En Un Dia Como Hoy

6 de diciembre

6 de diciembre, 2003 – El padrino del funk rock, George Clinton es arrestado en Tallahassee, Florida y acusado por posesión de cocaína y utensilios para drogarse. Los grandes astros del rock como Clinton, Rick James y James Brown han sido adictos totalmente a esta droga dañina.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

MEFISTO, LOS NUEVOS REYES DEL MOSHPIT

De vez en cuando aparece en la escena rock hondureña, una banda joven y nueva que arremete con potencia, audacia y sentido común en la misma; esperando ser escuchada debidamente y con el deseo de revolucionar el pensamiento y poner a correr la adrenalina.

Siendo esa una labor no muy fácil, porque se trata de poder balancear dos importantes misiones que toda banda de rock que se considere un rebelde con causa y con mentalidad liberadora; aspira conseguir para ser tomada en cuenta y ser notada.

Ser notado…….el objetivo principal de cualquiera que hace arte, en cualquier expresión que sea.

Podríamos decir que en el metal, eso precisamente esta logrando Mefisto y aún no cumple ni el año de haberse fundado.



Una representación de Mefisto como una nueva propuesta de metal hondureño.

La única agrupación de black metal con thrash fusionado; formada por jóvenes hábiles, dispuestos a aprender aun más y con una filosofía del mundo anti convencional; Mefisto ya es visto con respeto por sus colegas del arte pesado y con ansiosa admiración por los fans hondureños.

Hace unos cuantos años atrás, así sucedió con Vendetta, banda que se llegó a convertir en una de las más seguidas y aclamadas; pero que desafortunadamente; ha tenido algunos tropiezos por cambios drásticos en su formación original y que en este momento; espera poder adquirir nuevo envión para volver a surcar el cielo metálico.

Será Mefisto el nuevo campeón del metal joven en la patria de Morazán?

Las apuestas están abiertas!

La realidad es que como dijo el líder de la banda de metal venezolana, Gillman, Paul Gillman en un programa de radio que el maneja con mucha propiedad en Radio Nacional de Venezuela: “Rock y revolución es lo mismo.”



Mefisto en la Mansión Bonilla, histórico lugar de Tegucigalpa, en donde han tenido grandes momentos.

Y mencionamos esto, porque tras hablar con Mefisto, descubrimos que ellos desean ser percibidos como voceros de una revolución de pensamiento en Honduras; proyectada a través de sonidos estruendosos y oscuros, líricas mitólogicas,  riffs portentosos, batería desternillante, gritos desgarradores y actitud confrontativa.

Y es que este grupo ha llegado para sacudir lo convencional y las cabezas de los fans de la música muy pesada.

Mefisto consta del baterista Olam Casco, de los guitarristas Sebastián (Peter) Peña y Bryan Villalobos y de los fundadores, el bajista Elías Espinal y el vocalista Kris Zelaya.

La intención de fundarlo surge de un inesperado encuentro en los estudios Spinal Records entre Elías Espinal, actual vocalista de Delirium y Kris Zelaya, el que en ese tiempo; quería ser cantante de rock solista, disco que grababa con Nilo, hermano de Elías y a su vez, cantante de los Diablos Negros.



Kris Zelaya, cantante de Mefisto, se salió de ser rockero comercial para hacerse metalero extremo.

Elías escuchó una canción de rock pesado con toques progresivos de Kris que estaba siendo trabajada en ese momento (En Tus Sueños); y le encantó y preguntó a Kris si él era él que cantaba porque le gustó la actitud que le sintió en la misma.

Se entusiasmó tanto que le pidió permiso a su hermano que lo dejara añadirle a la canción, unas ideas que se le vinieron en ese momento, que consistían en sonidos brutales con contratiempos en la batería.

Al terminar dicha labor improvisada, propia de la gente muy talentosa; Elías sabiendo que Kris era un aventajado diseñador gráfico; le pidió este que le hiciera un cartel de si mismo como artista; y Kris le dijo que el pago de eso, sería una foto de los dos juntos.

Desde ese día congeniaron mucho y al día siguiente, Elías ya llegó a verlo a él con un anhelo en la cabeza seguramente.



Elías Espinal, bajista de Mefisto; incursionó previamente en el black metal en el 2004.

Le propuso a Kris que si lo dejaba introducirle una parte gritada a su canción, algo al estilo black metal y este aceptó; y fue el momento en que como sucede en las películas: salieron a volar las maripositas blancas y amarillas en medio de las flores.

Desde ese momento, creció un vínculo especial entre ambos cantantes y comenzaron a hablar de bandas extremas como Dimmu Borgir y coincidieron en que a ambos les encantaba la agresión en la música.

Sabiendo que Kris podía hacer vocales guturales y le pidió a Nilo que lo grabara haciéndolo.

Cuando lo escuchó, los hermanos se rieron, se hablaron en complicidad y fue cuando Elías le dijo que le gustaba su canción, pero que el tenía ideas más ambiciosas para alguien con su habilidad y que sentía que podían realizar juntos.



Kris y Elías al inicio de su amistad, con Nilo Espinal, por quien se conocieron.

Y al calor de las cervezas, esa noche; ambos acordaron que era necesario para la escena hondureña, fundar una banda que combinara el black y el death metal; algo que Kris de antemano, deseaba concretar por su lado.

Fue un matrimonio hecho en el cielo metal y Elías con sinceridad le dijo que debían hacer esta banda, porque el black metal en Honduras era muy lineal y que debían presentar una propuesta fresca e innovadora, que los impulsara a hacer música convincente que sintieran de verdad, y de esa forma, capturar el interés de los “headbangers” catrachos.

Al poco tiempo, en abril del 2013; Elías y un grupo de amigos van a la casa de Kris que usa como sede; con la idea de ayudarle a limpiarla.

Acompañados de bebidas espirituosas, hablaron de su deseo de conformar un nuevo tipo de banda metalera, que fuera bastante llamativa, con sonido hiper pesado y contagioso y con un “look” atrayente.



Mefisto rápidamente se ha vuelto una atracción en vivo.

Entre los presentes se encontraban el guitarrista, Leo Lanza y el ex baterista de Maintower y Cadejo, Geovanni Fonseca, y Alexander “Chonky” Palma, ex guitarrista de las bandas de metal cristianas, Mephiboset y Alfómega; y por eso, ese mismo día, tuvieron su primer ensayo.

Pero los comienzos de Mefisto fueron algo difusos; ya que los ensayos eran más que nada una excusa para beber, a pesar de que sus fundadores ya trabajaban en las primeras canciones.

El guitarrista Leo Pineda con una imagen idónea para el black metal; ensayó con ellos, se tomó fotos para la promoción de la banda; pero jamás tuvo participación en directo con Mefisto, por motivos de trabajo.

Se suponía que el batero de Mefisto sería Geovanny, pero no se puso serio con los ensayos y Elías decidió traer a Olam Casco, el que había tocado en una banda fugaz llamada Sor Tiniebla.

En lugar de Leo, entró el guitarrista líder, Sebastián “Peter” Peña propuesto por el guitarrista, Alexander “Chonqui” Palma; y esto fue cuando ya Elías había conseguido el primer concierto para Mefisto.



Sebastián “Peter” Peña es el guitarrista líder de Mefisto y tiene muchos deseos de trascender en el metal.

Elías y “Chonqui” Palma tocaron juntos en la banda de black Mephiboseth, la que desde el 2004 tenía mucha actividad en vivo e incluso fueron a tocar a Costa Rica.

Sebastián creía que ambos seguían tocando en un Mephiboseth reestructurado y con la misma línea de black metal y aceptó unirse, pero aun no sabía que era para otro tipo de banda blackera.

Mefisto ensayó arduamente antes de su debut en la Mansión Bonilla en un concierto de Tephros en agosto del 2013 y ese fue el estreno del primer lineamiento.

Ese día fue la única vez que tocó con ellos Alexander Palma y Kris que no sabía nada de cómo pararse en un escenario; cantó como tabla en todo el “set”.



Concierto debut de Mefisto.

Fue un debut sin pena ni gloria; pero fue un comienzo.

Palma por ser policía, fue enviado a otro lado a laborar y tuvo que dejar a Mefisto; pero lograron conseguir a un excelente y capaz compañero: Olam Casco.

Para Mefisto es importante aclarar que ellos no son ninguna continuación de Mephiboseth, aunque ambas sean del mismo sub género y haya una similitud de nombres.

En su primer concierto, alternaron además con dos bandas nóveles como ser Cadejo y Arsenal de Odio.

Una vez que Mefisto tenía programada su segunda presentación en vivo; se movieron para conseguir dos guitarristas, puesto que Sebastián Peña se les perdió del mapa y Alexander Palma ya había sido trasladado fuera de la ciudad.



El baterista Olam Casco es un entusiasta músico que le da el poder percusivo a Mefisto.

Olam fue el que sugirió a Bryan Villalobos, guitarrista de Avangard; aunque Elías también era a él al que tenía en mente, pero ninguno de los dos lo supo,  hasta que se encontraron en un centro comercial y vieron que era la misma persona.

Elías le pidió a su gran amigo, Hugo Durón de Tsidkenu, que les echara una mano con la guitarra líder, una asociación que duró solamente por dos shows de Mefisto.

Mefisto por eso salió con un lineamiento un tanto diferente al de su debut; pero valió la pena, porque la noche del Domination Fest organizado por Spectrum en septiembre del 2013; fue que el grupo explotó ante los ojos de los metaleros; con toda la adrenalina que son capaces de dar.

Aunque dicho evento fue fallido por diversas circunstancias ajenas a Spectrum; Mefisto tiene muy buenos recuerdos del mismo, por haber sido la última banda que tocó antes de que se cancelara y por cómo fueron recibidos por la gente.



El guitarrista de Tsidkenu, Hugo Durón (junto a Olam Casco) cuando colaboró con Mefisto.

Kris reconoce que parte de ese cambio, tiene que ver en la forma como fue entrenado por Elías en cuanto al correcto uso del diafragma, manejo del aire, posturas en el escenario, movimientos.

Lo puso a practicar frente al espejo y lo mentalizó de cúal era su papel como “frontman” de una banda de black y thrash.

Elías lo moldeó y siempre lo corrige, lo regaña y lo reta para que sea cada vez más suelto, más seguro de sí mismo y que cante con más fuerza y técnica.

Sin duda, un perfeccionista; Elías espera lo mejor de Kris, porque su aspiración era tener una banda exactamente como Mefisto.



Domination Fest fue el concierto en el que Mefisto explotó.

Y hablar de Elías como bajista de black metal es tener por fuerza que elogiarlo,  porque es un excelente intérprete en cualquier tipo de metal que le toque ejecutar.

Ya lo probó con Mephiboseth, Crescendo, Providence y ahora en Mefisto, en donde debido a los elementos de thrash que se incluyen; el zarco le imprime unos toques riquisímos y determinantes a la bajeada, acompañado de un “performance” escénico bastante “bad ass”.

Bryan Villalobos pudo entrar sin problemas al grupo, porque Avangard estaba inactivo y el también deseaba ejecutar black metal no lineal y hacer música fresca y estruendosa, con buenos riffs de guitarra y diversos cambios.

Mefisto coincide en que la idea de hacer una fusión de dos sub géneros como estos, es para capturar la atención de la gente e incitarlos al buen relajo, al moshing como a ellos les gusta; para ver cabecear a los “metalheads” como si no hubiese mañana.



Bryang Villalobos, guitarrista de Mefisto, capaz de componer solos en el primer intento.

Y por eso salieron con una propuesta bien elaborada, bien practicada para que se sintiera de la misma forma en vivo y que pudieran disfrutarla ellos mismos, intensamente.

A partir del segundo concierto; Mefisto tuvo una evolución espectacular, según palabras de Kris Zelaya, ya que su sonido se perfiló poderoso y contagioso al mismo tiempo; que era como Elías lo había visualizado.

Mefisto desde septiembre del 2013, ha tenido solamente shows vistosos y sorprendentemente bien recibidos, en todos los conciertos a los que han sido invitados.

Su reputación se ha forjado de forma envidiable con una rapidez pocas veces vista.



Mefisto es la única banda nacional que fusiona el black con el thrash metal.

En octubre participan en el concierto “Noche de Metal” junto a varias bandas jóvenes y otras de mayor experiencia, como ser Perturbación, Maintower, Cadejo y Arsenal de Odio, en la misma oscura y antañona atmósfera de la Mansión Bonilla, que fue residencia personal de un ex presidente de Honduras.

Ese tercer concierto fue el último en el que los acompañó Hugo Durón, el que hizo un encomiable trabajo; pero era predecible que su salida, porque la propuesta de Mefisto difiere mucho de la música que él crea con Tsidkenu y también por su responsabilidad como conductor de un programa de metal cristiano en el canal del CCI.



Afiche del primer concierto de Mefisto fuera de Tegucigalpa.

Retomaría su lugar en la banda, Sebastián Peña y el “Perdido en Acción” vuelve a sacar las garras nada menos que en el concierto Atravesando todo al Límite en diciembre del 2013, en Nacaome, Valle, con Arsenal de Odio, Ahmul y Demólatra, en el que enloquecieron a los fans del sur del país; muy poco acostumbrados a eventos ruidosos.

Luego, Mefisto cierra el año, con un evento muy especial, del que se sienten orgullosos de haber participado; el concurrido concierto de los 20 años de Blasfemia de nuevo en la Mansión Bonilla, a fines de diciembre del 2013.

Esa noche mostraron porque merecían ser tomados en cuenta por los soberanos del death metal en Honduras, porque su show fue como fuegos artificiales.



Blasfemia tuvo fé en Mefisto y los invitó como telonero de su importante concierto de vigésimo aniversario.

Sebastián Peña menciona que como músico de metal, ha querido transmitir sus ideas y que su sonido sea apreciado por la gente que apoya el metal hondureño; pero que su aspiración es que el mismo no sea solo una motivación para cabecear, sino que los tomen como una buena contribución a la escena rock.

Sebastián agrega que esta consideración deben dársela a Mefisto, porque ha probado que puede producir buenos solos de guitarra, riffs sólidos, “breaks” potentes para cabecear a lo loco como puede apreciarse en su sencillo “Asesinos”, el único que han grabado y que ya han promovido en diversos programas de radio.

Esta canción hasta video promete tener dentro de poco.



Kris y Bryang en acción en concierto de Blasfemia.

Sebastián se sintió a gusto con el tipo de música que encontró en Mefisto y sintió que podía dar de sí mismo para enriquecerla, y su manera de comprobarlo, fue al componer un solo para la canción “Infierno Astral”.

Esa fue su prueba de fuego y la pasó favorablemente.

Con sus gustos por Metallica, Pantera, thrash subtérraneo y Testament, su máxima inspiración para tocar guitarra; Sebastián ha hecho lo suyo en la música de Mefisto sin que Elías le rechace nada, porque la música se conforma en base a las ideas de todos.

Es un hecho que las pautas las establece Elías, pero entre todos las arman y les van dando alma, porque es lo que Mefisto desea que tengan: vida propia.



Elías, experimentado metalero, es el más experimentado y sólido miembro de Mefisto.

Inclusive cuando Mefisto estuvo completo; todos tuvieron la oportunidad de añadirle sus toques personales a canciones previamente hechas por Elías y Kris, razón por la cual ahora suenan diferentes.

Olam Casco, quien anteriormente tocó en la banda Sor Niebla y es un devoto fan del metal;tuvo su primer reto como arreglista, al aportar sus partes para “Infierno Astral”, canción que Kris y Elías habían regalado, pero que recuperaron.

Este canción cuando fue concebida; no había baterista en Mefisto;  y tras darle el demo a Olam pudo trabajarla bien con su batería traida desde Cantarranas, en donde vive en la actualidad.

Aunque la misma ya estaba montada; el pudo aportar las partes de la batería y el mismo día que lo hizo;los tres la probaron para ver como quedaba ya con los arreglos de Olam, siendo esa la primera labor en equipo de los chavos.



Olam además de buen baterista, es eficiente para hacer arreglos musicales.

Olam en vivo también ha demostrado el control y la habilidad que tiene con las batacas: es una parte muy importante del potente sonido de Mefisto.

Mefisto no imaginó que iban agradarle tanto a la gente, pero creen que es porque su música se sale de lo ya establecido; cualidad que puede ser apreciada inclusive por la gente que no es amiga de participar en el relajo que arma la banda.

Pero Mefisto lo que más disfruta es saber que la arman cada vez que salen a tocar; que los si van de cabeza al “mosh pit”, digan: “Que macaneo hicimos con esa rola!”

Mefisto describe su música como bien estructurada, provocativa y oscura; una combinación irresistible para el metalero extremo y su fusión de black y thrash, la hace viable para que sea admirado por diferentes tipos de fans, algo que es posible por la versatilidad que ha mostrado este nóvel grupo hondureño.



New Year Metal Fest fue el primer show del 2014 de Mefisto y dieron show.

En el 2014, Mefisto ha continuado con su arrastre en dos muy sonados conciertos: en enero, en el New Year Metal Fest en el Barrio Abajo de Tegucigalpa.  al lado de muchas bandas nuevas y establecidas, como Maintower, Apeiron, Perturbación, Cadejo, Hatebreeder en donde arrollaron.

Y en febrero, son invitados especiales por parte de Maintower para tocar en la tercera versión de “Forjados por el Fuego” en V Banda Bar a la par de un clásico del death catracho como Holocausto y de nuevo con Apeiron y la banda anfitriona.

Su show fue una sensación y por eso quizás,  es que Delirium los ha invitado a menos de un año de su formación;  para que formen parte de la artillería pesada del Megametal 2014 en San Pedro Sula en marzo, con una buena cantidad de bandas de alta calidad tanto de Honduras como de Costa Rica.



Ni a un año de haberse formado, y Mefisto ya tiene el voto de confianza de Mefisto para su Megametal 2014.

Este detalle simplemente es una señal más de que Mefisto es una fuerza que no piensa bajar la guardia.

Y el nombre de Mefisto, no fue escogido antojadizamente tampoco.

El mismo tiene una razón de ser y lo respalda todo una leyenda siniestra y oscura, que puede hacer levantar la ceja a unos cuantos.

Kris asegura que ha leído varios libros de mucha antigüedad, que le dieron las bases para escoger un nombre y tejer una historia un tanto apocalíptica.



Mefisto sacará álbum conceptual basado en las ideas de Kris, tras leer ciertos libros oscuros.

Mefisto es una marcha realizada despúes de que se libra una batalla espiritual que es ganada por el Demonio y por ende, sube a la Tierra e instruye a toda deidad satánica de que marche en su nombre.

Dicha marcha es como una contundente imposición del mal y esa fue la razón por la que optaron por nombrarse Mefisto; pero no siguiendo su interés por dichas lecturas controversiales; sino como representación de su propia cruzada contra un orden de cosas ya establecido, que se aplica a nuestra realidad nacional.

El repertorio de Mefisto da lugar a lo que será en algún momento, un disco conceptual que cuenta la historia de Neil, un anárquico y nihilista individuo que aparenta tener serios problemas de adaptación social; que había practicado el satanismo y luego hace protestas en las calles hondureñas, por diversos motivos, que es lo que describe la canción “Masacre”.



Mefisto es una banda que propone el debate del pensamiento tradicional y la defensa de las propias ideas.

Neil está en contra de las leyes, del sistema en general, porque considera que todo está mal diseñado y se va involucrando en el ocultismo, al tener una visión que tiene a través de un viaje astral que realiza y que lo conduce imaginariamente al averno e, que es la temática de la canción “Infierno Astral”.

Neil al sentirse impotente y siendo incapaz de soportar la presión de sus acciones terrenales, que es de lo que habla la canción “Viaje sin Retorno”; decide suicidarse y es cuando llega al infierno de verdad, y es lo que aborda la canción “Oscura”.

Ya en los dominios de Satán; Neil observa que las cosas no son como él creía y aunque no tenía miedo de su entorno: no le parece el lugar pero observa que el ya tenía un legado diabólico, logrado a base de sus hechos insensibles y acciones violentas en vida.



Mefisto no surge para fomentar el interés por las ciencias ocultas; su idea es protestar contra la opresión de todo tipo.

De eso trata la canción “Legado”, de los puntos acumulados a su favor con el Señor de las Tinieblas y es cuando este decide darle una jerarquía a Neil y hace un pacto con él y comienza a ejercer su mando en el inframundo; que es la parte que le corresponde describir a la canción “Alas de Metal”.

La canción “Clamado del Infierno” surge cuando Neil una vez posicionado en su sitial especial como vocero del diablo desde el momento en que este le dice que el era el elegido, el clamado para subir a la Tierra y hacer una revolución de demonios para apoderarse de la misma y de la voluntad de los hombres.

Esa sería la marcha de Mefisto de Neil y habiendo asegurado que sería un soldado y que nunca dejaría de luchar por lo que cree; y que nunca se consumiría en las llamas; sino que pasaría a formar filas de combatientes; es aquí en donde se introduce la canción “Filas del Infierno”.



Aquí entrevistando a Kris Zelaya, cantante de Mefisto que seleccioné como banda de rock revelación del 2013.

La banda dice el matiz de su disco es mitológico, que los temas continúan e irán llegando repentinamente y que esperan que cuando esté realizado en físico; la gente lo escuche y que dependiendo de quién sea; se irán identificando con tal o cual canción, con todas o con ninguna; puesto que ahí si irán en el orden debido de la historia que se cuenta.

Los fans tienen la libertad de asimilar como les parezca el mensaje general del disco; puesto que Neil, al estar inconforme con todo; buscó un sector distinto para poder convivir, y eso es algo con lo que alguien se puede identificar sin que tenga para nada que ver con el diablo o el infierno.

Dicha historia puede dar lugar a malas interpretaciones de algunos dentro o fuera del metal; pero para Mefisto esto es algo que viene con el territorio y no van a tratar de evitarlo, ya que el disco tiene un mensaje definido, exacto y a la vez, amplio, y por ende, es aplicable a diversas formas de razonamiento.



Una de las razones del éxito de Mefisto; su adrenalina desencadenada en vivo.

Eso tampoco indica que Mefisto sea fomentador de ciencias ocultas, sino desean ser una revolución del pensamiento, que la sociedad debe respetar, aceptar y aprender a convivir en paz con los rebeldes, con los que no son víctimas del sistema, de la sociedad consumista, de la religión organizada, de las tradiciones.

Para ellos, revolución no siempre significa pelear o violencia; sino de conocer y tolerar otros puntos de vista y tratar de aprender de los mismos si estos tienen una base de razón y expander las mentes.

Ese es el tema central de la canción “Asesinos”, el ejercicio del debate del pensamiento del hombre.

La banda afirma que a pesar de las diversas influencias musicales y corrientes de pensamiento de cada uno; ellos han logrado ponerse de acuerdo y respetarse y tomar sus canciones como le parezca a cada quien.

Es lo que se dijo antes; no hay imposiciones ni de arreglos musicales, letras ni de posturas dogmáticas.



Mefisto ya es uno de los consentidos de la comunidad metal hondureña.

Para algunos, Mefisto puede ser una revolución dentro del metal nacional, por el simple hecho del tipo de fusión que han hecho y porque han logrado irrumpir con fuerza, sin tener mayor apoyo de los medios de comunicación congruentes con el tipo de música que ellos hacen, o respaldo de los sectores llamados a respaldar las expresiones culturales.

Si para otros, Mefisto es una revolución espiritual, pues no les importa que lo entiendan de esa forma; si les parecen una revolución sociopolítica, tampoco lo cuestionan.

Hay seguidores que han asimilado que “Viaje sin Retorno” es una canción liberadora, un llamado a no dejarse imponer nada en lo que ellos no crean, por los conservadores o por los líderes de los diferentes sectores de la sociedad.



El concierto Forjados por el Fuego III fue el segundo show 2014 de Mefisto.

“Esa canción es para vos, así que tómala como vos querrás.”

Esto es lo que le responde Mefisto a sus fans; y solo recuerdo que en una entrevista en mi programa de radio; Ives Valladares, cantante de Vendetta, me comentó que le dijo lo mismo a los seguidores de su banda, en algunas ocasiones.

Y es que la fantasía del metalero es ilimitada, porque por fortuna; no viven totalmente en la realidad, por el tipo de mentalidad que ejercen; siempre andan con utopías en la cabeza y son los que más creen en los finales felices en el fondo.

La llamativa energía y el carisma que despliega en vivo Mefisto, es el otro elemento que los hace ser tan apoyados; y según Kris Zelaya, cuando ellos tocan en vivo, es como “es como tener orgasmos múltuples.”



Mefisto en el 2013 promovió su sencillo “Asesinos” pero el respectivo video se ha retrasado por el deceso de uno de los productores.

Y no dejemos de lado, el “look” de Mefisto: los chavos hacen lo posible por verse muy bien en su arreglo personal, en sus movimientos, en su expresión ante el público: y todo se junta para entregar un buen espectáculo.

Mefisto logra reunir diversos elementos que son idóneos para captar la atención de las masas metaleras, y lo que ellos esperan es solamente que tengan el valor de hacer valer su pensamiento y que se diviertan con ellos, cada vez que se encuentren arriba de un escenario.

Mefisto nos dijo que ellos muy pronto podrían estar dándole una noticia particular a sus fans y les piden que estén pendientes.

Que decir pues?

Que estamos ante una banda que lejos de exigir o llorar por admiración o respaldo; prefiere que la música y su pasión,  hablen por ellos.



Kris Zelaya grabando “Asesinos”, canción que ha sonado en programas de rock capitalinos.



Logo de Mefisto diseñado por Kris Zelaya.



Afiche de expectativa del video de “Asesinos”, el que se perfila como una “loquera”.