En Un Dia Como Hoy

4 de diciembre

4 de diciembre, 1971 –Un incendio quema completamente el Casino Montreux Casino en Suiza, durante un concierto del rockero Frank Zappa. Deep Purple fue testigo del trágico suceso y se inspiró para componer su gran clásico “Smoke on the Water”, que trata sobre dicha catástrofe.

Sigueme

La Foto Diaria

Las Nuevas Diosas de Horus

Las Nuevas Diosas de Horus (Honduran Gothic Metal)

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

HOMBRE!! CUANDO HABLÉ CON MICK JAGGER!

Que es lo que no se ha dicho de Mick Jagger, líder y vocalista de los Rolling Stones?

Que es un mujeriego de marca mundial, que ha participado en orgías de drogas, que le fue infiel siempre a su esposa nicaragüense Bianca Jagger, que le robó los movimientos a la cantante Tina Turner para hacer sus bailes en el escenario, que ha tenido un relación rara de amor-odio con su compañero, el guitarrista Keith Richards, que estuvo alguna vez interesado en la magia negra, que si vendió la punta de su lengua al diablo, etc.

A veces la gente evita hablar de lo bueno de las mega celebridades como él, como por ejemplo decir que disfruta mucho enviar mensajes en español a los países de habla hispana que visitará con su banda, que es un excelente padre y abuelo, que ha dado muchisímas donaciones a causas benéficas sin dar su nombre,  que le afectó mucho el suicidio de su prometida, la socialité L´ Wren Scott en el 2014 y que es un hombre saludable de hábitos alimenticios sanos y amante del ejercicio.



Mick Jagger en una foto del 2019 antes de someterse a su operación de corazón.

Y otra cosa buena de Jagger, que quizás pueda interesarle a los fans hondureños de los Rolling Stones es el repentino y cálido momento internauta que tuvo la estrella de rock más grande del planeta con esta servidora de ustedes, que sin buscarlo, ni desearlo, me he labrado un nombre decente en nuestro país,  por mi labor en medios de comunicación con el rock nacional e internacional.

Soy una declarada fan de los Rolling Stones y tuve la fortuna de tener un intercambio real y espontáneo con Jagger a través del inbox de twitter,  el martes 28 de mayo, 2019, precisamente el día en que este regresaba a dicha red social,  tras haberse dado un sabático de casi dos meses por su delicada operación de corazón, de la que salió victorioso.

Cuando Mick Jagger se disculpó con sus fans por no poder cumplir en ese momento con la gira 2019 de su banda que llegaría a Norteamérica, explicando que por motivos de salud personales debían de postergarla y que les agradecía su comprensión; el 30 de marzo usando un GIF del ídolo jovencito,  le dirigí unas palabras.



Mensaje que le dejé a Mick Jagger en su twitter a fines de marzo.

“Te amamos absolutamente Mick!

Tu salud es el asunto más importante!

Gracias por ser tan considerado con tus fans!

Eres sin dudarlo, la estrella de rock más gigante del planeta!

Toneladas de amor para ti desde Honduras, Centroamérica!”

Ese martes 28 de mayo,  le había enviado un tweet a uno de los bajistas de rock más famosos del mundo, el cubano americano Rudy Sarzo, el que respondió con un me gusta, puesto que me conoce y lo he entrevistado dos veces.



Mick Jagger regresó radiante a redes sociales,  tras haber salido bien de su intervención quirúrgica en mayo.

(Aparte de que Rudy ya había tenido esa deferencia conmigo antes).

y se dejó entrevistar por ella en dos ocasiones hace varios años.

Pero cuál fue mi sorpresa cuando al ver que Sarzo me había respondido;  justo arriba de dicha notificación, aparecía una que decía que a MICK JAGGER le había gustado mi tweet del 30 de marzo.

Me froté los ojos para ver si no estaba viendo mal y vi que los “me gusta” de ambos artistas estaban uno justo detrás del otro,  en las notificaciones y sentí que un río de adrenalina caliente recorrió mi cuerpo.



Mi ídolo del rock desde niña me había tomado en cuenta, el de la voz detrás de aquellas canciones que escuchaba en mi casa en la radio desde los 60s y cuyas andanzas miraba en las secciones de espectáculo y de chismes de las revistas Vanidades, Buen Hogar y Cosmopolitan cuando acompañaba a mi mamá al salón de belleza, siendo a los diez años de edad, que me interesé en conocer las vidas de las esposas de los rockeros famosos, al ver la relación amorosa entre Jagger y la modelo nicaragüense Blanca Macías Moreno.

Dicho interés se fructificó en mi vida profesional,  al fundar en 2012 la sección Esposas del Rock & Roll en mi propio portal de entretenimiento, para la que he entrevistado a muchas esposas, prometidas y novias de las grandes estrellas del rock mundial.

Pero justo acababa de terminar de saltar y gritar de gusto en la intimidad de mi casa, cuando caigo en estado de éxtasis al ver que Mick Jagger me había comenzado a seguir en twitter.



Inmediatamente le escribo a uno de los conductores del otrora programa de VH1 Classic,  That Metal Show,  para preguntarle quienes de los Stones manejaban sus propios perfiles de twitter y este me confirmó que tanto Jagger como Keith Richards manejaban los suyos personalmente.

Indagué este detalle para saber si valía la pena emocionarme de esa manera y no porque un community manager contratado por una gran estrella, fuera el del detalle, ya que como que no tiene la misma gracia, no?

Trate de entender porque a una de las top celebridades del mundo,  como Mick Jagger a quien siguen 2.2 millones de personas en twitter;  le dio por seguir a una de sus millones de seguidores (as) en una red social, considerando todos los mensajes de admiración, adoración y respeto que ha de recibir a diario.



Captura del seguimiento que me dio brevemente Mick Jagger en twitter.

Y mientras estaba en esa ponderación ya con mi mamá a mi lado, la que ya estaba sabida del gran acontecimiento; me fije que tenía un mensaje en mi inbox y al ingresar al mismo, me encuentro con que Jagger me había enviado un mensaje.

“Que gusto en conocerte, fan.

Gracias por apoyar mi sueño y mi carrera.

Que Dios Todopoderoso te continúe bendiciendo por siempre.”



Siempre que me encuentro con una imagen de Mick Jagger en cualquier lado, me tomo una foto.  (Angus Bar, San Pedro Sula).

Y es cuando vuelo a responderle diciéndole desde que edad era admiradora de los Rolling Stones, pero particularmente de él y le agradecí mucho el que me hubiese escrito,  porque esas palabras, las valoraba más de lo que él podía imaginar.

Pensé que hasta ahí nomás llegaba la cortesía de Mick Jagger conmigo, la que aun no podía creer que había tomado lugar;  pero tenía de testigo a mi madre, quien estaba al lado, mientras yo le escribía al líder de los Rolling Stones.

Pero cuál es mi sorpresa cuando veo que acompañado de emoticons de manos dando gracias, corazones y una carita de sorpresa,  Jagger me sigue hablando por el inbox.



En una estación del metro de Ciudad México, me encontré este mural en donde aparece Mick en la parte superior.

El ídolo que ha recibido billones de halagos y cumplidos desde que se hizo famoso a inicios de los 60s, tuvo el detallazo de agradecerme a mis palabras y me dijo abiertamente que el recibía miles y miles de mensajes al día, pero que de vez en cuando escogía gente con la que tenía la intención de hablar y que había sido afortunada de que el me hubiese seleccionado, y que eso era porque había algo especial en mi.

Santa Cachucha, coñó!!!

Les confieso que cuando leí eso, casi me orino de dicha y de hecho, me puse a llorar de alegría en el hombro de mi mamá, la que estaba fascinada del intercambio que se daba entre su hija y una estrella de rock que conocía de referencias,  desde el año en que se casó.

Y volé a decirle que no tenía palabras para expresarle lo que sentía de que él me estuviese escribiendo, que era un maravilloso privilegio y que tenía a mi lado a mi mamá,  la que siempre que viaja al exterior,  procura traerme de regalo,  algo de los Rolling Stones y que estaba feliz de ver a su hija disfrutando de este inusitado honor.



En el bar rockero De Rots de Amberes, Bélgica, me encontré con este hermoso mural de Mick Jagger.

Le dije con franqueza de que yo era una periodista de música de un país pobre, pero que ninguno de mis colegas dentro o fuera de Honduras, era tan ricos como yo ese día.

Jagger respondió con un emoticon de sonrisa y dijo que eso era dulce de saber y que deseaba saber cuánto tiempo tenía de ser una fan, obviamente dejando el espacio abierto para que yo se lo detallara mejor.

Le conte cómo fue que comencé a escuchar la música de los Stones en mi entorno familiar y luego en la escuela y que fue cuando descubrí como me encantaba el logo de la banda y que desde los 70s deseé tener algo que tuviera ese símbolo y que se hizo realidad a los diez años de edad,  cuando recibí mi primer regalo con la imagen de los Stones y que desde entonces no he dejado de coleccionar sus artículos.



Para una sesión de fotos con el diario deportivo Diez de El Heraldo, aparecí con una camiseta de los Rolling Stones.

Jagger me dijo que no tenía idea de que fuera tan seguidora de la banda (creo que me lo dijo quizás por el hecho de ser de Honduras) y que tenía una muy agradable personalidad y que por ende, deseaba darme un privilegio: un acceso directo a sus canciones a través de mi teléfono y otros dispositivos por medio de las tiendas Amazon,  para que además,  estuviera informada sobre las más recientes canciones en las que él trabajaba y que le hiciera saber si estaba interesada para que el pudiera decirle como conseguirlo.

En ese instante fue cuando vi la oportunidad de alguna manera,  de acercarme a Jagger como lo que soy, una fan, pero también una periodista.

Le respondí que le agradecía de corazón la oportunidad que me ofrecía, que me dejara saber cómo podía hacer para conectarme con el sistema que daba entrada a ese mundo privado musical de Mick Jagger y le comenté que lo había visto en su video bailando hacía poco y que noté la adrenalina al tope que exudaba, lo que significaba que estaba de lo mejor físicamente y que me alegraba de ello.



Para sesión de fotos para Extra Entretenimiento de La Tribuna, me puse guapa con otra de mis camisetas de los Stones.

Y terminó diciéndole lo que mi instinto de profesional del periodismo musical desde hace décadas, me dictó: que cualquier vez que él quisiera concederme el honor de responderme unas cuatro o cinco preguntas vía correo para mi portal de música y entretenimiento, que ese sería el máximo sueño hecho realidad para mi, además de que le comenté que he hecho muchos programas de los Stones a lo largo de las décadas en radio, pero que jamás imaginé que este día tomaría lugar.

Como para probarle mi afición por la banda, procedí a enviarle una foto que me tomaron para un calendario de personalidades hondureñas destacadas en diversas áreas, en donde aparezco apoyándome en un libro rojo de fotos de los Rolling Stones nada menos y le contó dicha anécdota.



Para la sesión de fotos para el calendario 2013 de Orgullosamente Catracho, aparecí con un libro de los Rolling Stones.

Acto seguido, le envié otra foto en donde aparezco con mi madre en el evento de lanzamiento de dicho calendario en un hotel,  sosteniendo la página donde aparece dicha foto bajo el mes de noviembre y le dije a Mick que se la enviaba porque quería que conociera a mi mamá, la que había apoyado mi gusto por los Rolling Stones desde siempre y que no podía dejar de estarme acompañando en ese momento especial.

Le dije que el motivo de enviarle las fotos era para probarle mi amor por la banda en mis momentos profesionales y personales y para que conociera algo más de mí, ya que el parecía estar un poco interesado.

Y el pasó a alabar la belleza de mi mamá, y mostrando entusiasmo por el tipo de fotos personales que le había remitido y me dijo que con gusto me dejaría su correo personal para que le escribiera.



Con mi mamá en el lanzamiento del calendario Orgullosamente Catracho en el Hotel Intercontinental de Tegucigalpa.

Casi me da infarto cuando leí eso, pero cuando le estaba respondiendo para agradecerle todos sus detalles, no pude enviarle el mensaje porque aparentemente Jagger hizo algo para no seguir en el contacto.

Ese día le retiró el “like” a mi comentario,  pero me siguió en twitter por tres días y luego m dejó de seguir, pero le volvió a poner el “like” al comentario.

Yo jamás comenté en twitter lo que había pasado, solo en mi perfil personal de facebook a grosso modo.

Digamos que aprendí de la forma dura,  algo que debería haber sabido o presentido previamente, o quizás lo leí alguna vez, pero no lo recordé de la pura emoción: que Mick Jagger no simpatiza con la prensa y la principal razón es porque un diario inglés que publicaba chismes, en los 70s una vez este tabloide patético envió  a la policía a una mansión donde él y Richards experimentaban con drogas fuertes,  para que los arrestaran, quizás porque alguno de ellos no hizo algo que le pidieron.



Mick Jagger detesta a la prensa, por experiencias amargas que ha tenido con tabloides de su país,  que a veces han involucrado a Keith Richards.

Yo no avalo las drogas para nada, es más las detesto; pero creo que cada quien es dueño y señor de lo que hace en su propia casa, siempre y cuando no se mate a nadie, ni se incendie la casa.

Lo que más me pesa es el hecho de que no le solicité formalmente una entrevista al ídolo, sino que solo le mencióné si alguna vez el deseaba responderme unas pocas preguntas, que eso me haría muy feliz;  algo diferente a solicitarlo directamente.

Obviamente Jagger al ver que comencé a comportarme de alguna manera como periodista, puesto que me escogió para hablar normalmente en privado;  decidió cortar la conversación, no sin antes enviarme un mensaje subliminal de que yo realmente le agradaba, al seguirme durante tres días más en twitter.



Con un busto de bronce de Mick Jagger en el Hard Rock Café de Chicago.

No niego que lloré por la estupidez que considero que cometí al mencionarle que si alguna vez deseaba responderle algunas preguntas, que eso la haría muy feliz;  considerando que esa fue mi forma de perder el hilo de comunicación con una de las personas que más admiro a nivel artístico y lo que fue un honor que me confirieron,  sin hacer nada extraordinario para llamar la atención de Jagger.

Y esto lo enfatizo por dos razones específicas, a los pocos días de mi experiencia con el líder de los Rolling Stones, me di cuenta de dos casos de personas muy reconocidas en América Latina que si hicieron algo audaz,  para llamar la atención de Jagger.

Vi en un programa masivo de televisión mexicano llamado Intrusos , a la famosa presentadora Atala Sarmiento,  aprovechando un momento en el que estaba de pie y frente a sus compañeros, para hacer repentinamente un baile a lo Jagger, que le salió espectacular por cierto.



Atala Sarmiento bailando como Mick Jagger en el programa Intrusos.

Obvio que por ser ella una figura internacional, ese video se debe de haber hecho viral, por lo que tiene probabilidades de que Jagger lo vea y se ría de gusto por la simpatía de la carismática mexicana.

Y por otro lado, por esos mismos días, me enteré de que el jugador de futbol argentino Oscar Ruggeri, le dejó en Instagram un mensaje grabado a Mick Jagger para que este lo escuchara, a pesar de que lo hizo en un inglés algo “golpeado” y le pidió a todos sus seguidores que tagearan al cantante para hacer que este lo escuchara.

No se si lo habrá escuchado el saludo, pero Ruggieri también fue a un programa de televisión y se tiró un baile a lo Jagger haciendo la Gallinita, tal como decía la nota de prensa.



El ex futbolista Oscar Ruggeri, bailó al estilo Jagger en un programa de Fox Sports.

Pues modestamente, yo recibí la atención de Jagger sin hacer nada extravagante para atraerla, solo un mensaje cálido, honesto,  de fé, que aparentemente el valoró mucho.

Para el cumpleaños 76 del ídolo, le dejé un tweet en donde le dije: “No importa adonde sea que viaje por el rock & roll: México, Europa, Estados Unidos o mi propio bello país, si avisto la imagen del extraordinario MICK JAGGER, tengo que capturar ese momento especial con él. Esta es una forma muy especial de celebrar los 76 años de mi querido ídolo, la estrella de rock más grande del mundo. HAPPY BIRTHDAY #mick #jagger

Me quede con las ganas de entrevistarlo y de seguir hablando con él?



Antes de salir al aire en un programa de televisión en San Pedro Sula, me tomó este recuerdo, ataviada con mi camiseta de los Stones.

Si.

Me siento frustrada aun por lo que no debería de haberle dicho?

Un poco.

Pero ya no me importa casi, porque la satisfacción que llevo por dentro por mi experiencia tan única, es algo que nada ni nadie podrá arrebatarme y me siento contenta de compartirlo con mis lectores.



Será un honor permanente el que Mick Jagger haya buscado platicar conmigo.