbarica con los artistas nacionales.

Es un festival lleno de buenas intenciones y de gente que quiere hacer las cosas bien;  pero aún hay demasiado por recorrer.



Andrés Angulo tuvo una oportunidad envidiable; se lo merece.

No quiero imaginarme lo que mis colegas y sus bandas pudieran haber pasado.

Sufrí una interminable vergüenza ajena,  al imaginarme el concepto que Tim y Eddie pueden llevarse del país, pero al fin y al cabo;  sin duda,  esta ha sido una gran experiencia y me llena de orgullo haber sido participe de toda esta aventura y una vez más vuelve a mi la pregunta:  “¿Que será lo que tiene preparado para mí la vida ahora?”