En Un Dia Como Hoy

16 de octubre

16 de octubre, 2015- La rockera Patti Smith se puso a llorar cuandi un fan le devolvió una bolsa con bienes robados a la cantantes, 36 años después de que los perdiera. Incluía una camiseta que usó Patti para una portada de 1978 para la revista Rolling u una bandana que le regaló su desde entonces difunta madre. Las cosas se le perdieron en junio, 1979 cuando un camión cargando $40,000 en amplificadores, guitarras y otro equipo musical fue robado afuera del hotel en donde Patty y su banda se hospedaban tras tocar en el Aragon Ballroom en Chicago.

Sigueme

La Foto Diaria

Vendetta Disco Un Nuevo Orden a la venta

Vendetta Disco Un Nuevo Orden a la venta

Frase de la Semana

Pensando en la inmortalidad del cangrejo al ritmo de Led Zeppelin.....

LAS MAÑANAS DEL 5 CELEBRA EL DÍA MUNDIAL DEL ROCK

Por primera vez en la historia de la televisión hondureña, un programa de televisión y sobre todo, uno de clase A y perteneciente a la cadena más importante del país que sirve a la pantalla chica; ha dedicado tres horas para exaltar y celebrar la imagen, historia, el arte y la cultura de la música rock.

La revista Las Mañanas del 5, la de más alto “rating” en las horas previas al mediodía en las ondas televisivas y bajo la dirección de Claudia Hernández; tuvo la hermosa ocurrencia de quedar bien,  más que nada con un segmento poblacional que está casi marginado de los “targets” a los que se dirige la gran mayoría de la producción televisiva nacional, realizando una colorida celebración el 13 de julio, conmemorado como Día Mundial del Rock.

Es un hecho que ese día, el novedoso programa creado por Pía Ferrari y dirigido actualmente por Claudia Hernández;  ese día tuvo una enorme cantidad de espectadores que usualmente no lo miran, y que hizo que se sintieran especiales.



Las Mañanas del 5 agasajó al rock en su gran día!

Aunque según me informaron, no faltaron algunos que se dedicaron a criticar negativamente los esfuerzos hechos por esta producción para honrar a los rockeros nacionales; pero será al final de esta nota, que abordaré ese tema.

Sus seis jóvenes presentadores Samuel Martínez, Erik Chavarría, Loren Mercadal, Melissa Valeriano, Chepe el Vendedor y Jean Paul Irías, se vistieron al estilo rock & roll y con todo su talento y chispa, con la ayuda de su infalible equipo de producción y apoyo logístico; nos dieron una edición inolvidable de un programa que ese día fue visto por mucha gente que nunca o muy poco lo ha visto.

Esa edición especial de Las Mañanas del 5 se anunció en un dinámico promocional en el que los presentadores vestidos como rockeros , algunos con pelucas, aparentaban tocar instrumentos musicales, haciendo la invitación para que la gente viera tres horas de puro homenaje al rock.



Las Mañanas del 5 agasajó al rock en su gran día!

La idea surge con la intención de darle realce al Día Mundial del Rock, que conmemora el 32 aniversario de los conciertos Live Aid simultáneamente en los estadios Wembley de Londres y el John F Kennedy de Filadelfia, Estados Unidos, efectuados con el humanitario objetivo de recaudar dinero para comprar alimentos, agua y medicinas para los habitantes de Etiopía y Somalia en Africa, que morían de hambre y sed por la enorme sequía provocada por el fenómeno conocido como “infierno en la tierra”.

Un grupo de chiquitines llamados Burbuja fueron invitados para que fingieran estar tocando rock & roll para amenizar la primera hora de programa y resultó interesante ver a las elegantes y fashionistas Melissa y Loren transformadas en lindas rockeras con camisetas de The Ramones y Pink Floyd y mini falda de cuero y pantalón negro “stretch”  brillante.

Jean Paul Irías se vistió como rockero de los 50s al estilo Grease y Erick, Sammy y Chepe se fueron más contemporáneos con jeans negros y camisetas de bandas de rock de los 90s o actuales.



Melissa Valeriano y Loren Mercadal lucieron espectaculares como rockeras el jueves 13 de julio, 2017.

Incluso en la sección médica-psicología del jueves 13 de julio, hubo una entrevista con la pianista Nelia Chavarría, quien fue invitada para abordar el tema de un niño o adolescente que le anuncia a su mamá que quiere ser músico y ella no sabe que hacer, si permitirle seguir su deseo o exigirle que estudie una carrera primero y alguna otra cosa fuera del contexto del rock, pero la gran mayoría del show de ese día, fue para nuestra música y de la forma más diversa que hubiésemos podido imaginar.

En otras palabras, Las Mañanas del Cinco se preparó bien para el acontecimiento.

Sammy Martínez con su característica gracia y espontaneidad, se dedicó en la primera hora,  a entrevistar a los motoristas a bordo de varias máquinas Harley Davidson,  que fueron invitados para hacer demostraciones del poder de las mismas ante las cámaras y hablar de que forma el rock se relaciona con las motocicletas.

Terminó despidiendo el segmento yéndose de paseo como pasajero en una de las motos, causando las sonrisas de los televidentes, ya que Sammy imprimió sus arrolladora simpatía de siempre.



Sammy Martínez estuvo en exteriores todo el tiempo, acompañando a los harleros.

En la primera hora también hubo una entrevista con el primer guitarrista de rock de Honduras, el señor Esdras Omar Mendoza, ex miembro de Los Desafinados, primer conjunto juvenil hondureño, y de Los Jets, primera banda de rock del país.

Omar habló de sus experiencias como parte de Los Jets, contó anécdotas e hizo que la audiencia se remontara en el tiempo hasta los primeros años de la década de los 60s cuando Tegucigalpa comenzó a bailar al son de sus propias bandas de rock & roll.

En la segunda hora tuve el gran gusto de ser entrevistada por el vivaz Erik Chavarría, con quien yo ya había trabajado antes en la gira de la última Batalla de Bandas Pepsi en el 2012;  y me encantó la forma en que la condujo, porque se salió de la forma como me habían entrevistado antes sobre el tema.



El primer guitarrista de rock hondureño, Esdras Omar Mendoza, fue entrevistado en la primera hora.

Me preguntó sobre la forma en que comencé con el rock en el medio de las comunicaciones, lo que hizo que afloraran algunas anécdotas preciadas, y de ahí se abordó el tema de mi involucramiento con el rock hondureño.

Las travesuras que hice para poder sonar rock hondureño algunas veces en programas que eran estrictamente de música de Top 40 de EEUU, mis comienzos en la conducción de conciertos, mi presentación de videos de rock en televisión y mi estrecha relación con algunas bandas desde los 80s.

También hablamos de porque los Diablos Negros y Delirium son las dos bandas estandarte del rock hondureño,  el mérito de que Khaos fue la primera banda de metal centroamericana en grabar un álbum de música inédita, y me sorprendió cuando me preguntó por Blasfemia, una de las bandas pioneras del death metal hondureño.



Erik Chavarría fue el encargado de mi entrevista en la segunda hora.

Eso me dio la oportunidad de platicar brevemente sobre el subterráneo metal hondureño, sobre la lucha de Blasfemia por hacer y dar a conocer su música original, como esta se ha propagado por toda América Latina a nivel “underground” y sobre todo, poder mencionar que la banda en ese momento realizaba una gira por México por segunda vez.

En otro segmento el guapo Jean Paul Irías, quien andaba vestido al estilo “Grease” nos sorprendió a todos tomando guitarra acústica en mano y sentarse al lado de la gran cellista Shirley Paz, dueña del conservatorio Crescendo y quien ha tocado el cello para diversas canciones de rock hondureñas tanto en vivo como en disco, y ha prestado su voz para otras composiciones de rock grabadas; para ejecutar una canción de rock clásico.

Y después de toda la bulla que le hizo Shirley, sacaron la bellisíma “Dust in the Wind” de Kansas, un clásico de oro en todo el mundo y muy pero muy valorada en nuestro país desde que la sonaron las radios en los 70s.



Los chiquitines de un programa de Televicentro, vestidos rock & roll, alegraron el set en la primera hora.

Luego le tocó el turno a Diablos Negros presentados por Melissa Valeriano, hacer un “unplugged” en vivo a puras guitarras acústicas y percusión, con la canción punta de lanza de su más reciente disco “Por Los Viejos Tiempos”, que por cierto su video, ha alcanzado una super impresionante cantidad de vistas en youtube.

Esta fue una de varias participaciones en vivo de la banda en lo que quedaba del programa y cada una fue aplaudida por todos los presentes en el set de Las Mañanas del Cinco.

Probablemente el espacio más divertido del programa fue uno en el que el más “aventado” del programa, Chepe el Vendedor (Elmer Valladares), reunió a sus compañeros de programa para que simularan un “mosh”, considerando que eso es algo de rigor en los conciertos de metal, sobre todo los de metal extremo.



Los Diablos Negros entraron en vivo en un mini concierto acústico al final de la segunda hora y aparecieron en la tercera hora.

Me encantó la forma como todos ellos simularon dicha acción sin que hayan estado en un “mosh” alguna vez; acepto que me costó creerlo, pero lo hicieron de maravilla.

El problema fue que a Chepe se le ocurre invitarme a mí a hacer con él una simulación de “mosh” argumentando que seguramente yo era experta.

Lo que Chepe ignoraba es que jamás he “mosheado” porque no me gusta para nada, y por falta de práctica, acepté el reto y me le fui con la fuerza que he visto que se van los practicantes de este deporte extremo, y lo tumbé, quedando el pobre en el suelo.

Me dio vergüenza,  pero se levantó rápidamente y despedimos el segmento con el elenco cantando una balada de Diablos Negros en “unplugged”.



Las Mañanas del 5 hasta tocó el tema del niño que quiere ser músico en su sección médica y psicología.

Otra parte llamativa de la celebración del Día Mundial del Rock fue cuando invitaron al destacadisímo maquillista Heber Montoya a hacer una demostración de maquillaje rockero profesional con tres espigadas modelos profesionales.

Heber aclaró que ese tipo de maquillaje no es su especialidad; pero como es un artista que hasta podría trabajar en el set de la serie “The Walking Dead”; le hace a todo y además practicó conmigo cuando me maquilló para los Premios Extra 2017 en febrero, cuando asistí vestida para homenajear a mi desaparecido amigo Tulio Renán Andino, el que en vida fuera el director del programa Las Voces del Rock de Rock & Pop de Emisoras Unidas.

Heber puso en práctica sus fabulosas manos y pinceles, y mientras explicaba el procedimiento, en poco tiempo dejó a las tres chavas con maquillajes dignos de estrellas femeninas del rock en una alfombra roja de entregas de premios como los Grammies, Billboard, MTV o los mismos Golden God.



Los sensacionales maquillajes rockeros de Heber Montoya, gustaron mucho. 

A todo esto, los Diablos Negros fueron entrevistados y siguieron tocando en vivo en el set, que estaba lleno de una vibra, que jamás había sentado en ningún programa televisivo en los 34 años de carrera que tengo.

Fue como haber asistido a una mini convención de rock aquí mismo en Honduras.

Y claro que no podía faltar la presencia de la única tienda rock en físico que tenemos en Honduras y que es de origen sampedrano: Rock & Tees, que tiene su sucursal en Tegucigalpa desde junio, 2016.

La bella Belinda Fuentes, de servicio al cliente de la tienda de Tegucigalpa, entrevistada por Loren Mercadal, mostró algunas de las más recientes camisetas rockeras, mercancía como loncheras, vasos, rompecabezas y parchos de las grandes bandas del mundo y llamó la atención que se exhibieran discos de rock nacional.



La mercadóloga, Belinda Aguilar representó a Rock & Tees con las novedades del momento. 

Belinda explicó que Rock & Tees entre sus prioridades, tiene el promover el rock hecho en Honduras y para eso tiene su propia mesa de venta de discos nacionales en ambas tiendas, así como un lugar para las camisetas de nuestras bandas, que por cierto, tienen mucha demanda.

Además mostró la compilación Tunkul de reciente edición,  que aglutina canciones de 26 bandas de metal locales y que está a la venta en Rock & Tees como una forma de ser puente de promoción de la música rock catracha que tanto cuesta hacerse.



En Rock & Tees San Pedro Sula, su encargada no se perdió ni un minuto del show de tres horas dedicado al rock. 

Las Mañanas del 5 terminaron a ritmo de rock en vivo con Diablos Negros y un paneo de todas las personas asistentes al programa como invitados o colaboradores y solo nos resta felicitar a sus productores por ese gesto tan especial.

A los que se dedicaron, porque nunca faltan voces disonantes; a hablar en contra de lo que se hizo, solo porque fue hecho por un programa que no es de línea rock, enviamos este mensaje: vivimos en un país que nos oprime no solo como rockeros, sino que como ciudadanos comunes y corrientes.

Como comunidad rockera muchos se pasan quejando de que nos reprimen, de que nos ven de menos, de que piensan que somos unos vagos, que solo nos pasamos drogando o buscando relajo.



El Día Mundial del Rock se celebra el 13 de julio para conmemorar la gran hazaña humanitaria de los conciertos Live Aid en Londres y Filadelfia en 1985. 

Y cuando por primera vez un programa de clase A se decide a dedicar su espacio no rockero a dicho tema en celebración de una grandiosa ocasión como es evocar los conciertos Live Aid 1985, esto ustedes lo ven malo?

Estaremos hablando por puro prejuicio porque es un programa de variedades familiar o porque se trata de Televicentro?

Es acaso resentimiento social porque los temas fueron tratados con buen gusto y calidad óptima y no con la improvisación y los errores característicos de la mayoría de los eventos de rock en Honduras?

Es acaso prejuicio porque los presentadores que solo tiene a un rockero de verdad en su elenco, se disfrazaron como tales para una celebración o porque fueron los Diablos Negros los invitados?



Uno de los excelentes maquillajes rockeros de Heber Montoya. 

Y es que ustedes creen que no existen en la vida real, maquillajes profesionales de rock,  cellistas de rock (ni porque ya viene Apocaliptica por primera vez a Honduras!) o que las tiendas de mercancía rock no tienen derecho a promoverse?

Les molestó que se hiciera una simulación de un mosh a pesar de que estuvo bien realizada por gente que nunca lo ha hecho salvo uno de ellos?

Cúal es su problema realmente?

Que según ustedes se tiene que ser mal encarado, bocón, andar tatuado, ser ateo o de mentalidad oscura,  mostrar cruces invertidas en el atuendo, para probar que se es rockero, metalero o como quieran llamarlo?



Hasta de Blasfemia se habló en esta edición de Las Mañanas del 5 y aún así no faltaron los quejones. 

Se pasan quejando de que los medios nacionales no le paran bola al rock, de que los ignoran porque no los ven como parte de una cultura, de una parte íntegra de la sociedad como cualquier otra y cuando toman en cuenta a la música que tanto dicen amar, con casi tres horas de contenido alegórico; lo desprecian solo porque no fue hecho en el Paseo

Liquidámbar con un grupo de rockeros de los que se llevan en varios rincones y con una banda de black o death metal?

No será que se quejan simplemente porque su vida es quejarse de todo y no valoran nada que no sea hecho por alguien con quien ustedes se sientan como iguales?

Puedo seguir mencionando razones por las cuales intentaron dañar un gesto tan bonito como el de este programa, porque conozco como piensan.



El rock siempre ha sido el primero en identificarse y en comprometerse con las grandes necesidades y causas humanitarias, Live Aid fue un milagro de amor. 

A mi misma me ha tocado defenderme de calumnias levantadas por personas como ustedes a lo largo de los años.

Ese complejo de inferioridad creen ustedes que habla bien de ustedes o de toda la comunidad a la que pertenecemos muchos que no razonamos así?

Si no tienen nada bueno que decir de algo que los representa a ustedes también, mejor quédense callados.

Consejo gratuito.



Como periodista, locutora, promotora e investigadora de rock; me toca lidiar con crítica destructiva con frecuencia y no dejo que eso me detenga. 



Mick Jagger y Tina Turner, dos de las luminarias del rock mundial presentes en Live Aid en 1985.