En Un Dia Como Hoy

15 de julio

15 de julio,1973.-El gran Ray Davies, máximo compositor, guitarrista rítmico y cantante principal de The Kinks, deshecho por el agotamiento y los problemas personales, deja su banda. Pero regresa a la semana, así que fue más una vacación. Le acaban de conceder el título de Caballero en Inglaterra esta semana, por cierto.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

LA HISTORIA DEL MEGAMETAL: SUDOR, PASIÓN Y BUTACAS INCENDIADAS. PARTE II

Ya para el 2003, Delirium ya sin el Tremens y con cantante y bajistas diferentes a los que participaron en los dos primeros festivales; contaba con una mucha mayor cantidad de fans y tenían éxito seguro por lo general en sus conciertos normales.

Las comparaciones de diversos aspectos en torno a la banda en diez años de no haber hecho su festival, eran como el día y la noche, de acuerdo al guitarrista y máximo compositor del grupo, Fernando Lezama.

Ya tenían un grupo de trabajo más organizado, el audio y la producción de sus conciertos era mucho mejor; ya se preocupaban por sonar bien, tenían su propio sonidista, casualmente el hermano del tecladista de Fusión, Alejandro David, el ya hiper reconocido Rafael David, ex miembro de Horgkomostropus, banda de death metal contemporáneos de Delirium Tremens a inicios de los 90s.



Rafael David para el 2003, había grabado dos discos con Delirium y se convirtió en su sonidista desde antes.

Los miembros de Fusión que eran patrocinados por Disrocael, fueron de gran ayuda en el Megametal 93; pero los Delirium jamás imaginaron que un familiar de un miembro de esa banda, sería como un integrante más de su agrupación años más tarde.

Y para el gran regreso del Megametal en el 2003; los Delirium se “la jugaron” y decidieron hacerlo en tres ciudades: Tegucigalpa, Comayagua y San Pedro Sula, única vez que se ha hecho algo así.

Pero escogieron solo dos bandas para hacer el recorrido al menos en dos ciudades: G.O.D. y Xendra, una banda muy afin a Delirium, ya que era formada por tres ex integrantes de su banda amiga Trauma y con su ex cantante “El Chino” Morales.



Uno de los afiches del Megametal 93.

Prometía ser un regreso a las armas muy cargado,  puesto que ambas bandas eran buenisímas y sus composiciones eran muy apreciadas por los metaleros nacionales y todas habían sacado al menos un disco a la luz.

En Tegucigalpa fue fácil decidir donde realizarlo, ya que en el 2002 ya habían hecho un concierto masivo ahí: en el parqueo del Instituto Hondureño de Educación por Radio (IHER) en el barrio Abajo.
Además, su sonidista Rafael David era empleado de esa entidad y por ende, el sistema de audio fue alquilado a ellos, así como las luces, ya que el IHER tenía su propio PA, además de un sonidista estudiado en Estados Unidos, Javier Díaz Cuadra.



El IHER para el 2003, ya era lugar de grabación de Delirium y su parqueo fue el predio del Megametal 93 Tegucigalpa.

Además, el IHER tenía a un técnico asistente en su estudio, como lo era en ese tiempo, Rafael David, que se convirtió en el sonidista de los sueños de Delirium y el que ya les había grabado dos discos.

Lo hicieron un sábado 17 de mayo, 2003 a partir de las 6:30 de la tarde y anunciaron que tendrían seguridad privada y policial, dando a entender claramente que en diez años las cosas habían cambiado y que la banda no iba a tolerar actos de violencia en su festival.

La entrada costaba 65 lempiras y anunciaron puntualidad en los tiempos de arranque de show de cada banda, y aunque su nueva producción de evento, era relativamente sencilla; pero lograrían sacar un sonido decente y una iluminación adecuada.



G.O.D., una prominente banda de thrash-speed metal fue una de las estrellas de las tres ediciones del Megametal 2003.

Cada banda tocó hora y media y asistieron más de mil personas y se sintó una buena energía entre la gente y los músicos.

Los afiches del Megametal 2003 fueron uno muy básico de fondo negro y letras blancas y otro en gris y blanco con un cielo abierto y una estatua de angel sosteniendo una guitarra eléctrica.

Delirium sacó su primera camiseta de banda con el disco “Xibalbá”, pero para el Megametal 2003 no sacaron una; aun no manejaban el “marketing” de la imagen del grupo del todo bien.



El otro afiche del Megametal 2003.

De todas formas, esta camiseta no hubiera sido bonita siendo honestos.

Delirium tuvo poder de convocatoria fuerte, porque ya había un mito en torno a los dos primeros festivales y tenían el sincero deseo de llegar a todos los lugares que fueran posibles.

Y ese fue el primer Megametal en el que participó el bajista Juan Sebastián Laínez, ex miembro de Anarquía de La Ceiba, quien sustituía a Pedro Portillo.

Delirium escogió como segunda parada del Megametal 2003 la ex capital hondureña, Ciudad de Comayagua, en donde tenían una buena cantidad de leales seguidores y es una zona a la que le tienen afecto, y a la que van sin falta a presentar sus discos de los últimos diez años.

Es una plaza que es importante para ellos, les atrae fans de otras ciudades cercanas de Comayagua , La Paz y hasta de Cortés y además, es económicamente factible para la banda.



Una de las dos mantas que Delirium usó para decorar el salón donde tocaron las bandas.

Ese lo hicieron el sábado en el Club de Leones de Comayagua de nuevo junto a G.O.D. y Xendra y colocaron una manta con la portada del disco Abismo atrás y además, otra manta que decía “Megametal 2003” en franjas rojas y negras y las letras en blanco.

Fue un muy buen concierto, de mucha nostalgia para los fans, al ver al vocalista que sustituyó al Chino Morales,  Gilberto Ruiz cantando con Delirium y a la vez, ver al amado Chino cantando con su nueva banda Xendra, y poder ver a los ex Trauma, parte vital de los dos primeros festivales; ahora al frente de Xendra.



El Club de Leones de Comayagua acogió al Megametal 2003 Comayagua.

Esa noche para hacer algo diferente; Delirium invitó a los guitarristas de G.O.D. y Xendra al escenario a hacer un “jam” con ellos al momento de tocar “Espejos”,  que fue una bonita convivencia entre ellos.

Al terminar el Megametal 2003 Comayagua, todas las bandas firmaron autógrafos y mostraron una cara de felicidad que no se les vio a la gente de dos bandas que participaron en los dos festivales anteriores, debido al stress que implicó participar en ambos.



Xendra fue otra de las bandas oficiales del Megametal 2003 en sus tres ediciones.

Llegaron unas 300 personas, pero Delirium no tuvo una buena ganancia; porque fueron muchos gastos; pero no les importó, porque la mística era compartir con sus colegas y disfrutar tocando de nuevo en su propio festival.

Pero realmente según Lezama, las ganancias de Delirium siempre son pírricas; y es un hecho que en los últimos años, lo que les ayuda es la venta de camisetas de la banda y a veces, parte de la venta de cerveza en los locales.



Afiche del Megametal 2003 San Pedro Sula. (Fineza de Angel González de Profetas)

El sábado 26 de julio, 2003 hacen el Megametal 2003 en el Museo de Antropología e Historia de San Pedro Sula con Xendra, G.O.D.y Profetas de SPS, dando inicio a las 5:30 de la tarde y por un valor de 70 lempiras.

Era cinco lempiras más caro que en Tegucigalpa, obviamente por el hecho de trasladarse hasta San Pedro Sula y además de que era una banda más de las que hubo en la capital y además, se iban a reservar el derecho de admisión para prever no dejar ingresar a gente reconocida como bravucona, para evitar hechos violentos.

Los sampedranos se mostraron encantados de tener su primer Megametal y respondieron con fuerza y era la primera vez que una banda de metal de dicha ciudad participaba.



Los Profetas en sus meros inicios. Fue la banda sampedrana invitada al Megametal 20003 San Pedro Sula.

Fue un muy buen concierto y el afiche fue realizado en la ciudad de San Pedro Sula.

Fue fácil para Delirium meter otras nuevas y atractivas opciones de metal hondureño en el 2003, porque habían más propuestas interesantes y la escena vibraba con mucha música original.

Aun no se daba el desfile de bandas tributo de metal tan comunes ahora; los músicos hacían un esfuerzo genuino por componer y grabar su música.



Tino Martínez y Fernando Lezama tuvieron que recordar a puro esfuerzo varios detalles de su festival.

Fue un buen regreso el del festival de ese año; pero de nuevo Delirium se paró con el Megametal y esta vez fueron cinco años.

La razón de nuevo fue un enorme impulso de hacer música propia y preparar nuevos discos como ser “Los Signos del Fauno” que saldría en el 2008, el mismo año que volvería el Megametal.

El Megametal 2008 fue ya de mejor organización y presentación de su festival, puesto que ya contaban con su logo de la calavera con las dos guitarras entrelazadas y el pabellón nacional a la derecha y a la izquierda.



Afiche del Megametal 2008 en su única edición.

Ya para ese tiempo, el Megametal era un evento más preparado y versátil y lo hicieron con bandas tradicionales, de cierta trayectoria y nuevas, de todo un poco.

El local escogido, fue uno apropiado sin duda; Cairo´s Sport en las cercanías de Unitec en Tegucigalpa, para lo que pagaron de alquiler entre 12 y 14 mil lempiras y el bar se quedó con la ganancia de la venta de bebidas alcohólicas.

El Megametal 2008 del 1 de noviembre en Tegucigalpa,  contó con la participación de nuevo de sus amigos de G.O.D. y también de Profecía, a los que invitaban por primera vez.



Camiseta del Megametal 2008 (cortesía de Walter Lenin Sosa de Maintower).

 

Se estelarizó a cuatro bandas nuevas: Vendetta, Apeiron, Wicked y Maintower y la entrada costó 130 lempiras, 65 lempiras más que que en el 2003, por todos los costos que el festival mejorado, implicaba.

Daba inicio a las 3 de la tarde y aunque no faltaron algunos que se quejaron del precio de la entrada, Fernando Lezama piensa que razonar de esa forma no es lógico, porque había que analizar lo que les estaban entregando a los fans en todos los sentidos y superados.

“Ya para el 2008, cabía cobrar esa cantidad por todo lo que les estábamos ofreciendo a los fans de mejor forma, empezando por el local, un lugar seguro, bien ubicado, espacioso y con venta de cerveza a buen precio.



Cairo´s Sports cerca del anillo periférico de Tegucigalpa, resultó ser un local adecuado para el Megametal 2008.

Nosotros siempre hemos cobrado barato; nuestra idea siempre fue ser accesibles para que todo el mundo llegara.

Me imagino que 130 lempiras en el 2008, era un buen precio para cobrar en un festival grande como ese, que es similar a lo que cobramos ahora, de acuerdo a la situación de la economía en Honduras en este momento.”

Y es que para el 2008, el Megametal ya presentaba siete bandas por primera vez; fue un aumento de tres bandas desde el 2003 en el evento de SPS y de cuatro desde el evento de Tegus y Comayagua.



Fernando Lezama asegura que no pueden estelarizar tantas bandas en el Megametal por diversos motivos, empezando por los costos.

Vendetta era una banda death metal con tres años de haber salido y tenía escandalizada a la mara metalera más joven y Wicked de San Pedro Sula a partir del 2004 que comenzó a tocar metal core se volvió más atrayente.

Vendetta en su debut en el Megametal 2008 se paró furioso en el escenario y salieron con todo, quizás más que las otras bandas participantes.

Apeiron, heavy metal de las pampas olanchanas, venía dando solo buenas señales con su poderoso sonido y la estridente voz de su cantante desde el 2006, y Maintower comandada por el ex vocalista de Profecía; desde el 2005 se estaba imponiendo con ganas.



Vendetta fue una de las bandas jóvenes y hambrientas que debutó en un Megametal en el 2008.

Nuevamente Delirium advirtió que se tomaría la libertad de decidir quién entrara aunque quisiera pagar la entrada,  para garantizar el orden y la seguridad.

Delirium reconoce que les encantaba tener en su festival a G.O.D. porque les tenían confianza y escogieron a estas cinco bandas porque verificaron que todas hacían buena música y el objetivo de ellos, seguía siendo empujar los proyectos de metal inédito.

G.O.D. siempre hace una gran labor en el escenario, ellos son de las mejores propuestas de Honduras desde que comenzó el metal aquí.

Wicked también salió aguerrido al escenario,  a pesar de que no era su ciudad y los que son todos unos campeones del metal pesado hondureño, Profecía, estuvieron muy bien.



Apeiron fue otra de las bandas nuevas de la escena, que se estrenaron en un Megametal en el 2008.

 

Delirium asegura que no mira como competencia a Profecía, ya que Delirium es más “thrashoso”.

Para el 2008, había una buena evolución del metal en Honduras y Delirium quiso abrirles la puerta.

Razonan que más bien en el presente hay muchisímas y no es tan fácil abrirle la puerta a todas y son conscientes de que nadie en Honduras, pagaría lo que cuesta un festival de tres días para poder estelarizar a todas las propuestas.



G.O.D. participó en su cuarto festival Megametal en el 2008 con su cantante y guitarrista nuevos,  César Palma y Orlando Arita.

 

De ese tema precisamente es sobre el que se pronunció Delirium,  por aquella especulación de que la selección de bandas para los Megametales, es algo muy personal de ellos; o sea que repiten bandas con frecuencia por ciertas razones.

Entonces ante la interrogante de cómo es que las escogen; explican que el panorama del metal catracho cambió con el surgimiento de tantas bandas en el Nuevo Milenio.

Como les interesaba que les llegara gente a los festivales; sabían que tenían que mezclar a las bandas consagradas,  con las bandas de mediana trayectoria y con las de reciente aparición.



La pujante y nóvel banda de metal capitalina Maintower en el 2008, tomó parte en su único Megametal.

Ahora que hay tantas bandas; todas quieren participar y como no hacen eso, los acusan de que tienen una “argolla, porque se enojan y eso es totalmente evidente.

Pero la fea realidad,  es que Delirium no tiene capacidad de armar un proyecto tan grande;  y por otro lado, si se deciden a meter más bandas; se tendría que comenzar muy temprano y está comprobado que ni siquiera a las 2 o 3 de la tarde, hay suficiente gente en los locales de los Megametales.

Simplemente no hay cultura de puntualidad,  ni la voluntad de querer pagar un precio justo para un festival más grande.



Profecía, una verdadera fortaleza de metal pesado hondureña; debutó en el Megametal en el 2008.

Entonces ante esta realidad, parece ironía que la gente espere que hayan más bandas, porque ni siquiera tienen la voluntad de llegar a las 2 de la tarde para apoyar a los que arrancan; que siempre son los “sacrificados”.

Las bandas que abren los Megametales tocan ante 30 o 40 personas y el punto es que la gente llegue y que apoye todas las propuestas que aparecen en un Megametal.

Delirium por su parte, fue evolucionando en su festival conforme a una dinámica establecida, pasito a pasito; pero ahí iban!

Y consideran que aunque algunos lo digan, ellos no son una empresa.



Wicked, banda nueva e inquieta de San Pedro Sula, fue invitada al Megametal 2008 en Tegus.

Claro que tienen todo el interés en sacar los costos de un festival, y si queda algo en el platito después; pues que bueno!

Pero realmente el objetivo de Delirium es, empujar la música pesada hondureña, algo que es una consigna en su existencia como unidad artística.

Pero ese objetivo recibe presiones, porque las bandas de metal se han triplicado, y más ahora, que las bandas de antes, se están reformando.



En esta foto se aprecia como es cierto lo que dice Fernado Lezama: las dos primeras bandas tocan ante muy poca gente, porque no hay puntualidad.

La ironía es que cuando comenzó el Megametal, la lucha era porque existieran más bandas de metal, porque habían muy pocos grupos del género.

No obstante, la lucha continúa pero por otras motivaciones.

Al Megametal 2008 asistieron entre 1,200 y 1,300 personas; pero también se vio una actitud diferente.

La gente ya demostraba un deseo genuino de apoyar al metal nacional.



El Megametal se tenía que hacer anualmente, porque la gente ya demostraba verdadero aprecio por las bandas nacionales.

Y con las múltiples opciones al alcance para explorar y disfrutar de la música hondureña a través de plataformas digitales; los milennials y también algunos mayores; hasta ven de menos a los grupos, por la gran variedad que existe.

Y Delirium en el 2008, hizo lo mejor que pudo en su show, lo que es una obligación permanente para ellos, y más que ya estaban armados con nuevas condiciones de audio y luces, y tenían a un super bueno guitarrista nuevo, Joe Casto.

Delirium al ver esa respuesta tan amplia de la comunidad metalera capitalina en su cuarta edición; se convencieron totalmente de que fuera lo que fuera que hicieran de ahí en adelante; el Megametal debía hacerse cada año, porque había una necesidad imperativa por tener un festival de metal anual propio y que no dependiera de ningún factor externo corporativo, gubernamental o de otro tipo; para que pudiera llevarse a cabo.



Para el Megametal 2008, Delirium promovía su disco Los Signos del Fauno.

Bastaba con la voluntad de la banda.

Aunque la verdad en esos días, los conciertos normales de Delirium eran muy concurridos; pero el Megametal era algo que debía “institucionalizarse” como la vitrina de exposición de varias de las mejores propuestas de metal hondureñas y que fuera algo que la comunidad esperara cada año.

Pero a pesar de ese discernimiento; en el 2009 el Megametal no se pudo realizar, por la situación política que se dio en el país con el derrocamiento del presidente José Manuel Zelaya y por ende, se tuvo que esperar hasta el 2010.



Afiche del Megametal 2010 Tegucigalpa.

El 10 de diciembre, 2010 tomó lugar esa edición en el estacionamiento del popular antro rockero Bull Bar de la colonia Palmira con los viejos amigos de Delirium, Xendra y G.O.D. Vendetta y dos bandas nuevas más: Agonía y Avantgard.

La entrada costó 160 lempiras, le subieron 30 lempiras al boleto porque según la banda, la el terrible caos que produjo la caída de Zelaya elevó los costos de todo en el país y como ellos ya llevaban una producción más elaborada;  tenían que subir el valor.

“Ya no podíamos tocar con un equipo para 300 personas, porque ya sonábamos para más de mil,” aseguró la banda.



Agonía, banda de thrash metal pesadota, hizo su debut en el Megametal del 2010.

Se contó con patrocinadores, que más que nada, eran colaboradores de Delirium que incluían medios de comunicación y una tienda de accesorios rockeros.

Una vez más, la banda se reserva el derecho de admisión y esa vez la seguridad privada sería de lo mejor, porque el equipo de “bouncers” del Bull Bar, era cosa seria.

La banda tenía que hacer ese tipo de “advertencias” porque a lo largo de los años, habían tenido malas experiencias en sus festivales, en los que algunos armaban “vergueos”, palabras literales del guitarrista Fernando Lezama.



Avangard tuvo su única participación en el Megametal en el 2010 antes de deshacerse.

Una especie de cláusula al final de los afiches, para que la mara estuviera más tranquila y estuviera mentalizada que debían de evitar los problemas.

Avangard, banda de power metal que con muchas ganas de tocar estaba recién salida a la escena y Agonía, buena banda thrashera, también con tres años de fundación; quería imponer su marca.

Los G.O.D. tuvieron una excelente presentación y Delirium los considera una tradición del Megametal, aunque no los tengan todos los años a partir del 2010.



G.O.D. volvió a la carga en el Megametal 2010 y fue super bien recibido.

Vendetta también salió a la palestra con algunos integrantes nuevos y dieron guerra, esa era su segunda participación en el festival.

La nota negra de ese Megametal 2010 Tegucigalpa fue que la banda que algunos dijeron que era la que más quería ver la gente y por la que habían viajado ciertas personas a Tegus para verlos (Xendra); esta no se pudo presentar.

Xendra era la última banda de la noche, algo casi inusual en los conciertos de Delirium, pero su razón para eso fue sencilla: querían variar el programa del festival.



Xendra, gran banda de metal de los ex Trauma y Delirium Tremens; no pudo tocar en el Megametal 2010.

El malestar fue evidente en el Bull Bar y luego en redes sociales y las especulaciones estuvieron a la orden del día.

Delirium posteó unas disculpas para Xendra en su página oficial, las que fueron aceptadas diligentemente por los integrantes, los que son personas que le huyen al conflicto.

Delirium alegó en su momento que la organización del evento (entiéndase gerencia del Bull Bar) fue la que ordenó que se cerrara el Megametal 2010 después de que terminara Delirium, y que ellos no tuvieron más remedio y que jamás fue su intención que Xendra quedara fuera del festival.



Vendetta demostró porque tenía revuelta la escena metalera en el Megametal 2010.

Hasta ahora es que Delirium profundiza un poco en esas circunstancias que les causaron pena con sus amigos de Xendra y con el público y especificaron que el festival no se detuvo porque Delirium tocó más de lo debido para que no tocara Xendra, que fue una de las especulaciones que circuló.

El festival tenía que terminar a las 2 de la mañana y a la una, el propietario del lugar, andaba desesperado por cerrar ya el local y por eso no esperó a que Xendra tocara.

Xendra se molestó indudablemente,  aunque después aceptaron las disculpas de Delirium y consideran que el culpable de su cancelación;  fue la persona que sabiendo que había una ordenanza municipal de terminar a cierta hora, no se encargó de llevar el control para que las bandas tocaran en el tiempo pactado e ignoran quien es esa persona.



La revista Click de El Heraldo demostró su apoyo al Megametal 2010.

Xendra nunca le reclamó a Delirium por el incidente.

La revista Click de El Heraldo le dedicó dos página full color a la promoción del Megametal 2010, lo que fue un reconocimiento a la importancia del festival, algo que sin duda, ayuda al objetivo de Delirium de mantener vivo al movimiento.

Ciertos medios entendieron que dar ese aporte, era importante, porque el metal también es parte de la cultura nacional.



Afiche del Megametal 2010 San Pedro Sula.

Delirium agarró envión e hizo el Megametal 2010 en San Pedro Sula también el 6 de noviembre en el Mall Galerías del Valle, teniendo como invitados a Engendro de San Pedro Sula en su debut en el festival, con su black metal desafiante, lo cual demostró una saludable renovación de sonidos por parte de los organizadores.

Delirium apostó por ellos porque ya habían tenido a Engendro en otros conciertos suyos y eran conscientes de que estaban tocando “apretadito”, tenían presencia escénica y su música le gustaba mucho a un sector del público.

La banda no pudo realizar el Megametal 2011, porque no encontraron un local apropiado y para el 2012 lo retoman y logran hacerlo en la Escuela Nacional de Música en la colonia Villa Olímpica el 3 de noviembre.



El Megametal 2012 Tegucigalpa se hizo después de una buena búsqueda de locales, en la Escuela Nacional de Música.

Delirium se sentía de manos atadas por la carencia de locales apropiados para un festival de metal al aire libre; algunos no querían alquilarlos para esa música y hasta ahí llegaban las opciones.

Lo de la Escuela Nacional de Música fue un “invento”; Delirium tuvo que ingeniárselas y les resultó.

Es más, primero se anunció el Megametal 2012 para el sábado 1 de septiembre sin anunciar local, se canceló y se terminó haciendo el sábado 3 de noviembre en dicho recinto.

Se supo que el local tentativo era Domínguez Sport, pero de repente este fue cerrado y se tuvo que correr la fecha.



Afiche del Megametal 2012 Tegucigalpa.

Otro detalle particular fue que en este afiche se incluyó a Blasfemia y ya en noviembre, no fue incluída en el Megametal 2012 en la Escuela Nacional de Música.

Y todavía hay otro detalle de gran importancia en torno a este Megametal 2012, lo que reflejaba la urgencia de Delirium de materializar su evento a como diera lugar.

Incluso salió un afiche en Nicaragua anunciando que el Megametal 2012 de Delirium se realizaría en septiembre en Managua con ellos y las bandas nicaragüenses Cripta, Alacrán, Mortem, Evola-5 , Powerslave (tributo a Iron Maiden) y otra más.



Afiche del Megametal 2012 Tegucigalpa.

Claro que eso fue solo un impulso, nunca se concretó y más vale porque se hubiese distorsionado el concepto del Megametal.

Lo convocaron para las 4 de la tarde y la entrada la pusieron diez lempiras más barata que en el 2010, porque el aumento fue necesario, por el tipo de local donde lo realizaron: el parque de un bar rockero de lujo.

En el 2012, Delirium invita a ser parte de su evento a sus viejos amigos de Orins, inolvidables por haber sido parte de la historia en Megametal 93.

Orins se reformó en el 2009,  pero comenzó a presentarse en forma normal a partir del 2011 y querían salirse del circuito de bares para variar y ser parte de un escenario grande y Delirium los recibió con brazos abiertos.



En un afán por hacer su evento cuando no tenían local,  Delirium hasta estudió la posibilidad de hacerlo en Managua, Nicaragua en el 2012.

Ya con sangre nueva en parte en guitarras y bajo, Orins volvió a ser parte de la familia original del Megametal y arremetieron con fuerza y la gente quedó fascinada.

Para Delirium, Orins vale en todos los sentidos.

También hizo su debut en el festival, la hambrienta banda de metal industrial Godzend, talento fresco que hacía cinco años había ganadao la Batalla de la Bandas Pepsi Max y quizás por eso, por su aspecto y por su propuesta inusual;  había recelo hacia ellos por parte de bastante gente.



Godzend meció el Megametal 2012 e hizo cambiar de enfoque a los que lo subestimaban.

Pero el show que presentó Godzend en general fue tan completo, que como dice Delirium: “le callaron el pico a todos los que renegaban de ellos.”

También hizo su debut en el Megametal 2012,  la banda de metal progresivo Albatros, que siendo una propuesta fresca y diferente, se la “volaron”, a pesar de que la gran mayoría hasta ese día los conocía.

En el Megametal 2012, Engendro se presentó por segunda vez en dicho festival e impuso un buen espectáculo con su “corpse paint” y su siniestra presencia.

La raza metalera supo demostrarles su agrado.



Engendro trajo su espectáculo oscuro a Tegucigalpa en Megametal 2012.

G.O.D. como es su costumbre; levantó a la gente con su speed thrash metal complejo y cautivador y fueron de lo mejor de esa noche.

Y desde Nicaragua como invitados vino Cripta, la primera banda de metal no hondureña que se presentaba en un Megametal.

Conocidos como los Iron Maiden nicaragüenses, esta excelente banda venía haciendo bulla desde 1996 y pegaron con tubo con la raza metalera.

Y Delirium dio un show de pesos pesados, siendo ese el primer Megametal en el que participaba su nuevo cantante Elías Espinal.



Cripta de Nicaragua la armó por partida doble en los Megametal 2012.

A pesar de que la Escuela Nacional de Música resultó ser un predio muy aceptable; no se pudo volver a usar porque el director de la Escuela Nacional de Música tuvo que aguantar la semana después, las quejas de vecinos del lugar, que incluso mostraron su desagrado de tal forma por el festival; que de una casa arrojaron piedras grandes y no solo escaparon de lastimar personas, sino que rompieron el vidrio delantero del carro de uno de los músicos.

Pero sin perder tiempo,  Delirium enfiló hacia San Pedro Sula por segunda vez con el Megametal y el sábado 15 de diciembre lo llevaron a cabo en el amplio Complejo Patria Marathon, comenzándolo a las 4 de la tarde.



Afiche Megametal 2012 San Pedro Sula.

La entrada la dieron a 150 lempiras, 80 lempiras más caro que en el 2003, pero eran más que justificados.

Era primera vez que los patrocinaba una cerveza, siendo Breda, la que se estuvo proyectando de gran manera con el metal hondureño.

Y Lezama aclara que eso no fue realmente un patrocinio, sino una alianza estratégica.

Esa fue la vez que Blasfemia hizo su debut en un Megametal y está de más decir que se metieron al público en la bolsa, porque su show aunque controversial; es aceptado porque se mira como buen entretenimiento,



Blasfemia se estrenó en el festival en la edición sampedrana del 2012.

Blasfemia se puso en contacto con Delirium con mucha antelación y les pidieron participar, y por tener una excelente trayectoria y mítica presencia escénica; sin contar su gran base de fans; Delirium aceptó con gusto.

Fueron invitados para darle versatilidad a la cartelera de bandas del evento, porque como dice Lezama: es bueno tener un poquito de todo.

Y siempre en la línea del death metal, un sub género que no se había dado mucho en el Megametal, fue incluído la banda de grindcore Krisis de San Pedro Sula, de gran calidad musical en su estilo y les tenían fé porque era conformado en buena parte por amigos de cierto tiempo de Delirium de dicha ciudad.



Krisis tuvo una brutal presentación por primera vez en un Megametal en la edición 2012 sampedrana.

Krisis simplemente armó el “cagadal”.

Aunque los nicas de Cripta no aparecieron en el afiche oficial, porque fueron incluídos a última hora; tuvieron un excelente show y se sintieron muy motivados con el respaldo cálido sampedrano.

Profetas tuvieron su segunda aparición en un Megametal y también recibieron todo el apoyo de su pueblo y estuvieron muy bien.

Y desde Costa Rica vino el segundo invitado internacional de Delirium, la banda de metal profano Heresies, la que vino a causar impacto a San Pedro Sula por su evidente talento para el metal extremo y su performance escénico.



Los ticos de Heresies se pulieron en el Megametal 2012 de SPS.

Volvieron a invitar a sus amigos de Orins, que hicieron las delicias de San Pedro Sula; siendo la primera vez que tocaban en dicha ciudad desde que se reformaron.

Allá les probaron que su reputación del disco “Prisionero” les precedía también.

Delirium razona que toda banda que ha tocado en su festival, le ha ido bien.

“Las bandas que aparecen en nuestro cartel saben a lo que se meten y por eso dan lo mejor; porque es una vitrina importante.



Orins tuvo su segundo show megametalero en SPS en el 2012.

Saben que tienen que sonar bien; sino se los “comen vivos”.” acota Fernando Lezama.

En el 2013, el Megametal se llevó a cabo el 2 de noviembre en Legend´s Sports Bar del ex Holocausto, Luis Castellanos, en el antiguo local de Cairo´s Sports Bar en donde se realizó el Megametal 2008 y por cierto, llevó una especie de patrocinio de Cerveza Salvavida.

Costó 150 lempiras y arrancó a las 3: 30 de la tarde con la puntualidad anunciada.

Se retomó a dos de las atracciones del Megametal 93 como ser Orins y Trauma, que se había reformado recientemente, puesto que Xendra ya estaba desintegrado.



Afiche del Megametal 2013 en su única edición en Tegucigalpa.

Se invitó por segunda vez a Blasfemia y a Profecía, que sabían que eran bandas que iban a pegar mucho por su trayectoria desde los 90s y su masiva aceptación.

Profecía tuvo una buena presentación, pero un problema con el sonido ocasionó la molestia de los integrantes.

Blasfemia ese día a la caída de la tarde, hizo su show de quema de biblia que como siempre, causó revuelo y fue el estreno del nuevo guitarrista de la banda, Eduardo Salgado.



Blasfemia hizo tronar el comienzo de la noche del Megametal 2013.

Ese día fue el debut en el Megametal de la banda de power metal Atlantis Symphony, que fueron los que abrieron el festival y también lo fue para la veterana banda de death metal Holocausto,  que se había reformado hacía poco también.

Y esa noche, Delirium no cerró el Megametal sino que fue Heresies de Costa Rica, invitados por segunda vez y se lucieron, quedando los ticos sumamente complacidos con la recepción que obtuvieron.



Profecía tocó muy bien junto a su frontman Fernando Yánes.

Delirium tuvo un show tremendo y esperaban poder agasajar a los fans capitalinos con la presencia de su ex vocalista Diego Navas, pero este tuvo un inconveniente y no pudo venir desde San Pedro Sula, pero en su lugar estuvo el ex vocalista Francisco Javier Morales, el que cantó clásicos como “Resistol” con la banda que lo lanzó a la fama.

Se vio a un Chino animado y logró levantar a la gente que siempre lo ha querido mucho.

Holocaustó demostró que su nueva era valía la pena porque se sintieron de lo más sólidos y motivados y fueron recibidos con verdadero entusiasmo por los fans.



Holocausto se estrenó en el Megametal en el 2013 con una presentación super sólida.

Orins como siempre con un repertorio que hace vibrar a la gente, y aunque estuvieron increíbles como siempre; la lluvia fuerte les cayó encima, pero muchos no se movieron y la banda siguió tocando, lo que fue una muestra del amor que les tienen.

Pero tuvieron que recortar su set de todos modos, aparte de que ese día hubo diversos problemas de audio en las presentaciones de varias bandas.

Pero esto no pareció molestarle a la gente tanto, porque las más de mil personas presentes andaban activadas.



Trauma fue el “sacrificado” en Megametal 2013 por causa de un imprudente colaborador de Delirium.

Trauma, una banda muy esperada obviamente; y dieron el show que todos esperaban con sus clásicos y sus nuevos temas con mucha precisión y vigor.

Pero infortunadamente su actuación fue interrumpida bruscamente, porque un técnico de Delirium sin permiso de la banda, los desconectó y quedaron todos confundidos.

Uno de los integrantes hizo muy evidente su enorme molestia ese día y luego a través de redes sociales y Delirium se sentía muy avergonzado con ellos.

Reproducimos esa parte de la disculpa de la banda hacia Trauma:



Los fans del metal capitalino concurrieron en manada y con alegría al Megametal 2013.

“Siempre existen también cosas negativas y en este caso estamos apenados con nuestros hermanos de Trauma, debido a la falta de respeto, ética y profesionalismo por parte de un miembro del staff de escenario que se tomó atribuciones que no le corresponden y cometió tremendo e imperdonable error.

Ya que nosotros somos organizadores, tenemos que poner la cara por eso y pedimos disculpas a Trauma y al público por el inconveniente que esta persona ocasionó.

Ya tomamos acciones por este inconveniente.

Otro inconveniente fue la lluvia, quien ocasionó detener el evento por un momento para evitar problemas con el equipo, lo bueno que el público tuvo paciencia para que se restableciera el sonido.”

Se podría decir que lo mejor de ese Megametal 2013 fue la actitud, la paciencia y la buena vibra de la gente que se concentró en divertirse y apoyar a sus artistas.

En el 2014, el Megametal ya iba adquiriendo matices más grandes.



Afiche de Megametal 2014 en su única edición.

Deciden llevarlo a San Pedro Sula el 1 de marzo a la amplia 105 Brigada y podría ser el festival más ambicioso que habían hecho hasta la fecha, puesto que eran diez bandas.

Ese fue el debut en el Megametal de las nóveles bandas Dragon Eyes de San Pedro Sula y Mefisto de Tegucigalpa.

Los sampedranos fueron los primeros en tocar con su enérgico speed metal y Mefisto con su thrash-black metal tocaron ante muy poca gente, pero lo hicieron con toda la actitud.

Godzend tocó por segunda vez en el festival,  de nuevo con su peculiar show escénico y su estridente metal industrial y asimismo,  Albatros toca por segunda vez con la super técnica que maneja.

Horus hace su debut en el Megametal 2014 con sus dos magníficas vocalistas, las hermanas Stephanie y Samantha Avendaño Hartwell en voz lírica y gutural, siendo las primeras mujeres que participaban en un Megametal como parte de una banda.



Horus se estrenó en el Megametal en la edición sampedrana 2014 y con todo el peso de su talento.

Interpretaron sobre todo el material de su excelente álbum “Contradictions” que estarían lanzando ese año.

Esa fue también el debut en el Megametal de la destacada banda de death metal Perturbación de Tegucigalpa, los que tenían ya mucha fanaticada en San Pedro Sula y los hicieron hacer mosh con el material de su disco debut “Devastación de la Serenidad”.

G.O.D. dio cátedra de nuevo de lo que es un show de speed thrash metal super bien ejecutado y con toda la garra, puesto que tenían en sus filas a un fenomenal guitarrista como lo es Mario Mandujano y al mejor baterista de metal de Honduras, Hector López.

El bajista de Vendetta, Roberto Pérez y el guitarrista Orlando Arita también estuvieron muy bien, pero aunque creo que supo animar muy bien a la gente, el cantante de esa ocasión, Marco Cruz, famoso por su banda Ytterbium; no encajó bien con el tipo de metal que hace G.O.D., pero la banda salió airosa.



La potencia de Mefisto se hizo sentir en Megametal 2014 SPS.

G.O.D. interpretó algunos de los temas que ya tenía listos para su disco del 2016 “Dawn of a New World”.

Ese fue el debut en el Megametal de la notable banda de power metal cristiano Tsidkenu, que tiene en los hermanos Hugo y Thomas Durón, guitarrista y tecladista, una pareja de talentos de respeto.

El detalle era que Hugo en ese tiempo era el cantante y aunque no lo hacía mal; no era la voz que necesitaba su tipo de música, pero Tsidkenu causó sensación.

Delirium marcó pautas de nuevo de lo que es ser una banda profesional en el escenario.

Y desde Costa Rica vinieron dos tremendas bandas de metal extremo con las que trabó amistad Delirium en el festival Siembra y Lucha 2013: Colemesis y Rotten Souls, las que ejecutan death metal y black metal respectivamente.



Godzend tuvo un segundo show de altos kilates en un Megametal en el 2014 en SPS

Los ticos, famosos por su alto nivel en este género, hicieron lo que se esperaba de ellos: reventaron el escenario.

La entrada para el Megametal 2014 en Tegucigalpa fue de 110 lempiras si se ingresaba antes de las dos de la tarde, y de 160 si entrabas después.

Excelente estrategia para atraer gente y así darle apoyo a las primeras bandas.

La banda sintió que podía apostar alto porque ya estaban preparados para hacerlo, la evolución del metal nacional lo permitía también y ya se contaba con más compañías de sonido.



Colemesis de Costa Rica vino a rugir al Megametal 2014.

La escena ha crecido y Delirium debe responder a eso.

Y el debut de Tsidkenu ese año, con el correr del tiempo comenzó a causar algo de curiosidad en algunos y de desconfianza en otros, porque desde ese año, los metaleros blancos no han fallado en un solo Megametal, incluído el del 2018 y los que se hacen en San Pedro Sula.

Hay miembros de bandas de metal que han comentado que Delirium le deja de dar espacio a otras opciones meritorias en sus festivales, por tener una marcada preferencia con Tsidkenu y ellos no dejaron de responder a dicha especulación.



El eminente grupo capitalino Perturbación se estrenó como un campeón en un Megametal en el 2014.

“Creemos que Tsidkenu es una excelente banda y aunque no profesemos la fé evangélica ninguno de nosotros; consideramos que musicalmente son un gran proyecto y de las mejores propuestas que hay en el país.

Todos son músicos sobresalientes, compositores y muy buenas personas.

Merecen estar ahí.”

Y con respecto a las bandas nuevas y no tan nuevas, ya sea subterráneas o no,  que se quejan entre sus grupos de amigos, de no ser tomados en cuenta para el Megametal; Delirium también se pronunció.



Tsidkenu en el 2014 comenzó una cadena de presentaciones en el Megametal que no han parado.

“Entre tantas ofertas de metal hondureño que hay ahora, uno también tiene que discernir.

Eso significa que no vas a poner gente que no pueda tocar bien la guitarra o cualquier otro instrumento.

Nosotros manejamos un control de calidad obligatorio.”

Otra especulación que ha corrido desde hace muchos años por el circuito del metal local, en torno a los Megametales y a los conciertos en general de Delirium;  es un supuesto boicot en el sonido de algunas bandas.



Thomas Durón de Tsidkenu, el tecladista más creativo que hemos visto en un Megametal.

Y se dice que hacen esto para evitar que algunas bandas se destaquen tanto como son capaces de hacerlo, porque no quieren que nadie amenace su show.

Es una situación que les provoca risa a veces, molestia en otras, pero que no van a dejar de aclararla.

Aportaron un ejemplo de lo que hizo una vez, Jeffrey Díaz, uno de los conductores del programa Metalside de Rock & Pop.

Jeffrey se fue a poner al lado de la consola, para ver si algunas bandas sonaban de cierta forma y otras de forma diferente a esas, para ver si era cierto que les alteraban el sonido.



Y al final no pudo determinar ninguna diferencia.

Tino Martínez aportó un poco más de información al respecto.

“Si tocas en una banda y tenés el mismo “setup” que nosotros, en mi caso, la batería; y además todos los mismos niveles, no determina que vas a sonar igual qa nosotros.

Pones a un “brother” a tocar de una forma y pones a otro a tocar de otra manera con el mismo volumen y “setup”, la batería va a sonar diferente, porque cada quien ataca el instrumento de forma distinta.



Jeffrey Díaz de Metalside de Rock & Pop inspeccionó el mismo el sonido en un concierto de Delirium para corroborar si habían anomalías.

Algunos usan baquetas más livianas, otros le pegan más duro a la batería, otros más suave y todo eso influye en el sonido de cada batero.

Lo mismo pasa con los vocalistas, guitarristas, bajistas, tecladistas.

Por tener el mismo instrumento que uno de nosotros; el mismo volumen, el mismo parlante; pero si vos tocas diferente, no es porque se te esté afectando el audio a propósito.

Hay muy buenos músicos que talvez no suenan igual que nosotros, porque usan mucho procesador en la guitarra, por ejemplo y eso también influye en el sonido que sacará con su banda.



Tino Martínez se dio a la tarea de explicar detalladamente porque no todas las bandas que tocan en el Megametal suenan igual que Delirium.

A través de los años, hemos aprendido a sacar bien nuestro sonido, porque lo hemos llegado a conocer bien.

No salimos a improvisar al escenario, salimos seguros de cómo vamos a hacer las cosas.”

Obviamente su sonido es algo con lo que Delirium no juega, y quizás su sonidista, Rafael David, tras operar un par de veces o más a una banda invitada de Delirium; puede ir identificando mejor su particular audio, para poder sacarlo como la banda lo espera.

Son claros en afirmar que es una mezcla de varias cosas.



Orins en prueba de sonido en el Megametal 2012.

Ellos tienen más de dos décadas de tener sonidista fijo, que es como un miembro más del grupo y eso ayuda también a que suenen muy bien.

Rafael David tiene la capacidad de ir conociendo poco a poco el sonido de otras bandas que toquen seguido con Delirium.

Para el caso, Crows Crown, cuyo sonido llegó a conocer tan óptimamente, que hasta lo llevaron para que trabajara con ellos en una gira por Europa y en el festival Wacken Open Air en Alemania.

Se necesitan conocer esos detalles para que una banda entienda que no son boicoteadas y que Delirium no tiene razones para hacer eso.



Rafael David a lo largo de los años llegó a dominar el sonido de Delirium y por eso la banda truena.

Hay bandas que no tienen sonidista asignado por ellas mismas, y hay otras que llegan a tocar y no afinan sus instrumentos correctamente.

Hay bandas que no se han preocupado por estos aspectos y tener un sonidista es fundamental, porque tienen que tener a alguien en quien confíen y que conozca y saque su sonido.

Tengo que reconocer que una banda que si ha tomado cartas en el asunto en este sentido es Vendetta, la que encomendó esa labor a su amigo Carlo Herrchen de Fish Rain Records.

“No podes esperar que alguien que no conoce como sonás, te saque un audio excelente, sino está familiarizado para nada con tu sonido.



Rafael David maneja tan bien el sonido de Crows Crown que hasta se fue de gira con ellos a Europa.

Por eso sin intención de querer sonar como un sabelotodo, las bandas deben preocuparse,  no solo por hacer buenas canciones, sino por como suenan.

Deben preocuparse por su puesta en escenario; no solo por tocar bien, sino que por sonar bien y la persona que está en los controles, también cuenta en lograr eso.”

En el 2015, Delirium aparece un logo de su calavera con el pabellón nacional aun más hermoso como logo de su festival y enfilan rumbo a San Pedro Sula para hacerlo solamente en dicha ciudad, el 1 de marzo.

Vuelven a acomodarse en la 105 Brigada y arrancan a las 3 de la tarde con el debut en el Megametal de la banda progreseña thrashera All for Blood, los que venían con una fuerza brutal y los explosivos Mefisto tienen su segunda y potente participación en este festival.



Carlo Herrchen es el ingeniero de audio de Vendetta, una de las contadas bandas que tiene sonidista propio.

Engendro vuelve a hacer de las suyas por tercera vez en el festival y logran acaparar el interés de todos los presentes.

Tsidkenu en su segundo Megametal sampedrano, hacen estragos y San Pedro Sula comienza a adquirirles mucha afinidad y a responderles efusivamente.

Delirium siguió haciendo las cosas de buena forma, invitando a dos bandas y ansiosas y nuevas bandas costarricenses como ser Adrenal y Asylum God, las que siguieron demostrando que los ticos saben hacer buen metal.



Afiche del Megametal 2015 en su única edición.

Igualmente de El Salvador vino Araña,  una de las propuestas más inquietas y vitales de la grandiosa escena cuscatleca y le encantaron al público.

Fue un evento de peso y Delirium compensó los otros años que no pudo hacerlo, aunque ese año no se hizo en Tegucigalpa por no tener al alcance un local apropiado.

En el 2016, cambia el panorama del Megametal para Delirium, porque combinan su evento con la final centroamericana de la Metal Batalla Wacken, puesto que el guitarrista Joe Casto y su pareja, Lizz Villatoro, estaban manejando esa franquicia para el país.



All for Blood de El Progreso atacó con fuerza en el Megametal 2015.

Por esa razón fue que en el 2016, el evento se hizo primero en San Pedro Sula en las Canchas Patria Marathon el sábado 2 de abril a partir de las 3:30 de la tarde costando el boleto 200 lempiras, lo que realmente era un precio muy accesible para un show de metal como el que se ofreció.

Junto con el repertorio del Megametal, en la Metal Batalla Centroamericana, la gente pudo ver a las bandas de la región compitiendo entre sí para ganar el pase a representarnos a todos al festival Wacken en Alemania ese año.

Ese día vieron a Designio de Guatemala, Xibalbá de Nicaragua,  Komodo de Panamá, Crows Crown de Honduras, Icarus de El Salvador y Supressor de Costa Rica.



Araña de El Salvador fue invitado internacional en el Megametal 2015.

Y ya en el escenario del Megametal pudimos ver a Delirium con toda su experiencia y su vasta energía y haciendo gala de mejor voz que ha tenido la banda desde sus inicios (Elías Espinal) y a Vendetta en su tercera y estruendosa participación en el festival, banda que ya se imponía como unas de las mejores en vivo.

Y de nuevo contaron con sus invitados internacionales de El Salvador y Costa Rica, Araña y Rotten Souls, que volvieron a dar shows de calidad.

Para Delirium el unir los dos eventos en uno solo fue puramente un intercambio cultural, de ninguna forma fue un negocio para ellos.

El sábado 18 de junio, 2014 lo realizan por primera vez en el local que han logrado adoptar como su sede en Tegucigalpa: Canchas Don Futbol en el bulevar Suyapa, frente a la UNAH.



Afiche del Megametal 2016 SPS.

Convocaron a partir de las 3 de la tarde y la entrada costó 200 lempiras.

Delirium afirma que al menos en Don Futbol cabe la gente; para lo demás, ellos tienen que poner sus mejores oficios para que funcione apropiadamente.

Esta edición capitalina del festival vibró ese año con mucho talento joven y desatado.

En ese Megametal 2016 en Tegus fue el debut en el festival de los ardientes Cadejo, banda de brutal death metal de muy buena calidad que también estaba entre las preferidas de los metaleros extremos.

Vendetta ese año en el festival de su ciudad natal,  se apoderó totalmente del escenario, fueron los mejores en vivo, el wall of death que lograron fue algo fuera de serie y la banda tocó como nunca.



Afiche del Megametal 2016 Tegucigalpa.

Crows Crown tuvo su primera y prendida presentación en el escenario del Megametal ya como banda invitada y tronaron, provocaron mucho headbang y gritos.

All for Blood se estrenó en ciudad capital y demostraron que el thrash en el norte también lo saben hacer con total conocimiento del género y mucho talento.

Tsidkenu se elevó aun más en su capacidad escénica con el show de ese día y sobre todo por andar promoviendo su admirable álbum “Ultimos Tiempos”.

Se presentaron ya con un cantante con voz apropiada para su power metal, Saúl Vásquez, que fue quien grabó el disco y con un nuevo bajista Erlan Chapas.



Crows Crown se estrenó como banda invitada en un Megametal en el 2016.

Orins de nuevo se tomó la tarima con facilidad y recibieron lluvia de aplausos y gritos por evocar los grandes clásicos del metal de los 90s y algunas canciones que aun no grababan, pero que ya promovían.

El toque internacional lo dieron los formidables Virginia Clemm de El Salvador , que son bestiales y los chavos de Araña, que son bastante aceptados.

En esa edición se pudo apreciar el esmero que ahora le pone Delirium a los detalles, comenzando por sus bonitas camisetas tanto del festival, como de sus discos y canciones.

La gente andaba alborotada por su festival y respondieron: llegaron 1,400 personas y fue un rotundo éxito en ambas ciudades.



Orins volvió a ser aclamado en el Megametal 2016 Tegucigalpa.

De nuevo vuelven a Don Futbol para el 2017 y el macaneo se arma para el sábado 3 de junio a partir de las 4 de la tarde con un excelente ramillete local y dos bandas invitadas de Costa Rica y El Salvador que no pudieron presentarse, por el asunto de los impuestos onerosos que les quieren cobrar a las bandas de afuera que son independientes y sin contrato discográfico.

Heresies y Dreamlore estaban invitados, pero a la gente le dolió la salvadoreña, porque Dreamlore había demostrado su monstruoso nivel como teleronero de Slayer en su país hacía poco y Tegucigalpa quería recibirlos.

Llegaron 1400 personas de nuevo a disfrutar de impresionantes actuaciones, como lo fue la de G.O.D. que por cierto sería última vez que tocaba con su recién adquirido cantante Rossell Moreno, cantante de All for Blood y con su guitarrista Peter Peña, y era algo que ya estaba decidido.



Se les fue una magnífica voz y un excelente guitarrista con esos dos y esa fue la última vez que los vimos juntos.

Vendetta fue invitado en vez de Dreamlore al final y tuvieron que sacar otro afiche en donde si salen, pero el sustituto hizo lo que se esperaba de él y una vez más, se la volaron sobre todo con el material que ya promovían de su disco “Un Nuevo Orden”.

Agonía que participó en el Megametal 2008, se sintió orgulloso de ser invitado de nuevo y tocaron ante suficiente gente para que valiera la pena su esfuerzo.

La banda está tomando vuelo de nuevo y esa fue una buena forma de anunciarlo.



Afiche del Megametal 2017.

Ixkal fue invitado pero no se pudo hacer presente al Megametal capitalino y en su lugar entró el determinante Holocausto que fue aclamado con todo.

Sin duda, Holocausto la armó a lo grande con sus canciones clásicas y las de su reciente y excelente álbum “Tiempos Violentos”.

Crows Crown ya con una experiencia escénica reforzada tras su gira por Europa, tocó con una energía asombrosa y su cantante Allan Fiallos, que es considerado de los mejores cantantes guturales de la escena extrema nacional del Nuevo Milenio, hizo su labor con toda entrega, y sería también la última vez que lo veriamos con su banda.



Vendetta tuvo una excelente presentación una vez más en el Megametal 2017 Tegucigalpa.

Tsidkenu volvió a dar lecciones de tablas escénicas y se metieron al público en el bolsillo como es su costumbre, sobre todo por el showmanship del tecladista Thomas Durón y la probada super ejecución del guitarrista Hugo Durón.

Llama la atención que a pesar de que sus canciones son todas dedicadas a Dios, a la gente que no es evangélica, agnóstica y hasta atea, no parece importarle.

Delirium tocó con pasión especial esa noche porque estaban celebrando los 25 años de haber fundado el Megametal y porque las fuerzas oscuras de la corrupción les hicieron pasar momentos de amargura previo a su show y se desquitaron tocando.



G.O.D. se presentó en el Megametal 2017 Tegucigalpa con la mejor alineación que tiene desde que se fue David del Cid.

Fueron fieros totalmente y al final, leyeron un comunicado hablando sobre su postura pública con respecto al impuesto injusto que se le quiere cobrar a todo artista extranjero aunque no venga cobrando ni acompañado de un equipo profesional de manejo artístico y producción.

La acogida de la gente fue total.

Pero por el caos provocado por las ilegales elecciones presidenciales efectuadas en noviembre, 2017 en Honduras, el Megametal 2017 en San Pedro Sula realizado el sábado 2 de diciembre en el Hostel La Madrugada, no fue muy concurrido.

Ese día de nuevo tocaron Holocausto, Vendetta y Crows Crown de Tegucigalpa y las bandas sampedranas sacaron su arsenal para hacerse sentir: Ixkal, Krisis y Metalurgya y los progreseños de All for Blood.



Delirium se dio gusto tocando en el Megametal 2017, porque les quisieron amargar la fiesta y no se dejaron.

Es admirable de verdad que Delirium a pesar de la situación inestable en el país, decidiera sacar adelante su Megametal sampedrano de ese año ya que corrían un riesgo.

Lo corrieron y les afectó, porque perdieron mucho dinero de la inversión, pero sabían que era de esperarse y lo asumieron.

Con respecto a sus camisetas, aseguran que no tienen ninguna industria de esas prendas, solamente es un pequeño grupo de amigos de su confianza que colaboran con ellos desde hace años en una correcta organización.

Las camisetas le han encantado a los fans, cada vez son más novedosas y la banda de ahí percibe cierta ganancia.



Afiche del Megametal 2017 SPS.

Pero tendrán el debut de tres bandas capitalinas ese día: Soter, banda de thrash metal cristian y con 20 años de carrera, Ephemeral de metal core y con una mujer a la cabeza en las vocales, lo cual resultará refrescante y Sicarius, la mejor banda de thrash que tiene la escena en la actualidad.

Además, estará Orins estrenando repertorio de su disco Entropía, que la gente sigue esperando, será el debut en un Megametal capitalino de Horus, que viene a estrenar su nuevo disco Inferno, Perturbación con nuevo cantante y bajista, y Tsidkenu con su notable talento de siempre.

Delirium considera que su festival es el más trascendental de Honduras y es uno de los más importantes y longevos de Centroamérica.



Y la historia se seguirá escribiendo…..