En Un Dia Como Hoy

15 de octubre

15 de octubre, 2006-El legendario club CBGB de Nueva York acreditado por descubrir a Patti Smith y a los Ramones, cierra con un concierto final en donde toca la misma Smith. Las bandas Blondie y Talking Heads también encontraron la fama ahí, porque el local fue el que impulsó la escena punk en EEUU. CBGB se abrió por primera vez en diciembre, 1973.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

TSIDKENU: REVELACIONES (I PARTE)

La banda líder en metal blanco hondureño, Tsidkenu, ha roto las barreras dogmáticas y culturales de tal forma en los últimos años, que representa todo un hito en la historia musical del país.

Nunca una banda de esta línea, había sido tan apoyada, aclamada y respetada por el sector secular del rock nacional, y por ende, quisimos penetrar dentro de las razones que lo hicieron posible, y a la vez, intentar aclarar algunas especulaciones en torno a ellos y conseguir la versión fidedigna de lo que costó llegar hasta ahí.

Con una experiencia de 21 años, Tsidkenu, que marcó el comienzo en el metal hondureño de una figura sobresaliente como la de Nilo Espinal como cantante y baterista, y del excelente guitarrista Hugo Durón; hoy por hoy, se para como unas de las bandas más importantes de esta música contundente en nuestro territorio nacional.

Aunque esto no le guste o no sea apoyado por muchos,  por razones tradicionales de prejuicio o envidia, es una verdad que se escribe todos los días para Tsidkenu de forma plácida, talentosa y transparente.



Tsidkenu se abrió como nunca antes en su carrera para un medio, para Belly of the Beast.

Tsidkenu nos abrió las puertas de su casa y nos demostró la confianza en nuestro trabajo y el aprecio que nos tienen en lo personal, para hablar de temas y aclarar puntos que jamás habían abordado públicamente.

En esta primera parte, hablan de sus comienzos, de cómo era la escena del white metal hondureño al iniciarse, la previa carrera musical del nuevo vocalista Saúl Vásquez y como tuvo que dar la talla velozmente para grabar “Ultimos Tiempos”,  las habilidades sobresalientes del tecladista Tomás Durón y las del nuevo bajista Erlan Chapas,  las técnicas de Hugo Durón, los problemas graves que tuvieron con los metaleros radicales hace años,  porque no hay otro guitarrista en la banda desde hace mucho tiempo, los valiosos aportes de Nilo Espinal y lo que representa para ellos el éxito de su más reciente disco.

Les dejo otras e interesantes revelaciones de esta prominente banda de mensaje positivo,  para la segunda parte.



La banda de White metal más destacada de la escena de hoy y antes es Tsidkenu.

PRIMERA GENERACIÓN DE METAL BLANCO CATRACHO

Tsidkenu fue la primera banda de White metal que tuvo Honduras?

“No, la primera fue Azarela y era de heavy metal, de la iglesia Vida Abundante.

Surgen en 1995 y luego sale otra llamada en la que tocaba Omar Mixco (Antivirus).

En 1996 se funda Soter, un año antes que nosotros.

Con Soter fuimos muy unidos en el inicio, porque éramos de colonias vecinas.



Portada del disco de la primera banda de metal blanco hondureña Asarela.

Ellos vivían en la colonia Centroamérica y nosotros por el lado del Instituto San Francisco.”

Verdad que Tsidkenu no comenzó como banda de power metal?

“No, éramos una mezcla de todo un poco.

Eramos medio tranquilos, teníamos baladas, muy melódicos, éramos heavy metal.

Nos influenciaron Stryper, Guns, pero el primer lineamiento de Tsidkenu duró muy poco y cambió.



Soter y Tsidkenu fueron muy unidos en los 90s.

Entre el 97 y el 99 entraron y salieron varios, y al final de los originales solo quedamos Nilo Espinal en batería, Ivis Lenin Díaz en vocales y yo en guitarra.

Y así estuvimos hasta el 2000.

Ese año entró Francisco Valle, pero antes en 1998 conocimos a Hermann Naira, quien nos invitó al concierto del segundo aniversario de Soter y se convertiría en nuestro manager después de algo de trabajo.

Hermann que trabajaba en Televicentro, siempre cuenta que el no estaba seguro de invitarnos a tocar a ese concierto, porque no estaba seguro de que valíamos la pena.

Le insistimos que escuchar lo que hacíamos , ya que grabábamos nuestros ensayos en cassettes, ya que queríamos que se animara a apoyarnos.



Hermann Naira, manager de Tsidkenu durante muchos años, ayudó a poner a la banda en el ojo público.

Hermann ya era un emblema del metal blanco, un pilar de esta música en Honduras.

De tanto que lo “hostigamos”, ya que lo íbamos a buscar a su trabajo; aceptó invitarnos al concierto de Soter como trío formado por Ivis, Nilo y yo.

Cuando nos escuchó, le gustó mucho nuestra propuesta, nos propuso trabajar con el y así comienza la etapa con Hermann, que dura hasta el 2004 al sacar el disco “Justicia.”

“ERAMOS COMO GUNS & ROSES, CON CORISTAS INCLUÍDAS”

Como escogieron el nombre de Tsidkenu?

“Cuando ya teníamos armado el grupo, nos reunimos en casa de mi mamá para escoger un nombre Ivis, Nilo, David Guerrero y yo.

David fue el que propuso el nombre.



Hermann Naira y Tsidkenu en sus primeros años, tocaban por todos lados.

También estaban Francis Diaz, Jimmy Funes y dos chavas que eran coristas.

Es que éramos una especie de Guns & Roses y no es broma, es en serio jajaja.

Parecíamos la Banda Blanca les decía yo, porque éramos un montón.

Pero esa alineación solo duró un concierto.

Después todos se fueron y solo quedamos cuatro.



Foto de Tsikenu tomada en las playas de La Ceiba durante una visita que hicieron para tocar en dicha ciudad puerto.

Todos dimos sugerencias de nombres ese día de 1997 y quedamos en que nos daríamos una semana para pensar nombres apropiados y reunirnos de nuevo para elegir democráticamente el nombre correcto.

Sugirieron nombres comunes como Gólgota, Calvario, nombres así que son muy comunes en nuestro entorno del rock blanco.

Queríamos algo que no hubiéramos escuchado antes.

David Guerrero, graduado de la Escuela Nacional de Música llevó el nombre de Tsidkenu que significa “Dios, Justicia Nuestra”.

Nos gustó a todos de entrada y nos quedamos con Tsidkenu.”



El viejo logo de Tsidkenu se hizo famoso en muchos lados de América Latina.

UN CLÁSICO DEL METAL NACIONAL 100%

Hugo, consideras que la canción más representativa de Tsidkenu es “Alfa y Omega”?

“Si, si lo es y lo era antes de que saliera “Ultimos Tiempos”.

Pero también “Mesías” es otra canción representativa de la banda, la que es una composición bien pesada.

Desde antes de sacar “Ultimos Tiempos”, “Mesías” al ser tocada en vivo, mostró su pesadez y adquirió mucha popularidad.



Tsidkenu para los tiempos de su primer disco “Justicia” del 2004.

Esa canción y “Alfa y Omega” son las insignias de Tsidkenu.”

Que significa “Alfa y Omega”, todo un clásico de nuestro metal para Hugo Durón?

“Es una canción que hice con Nilo y es un bonito recuerdo para mí

Fue de las últimas canciones que hicimos juntos antes de que Nilo se fuera.

La letra la hice yo.



“Alfa y Omega” de Nilo Espinal y Hugo Durón, es un clásico del metal hondureño.

A mí me gusta mucho el tema de la escatología, le guardo mucho cariño a esa canción por lo que dice y por cómo la gente la canta a coro.

Es una sensación especial para nosotros ver eso, muy bonito.”

Recuerdo que cuando Nilo me llevó a un concierto de ustedes en el 2006 en una iglesia por restaurante El Patio por el bulevar Morazán, se subió a cantar “Alfa y Omega” con ustedes.

Es todo un clásico de nuestro metal, es pedazo de canción.

“Podría ser.



Tsidkenu se fue tornando en banda de power metal antes de sacar su disco Justicia.

Otra importante es “Te Amo Señor”, la que en el 2003 en la radio Alternativa 103 fue la canción más pedida de ese año a nivel de música nacional e internacional.

Alternativa 103 de la iglesia Amor Viviente apoyó mucho al metal blanco en ese tiempo.

También es importante “Sinfonía” y es muy importante para nosotros en lo personal.

Esas son las tres canciones de “Justicia” que han tenido impacto.”



Alternativa 103, la emisora cristiana que apoyó muchísimo a Tsidkenu.

JUSTICIA EXPANDIDA

Otro detalle es que la música de Tsidkenu desde el inicio, ha sido dada a conocer a nivel latinoamericano, no?

“Si, la radio cristiana en toda América Latina apoya al movimiento del metal blanco.

“Justicia” se dio a conocer en Colombia, Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Ecuador, Centroamérica.”

Cuando sale “Justicia”, adonde lo venden?

“En los conciertos y en las librerías Vida.



Portada del excelente disco de Tsidkenu “Justicia”.

La salida del disco marcó la salida de Hermann Naira como maneger y la de Nilo como baterista, porque entraría a Providence, banda que fundó, a tiempo completo.

Se tuvo que salir de Tsidkenu, porque los conciertos de ambas bandas coincidían en las mismas fechas y el decidió estar solo con Providence en donde estaba con su hermano Elías.

De Providence fue que entraría a Diablos Negros.

“Justicia” marcó un ciclo, un antes y un después.

En el transcurso de esos años, tuvimos muchos bateristas hasta que en el 2006, entra Luis Montesi.



Contraportada del álbum “Justicia” de Tsidkenu.

Luego vinieron etapas de cambio antes del disco “Ultimos Tiempos”.

Salió Ivis, el bajista y vocalista de “Justicia” y Francisco Valle, otro miembro emblemático de la banda, y entran Tomás, Luis y Geova Figueroa como bajista, el que estuvo con nosotros un buen tiempo.”

UNA ERA NEGRA

Gracias a las buenas relaciones públicas que siempre ha manejado Tsidkenu por su postura afable, respetuosa y por su talento evidente, igual que la personalidad de su otrora manager Hermann Naira, desde hace muchos años atrás, ustedes han tocado con bandas seculares.

Incluso algunas siendo totalmente opuestas al creo de Tsidkenu.

Como se paran ustedes ante este hecho sin que sea algo que los perturbe o los detenga.



Tsidkenu no se conformó nunca; quisieron tocar fuera del ámbito cristiano para los metaleros.

“Cuando comenzamos a hacer eso, fue una época muy difícil, entre el 2003 y el 2006, porque estábamos rompiendo una barrera; no obstante, no quisimos renunciar a hacerlo.

Es un tema bien complejo la verdad.

Te lo voy a resumir: en la iglesia cristiana nos ven mal porque tocamos metal y afuera nos ven mal los metaleros, porque opinaban que no debíamos tocar metal por ser cristianos.

En ambos lados nos cuestionaban fuertemente.”



Los hermanos Hugo y Thomás Durón en el 2009, cuando aun tocaban en la iglesia CCI.

Y eso los hacía sentir muy mal obviamente.

“Realmente no, a nivel moral no, porque sabemos en lo que estamos y porque estamos en esto.

Pero si era duro cuando tocaba ir a los conciertos.

Muchos nos insultaban, nos amenazaban con golpearnos.

De hecho, hay algunos metaleros de la vieja escuela que nos cuidaban cuando hacíamos conciertos con Blasfemia.



Mucha gente de la escena metal no aceptaba que viniesen “cristianos” a tocar ante ellos.

Si alguien nos amenazaba, salía alguno de ellos a defendernos.

En el escenario nos tiraban botellas de vidrio, vasos de cerveza, bolsas de agua.”

Wow, se lucían los intolerantes de la honorable comunidad metal.

Qué barbaridad!

“Era feo, pero perseveramos, no nos dimos por vencidos hasta que la gente se fue acostumbrando y asimilando nuestra música.”



Tsidkenu ha tocado en conciertos junto a Blasfemia desde inicios del nuevo milenio.

Que fea discriminación hubo hacia Tsidkenu.

Muchos hubiesen tirado la toalla.

“Pero fuimos evolucionando en nuestra forma de presentarnos en la escena metal.

La gente nos rechazaba en los primeros años, porque pensaban que íbamos a ir a hacer un culto y a ponernos a predicar.

Nunca hicimos algo así, ni pretendimos nunca hacer algo así, solo llegamos a tocar metal y punto.”



A Tsidkenu le tocó soportar muchas cosas, pero no dejaron de tocar ante la audiencia secular.

Cual ha sido la situación más comprometedora en la que alguien de Tsidkenu ha estado?

“Tegucigalpa es el territorio más difícil.

Con los años ha cambiado la mentalidad del metalero, pero claro que no del todo, aun quedan algunos que siempre van a rechazarnos a nosotros y a cualquier banda de metal cristiana.

La peor experiencia fue en el 2004 cuando trajimos a una buena banda amiga de Costa Rica, Sepulcro Vacío a tocar al Centro Social Universitario de Tegucigalpa.



Tsidkenu invitó a tocar a Tegucigalpa a la banda tica Sepulcro Vacío, evento que marcó un negro precedente.

Hubo muchos problemas técnicos con la empresa de audio que contratamos y complicó la participación de Blasfemia y caldeó los ánimos de algunos fans de ellos y de alguno de la banda.

Insultaron a Jacko Amaya y se armó un macaneo,

Max Steidl se molestó mucho,  hubo discusiones entre los Blasfemia, nos fue a reclamar a nosotros y algunos fans de ellos andaban buscando a Carlos Reyes, el pastor y a mí para ofrecernos golpes.



Afiche del tristemente célebre concierto de Tsidkenu, Sepulcro Vacío, Blasfemia, Mefiboseth y Providence.

Max se sintió tan enojado con ese incidente que hasta se salió de Blasfemia después de eso.

Se armó un macaneo que tuvo repercusiones inclusive después.

Fue una pérdida económica para nosotros, porque estábamos cubriendo los gastos de Sepulcro Vacío y no ganamos nada y casi nos linchan.

Gente de otras bandas salieron a reclamarnos con insultos, fue bastante “heavy”.

Es lo más feo que nos ha pasado con Tsidkenu.



Foto de Blasfemia en el concierto cristiano en el que tocaron de Tsidkenu, que terminó mal.

Pero las cosas se fueron normalizando poco a poco.

Saúl no ha tenido que padecer ningún susto de esos, porque la escena ha cambiado.

Tomás tampoco vivió esos años.

Y hay otro incidente en un concierto de Blasfemia y nosotros en un parqueo del centro de Tegucigalpa y vi todo el macaneo.

Muy feo lo que pasó y tuvimos que dejar de tocar porque estaban arrojando cosas al escenario.



Tsidkenu también tuvo el rechazo de los fans de Blasfemia en un concierto en el centro de Tegucigalpa.

Pero la gente en buena parte ha cambiado su mentalidad y ahora nos ven como una banda de metal más.”

TOMAS DURÓN, UN “GUITAR HERO” EN TECLADOS

Tomás, cuando entraste a Tsidkenu y porque no entraste antes?

“Entré en el 2007 y no entré antes, porque estuve en otra banda llamada Nexus, un proyecto que tenía con Hugo, Fabiola Meza y Jorge Servellón en el 2005.

Eramos metal progresivo cristiano y como éramos vecinos con Hugo, porque el ya no vivía en casa de nuestra familia en la colonia; me quedaba cerca el lugar donde ensayaban y como estaba audicionando tecladistas, le pedí que me dejara probar.

Solo podía tocar algunas notas, porque desde pequeño que me regalaron un pianito, me ponía a hacer mis cosas.



Thomás Durón cuando era el tecladista de Nexus, la otra banda de su hermano Hugo, que se presentaba en iglesias.

Pero me puse a aprender rápido y me dio el chance.

En ese tiempo el tecladista de Tsidkenu era Wilmer Vásquez quien me enseñó muchas cosas.

Cuando se salió, fue mi oportunidad.”

Y esas cualidades escénicas tan marcadas que tenés, cuando las desarrollaste?

Sos como cualquier “guitar hero”, la mayor atracción que tiene Tsidkenu en el escenario.

“No se jejeje!



Thomás Durón comenzó tocando un pianito que le dio su familia de niño.

Yo soy tímido y callado, entonces no se he desarrollado esos movimientos.

Ya cuando estoy enfrente del teclado tocando, me siento seguro y me dejo ir.

En los primeros años con Tsidkenu, era menos dinámico, no tenía un papel protagónico en el grupo, porque cuando entré; había dos guitarristas, Hugo y Francisco Valle.

Entré como un teclado de apoyo; entonces yo era solo un instrumento acompañante.



Thomás no entró a Tsidkenu como músico protagónico. Eso vino después.

Cuando sale Chico en el 2009, ya entro como protagonista, porque Hugo decidió que no tendría otro guitarrista en la banda de nuevo.”

Hugo: “No quería tener otro guitarrista, porque miraba en Tomás un potencial para ser parte central de Tsidkenu.

Yo quería que el piano estuviera a la par de la guitarra, que hiciera solos, que se luciera.

No recuerdo a otra banda de rock o metal hondureña que tenga al teclado como instrumento protagónico.

Ni siquiera en Horus lo he escuchado.”



Huguito Durón asegura que solo en Tsidkenu, el teclado es instrumento principal dentro del metal hondureño.

Tomás: “Cuando estaba en Nexus, Jorgito Servellón nos pasó un CD de Dream Theater y al escucharlo, dije que quería tocar como Jordan Ruddess.

Empecé a escuchar mucho Dream Theater, Deep Purple, mucho Stratovarius, varias bandas en las que el teclado es protagonista.”

Y todo eso te inspiró y te propulsó para ser lo que sos hoy.

“Mi modelo a seguir es Jordan Ruddess, yo me muevo así.

A veces creo que lo hago porque soy como un guitarrista frustrado.



Thomás es todo un “guitar hero” de los teclados.

Por eso salgo con un teclado que se usa como guitarra.

A mí me encanta la guitarra, más o menos la toco.”

Hugo: ”Si lo ves, Tomás se comporta como un guitarrista en el escenario, toca el teclado como una guitarra.”

Tomás: “Mira, yo soy tecladista de bandas de “covers” también y me gusta tocar piano en canciones de Luis Miguel, José José y me desarrollo en dos facetas.

Como un pianista que acompaña y como tecladista de metal protagonico.



Thomás se ha influenciado mucho para tocar y moverse de su ídolo Jordan Ruddess de Dream Theater.

En mis solos de teclado, tomo como referencia a guitarristas como Eddie Van Halen e Ynwie Malmsteen.”

Tsidkenu ha conseguido fans por vos cuando te ven tocar en vivo porque les transmitís tu pasión y tu dinamismo.

Cuando los van a ver en vivo y descubren su música, vos estas en primer plano junto a tu hermano; pero como te moves tanto y tu ejecución es sensacional, acaparas mas miradas.

Hay muy buenas opiniones de vos.

Pero el show es solo una parte, están también tus habilidades de compositor.

“Gracias.”



Thomás es otra de las poderosas razones por las que Tsidkenu tiene tantos fans ahora.

Tomás no participó en el disco “Justicia” del 2004, ni tuvo que ver en la composición y arreglos.

Cuando tocas en vivo algunas de las canciones de “Justicia”, como las asimilás, Tommy?

“Muy bien, fijate, porque las canciones de “Justicia” las hemos cambiado mucho con mi Hugo y ya no suenan igual que en el disco.

“Sinfonía” por ejemplo, que es una que tocamos muy seguido, “Alfa y Omega”, “Te Amo Señor”.

Lo que he hecho es ponerles mi estilo, agregar mis detalles, adornarlas con el teclado.



Thomás se siente complacido de poder tocar las canciones del álbum “Justicia” con sus propios arreglos.

Esto lo hicimos desde que entré a la banda.”

LA VOZ ANHELADA

Y Saúl, cuando iniciaste en la escena del metal nacional?

“En el 2004 con una banda de amigos que llamamos Imperium y luego le cambiamos el nombre a The Afterdawn.

Pero con The Afterdawn canté solo dos veces y después me fui para España.

Y también canté con Thy Providence, la primera banda reconocida con la que canté en vivo.



Saúl Vásquez cuando cantaba con The Afterdawn.

Pero mi papel era solo como cantante colaborador; nunca fui parte de la banda.

Eso pasó en el 2007 cuando su cantante Elías Espinal entró con otra banda que tenía a la Casa de la Batalla de las Bandas Pepsi Max.

Yo solo conocía las dos canciones más reconocidas de Providence y tenían pendientes un concierto en Tegucigalpa y otro en El Paraíso y cubrí a Elías en esos dos eventos.

Ya después Elías se sale y me quedé con ellos y en el 2010 me fui para España, pero regresé en el 2012 y en el 2015 me proponen entrar a Tsidkenu.”



Saúl fue cantante sustituto de la banda Providence cuando Elías Espinal no podía atender los compromisos.

Y al recibirla no sentiste dudas?

Te sentías como que dabas la talla, verdad?

“Fue como un sueño hecho realidad.

En el 2002 comencé a ir a ver los conciertos de Tsidkenu y los de Mefiboseth.

Crecí escuchándolos y los admiraba y sigo haciendo.



Saúl era fan de Tsidkenu desde adolescente y no faltaba en sus conciertos.

Fue una sorpresa, pero si me sentía capacitado.”

Y tus influencias de canto cúales son?

“Tengo varias, pero comencé cantando las canciones de Camilo Sesto, José José y luego paso a una de las bandas de rock blanco que más me gustan como es Vox Dei de Guatemala.

Luego descubro a Fabio Leone de Rhapsody, una influencia muy grande para mi, Rob Rock de otra banda cristiana, Alberto Tiraldi de Vision Divine al que vi en vivo.



Adrian Barilari como solista fue fundamental en Saúl para encontrar su tono.

Adrian Barilari como solista, fue una gran escuela para mi.

Después de un tiempo, tomé la decisión de irme por otros lados y escuchar otro tipo de cantantes, porque sentí que yo tenía mucha esencia Barilari y quería desprenderme un poco de eso y empecé a escuchar a Tobias Sammet de Avantasia.”

Pues con razón quedaste bien para Tsidkenu tras el cambio que hacían hacia el power metal.

Has recibido educación musical?



Saúl Vásquez sin casi ninguna educación musical, demuestra mucha capacidad en vivo.

“Estuve solo dos meses en la Escuela Nacional de Música, porque estudiaba por la noche en ese tiempo y las clases de música duraban hasta las 5 de la tarde y me estaba yendo mal en el colegio nocturno y por eso tuve que sacrificar las clases de canto.”

Y no has pensado en retomar las clases o pasas muy ocupado en tu trabajo?

“Le he escrito a Shirley Paz como tres veces, pero no me ha respondido para acordar un horario apropiado y yo manejo un itinerario muy complejo en un banco.



Saúl de visita en Collection, mi programa de Rock & Pop, con Hugo Durón.

Busqué también reforzamiento con el ministro de Alabanza de Tsebaoth, Luis Miguel, del que me han dado buenas referencias, pero nuestros horarios disponibles no coincidieron.

Además yo aun estudio en la universidad.”

Es comprensible, pero ojala tengas la oportunidad para meterle más potencia a esas cuerdas vocales, ya que la música de Tsidkenu amerita ser cantada con más pasión.

Creo que quien oye como cantaba Nilo “Alfa y Omega” entiende de que hablo.



Lo que creemos que le falta a Saúl en vivo es un poco más de pasión, pero por ahí se está entrenando.

Hugo: “S, claro, ese detalle es importante, pero te explico: el trabajo de Saúl en “Ultimos Tiempos” fue hecho rápidamente y las canciones ya estaban hechas.

El por eso no pudo ponerles su toque.

Les dio un poco de su “feeling”, claro, pero no pudo hacer mucho, porque las líneas melódicas estaban hechas para lo que yo podía cantar.

Sin embargo, el nuevo disco ya se trabaja en base a lo que Saúl puede cantar y ahí podrá demostrar más su potencial.”

Tomás: “La mayoría de las canciones de “Ultimos Tiempos” eran viejas, existían desde los tiempos de Nilo y por eso no estaban adaptadas para la voz de Saúl”



Saúl enfrentó el reto de grabar vocales para el disco “Ultimos Tiempos” en tiempo record.

Y también por eso es que un par de canciones del disco o al menos una, se oyen un tanto inocentonas.

Hugo: “Ha de ser la balada jajaja.”

“QUIERO DEJAR UNA MARCA”

O sea que en “Apocalipsis Magna” veremos a un Saúl recargado.

Hugo: “Huy si, definitivamente que si.”

Saúl: “Esa es la idea, poder poner una mejor calidad de voz.



Saúl se siente cautivado de la aceptación que ha recibido y desea ser lo mejor que el puede ser como artista.

He estado practicando y he estado enfermo, por lo que me he detenido.

Tuve una tos muy fuerte y prolongada.

He estado escuchando cantantes con el tipo de línea melódica que lleva “Apocalipsis Magna”, como ser Dream Theater, Avantasia, Angra, Rhapsody, que es una influencia propiamente mía.

Quiero dejar una marca.



Hugo Durón asegura que Saúl “sacará las garras” en el nuevo disco de la banda.

Fui a los dos conciertos de Rhapsody aquí en Tegucigalpa porque me encanta esa banda y es mi línea de referencia más grande.”

Pues una inspiración como la que da Alessandro Conti es muy apropiada.

“Si, es cierto y lo conocimos en el concierto del Hotel Clarión.

Estábamos programados como acto de apertura, pero no pudimos tocar por la tormenta que cayó como recordarás.”

“LOS GUITARRISTAS SOMOS MUY EGÓLATRAS”

Hugo contame de la evolución musical de Tomás desde que entró a Tsidkenu en el 2007.



Thomás Durón se fue para arriba como músico por su sorprendente capacidad para aprender con precisión y velocidadad.

“Tomás creció muy rápido en el metal.

A mí me sorprendió esa velocidad y le dije que ya no estaba Francisco y que yo ya no metería a otro guitarrista y que por ende, el tendría que hacer solos en las partes de guitarra de Chico.

Tomás se metió en el “feeling” y se fue para arriba rápido.

Con mi hermano, yo no necesito otro guitarrista.



Hugo se niega a meter otro “axe man” teniendo a su hermano en teclados.

Cuando la gente me pregunta que porque no tengo otro guitarrista, les respondo: “Si yo reclutara otro guitarrista, me daría mucha pena con él, pero sería para que fuera guitarrista rítmico.

Los guitarristas somos muy ególatras innegablemente y por eso mejor me quedo con mi hermano con sus solos de teclado, para que yo en la guitarra pueda hacer lo que yo quiera.

Yo le digo a Faby, mi esposa, que ahorita que estoy tocando en un tributo a Metallica en donde soy guitarrista rítmico, ya que hago las guitarras de James Hetfield; que a mí no me molesta serlo.



Hugo es guitarrista rítmico en un tributo a Metallica y no le importa.

A mí no me importaría ser guitarrista rítmico de una banda de música original, para nada, palabra.

Porque me parece una experiencia diferente y bonita.

Pero el guitarrista siempre quiere sobresalir, hacer sus solos, etc.

Entonces yo no metería a otro guitarrista en Tsidkenu para que no se frustre.”

“LOS GUITARRISTAS SOMOS ADICTOS A LAS GUITARRAS”

Cuáles son tus influencias en tu ejecución?



En casa de Hugo Durón entrevistando a Tsidkenu, septiembre, 2018.

“A mí me gustan varios guitarristas que me han inspirado, pero al final he conseguido obtener mi esencia.

Me gustan mucho Yngwie Malmsteen, lo neo clásico y lo clásico, lo pentatónico.

Me gustan mucho Zakk Wylde y Doug Aldrich, ya que me gustan los guitarristas que usan pentatónicas.

Ahí está la magia en esas cinco notas; en las mismas hay mucho por hacer.

A veces los guitarristas ven de menos a las pentatónicas, porque es lo primero que se aprende.



Hugo es “old school” en guitarra y se aferra a las pentatónicas.

Pero si las sabes usar, podes hacer cosas increíbles.”

Cada cuanto ensayas?

“Yo ensayo casi siempre.

Cuando era estudiante y empezaba en esto, pasaba horas practicando.

Pobrecita mi madre, mi madre sufrió conmigo por el escándalo que hacía en mi cuarto; pero al final, agradece que nos hayamos metido en la música y no en otras cosas.

Antes ensayaba seis horas al día, ahora una o dos.”



Hugo Durón es “tieso” para ensayar, aunque ya no tiene el tiempo de antes ni por cerca.

Sos de las personas que se meten a comprar instrumentos caros siempre que pueden como es característico de los más destacados guitarristas de rock que conozco en Honduras?

“Los guitarristas somos adictos a las guitarras.

Faby sabe eso y que la única con la que la puedo engañar es con una guitarra.

Para mí no existen otras mujeres, solo ella; pero las guitarras si son un vicio para mi.

Lo mismo con el equipo de guitarra.



Hugo no niega que gasta mucho dinero en instrumentos y que tiene su ego de músico.

Tengo cinco guitarras, y mi consentida es la Gibson, que es la que más uso con Tsidkenu.

Mi amplificador es viejo, pero es un Behlinger que esta modificado y tiene otras bocinas.

Si uso equipo algo caro, pero cuando querés sonar bien, tenes que invertir bastante plata.”

UN BAJISTA EX BLACKERO Y JAZZISTA

Y además tenes que encontrar tu sonido y ustedes ya encontraron el suyo, porque no suenan igual a nadie.

Ahora quiero que me hablen del nuevo bajista Erlan Chapas.



Erlan Chapas de Comayagua es el nuevo gran bajista de Tsidkenu.

“Lo conozco a Erlan desde que tenía quince años y tiene una historia similar a la de Saúl.

Erlan es menor que Saul y yo, anda por la edad de Tomás, unos 27 años.

Nos iba a ver a los conciertos desde chiquito y ha estudiado guitarra jazz y clásica.

Le gusta eso.

Se acaba de comprar un saxofón y nos manda videos tocándolo.



Erlan es multi instrumentalista y a pesar de ser músico de metal desde hace años, ama el jazz.

Es muy hiper activo musicalmente.

Erlan quería probar como cantante, porque aparte de que es un gran bajista, canta muy bien.

Pero ya teníamos a Saúl.

Le dije que necesitaba a un bajista urgentemente, ya que nuestro amigo Jorge Servellón, por su trabajo profesional, ya no podía cumplirnos.”

Y con su nueva faceta como actor de cine en “El Paletero”, pues aun más.

“Claro!



Erlan tuvo el gusto de grabar su primer disco siendo bajista de Tsidkenu en “Ultimos Tiempos”.

Ya se le complicaba más el tiempo y Erlan aceptó animarse con el bajo, porque esta capacitado para tocar muchos instrumentos como Nilo.

Erlan es muy talentoso, hasta piano puede tocar.

Es hijo de pastores y es de Comayagua, un cipote de muy buenos principios, muy tranquilo.

Estuvo de cipote en una banda de metal cristiano en su ciudad y siempre ha tratado de meterse en serio en esta música, porque estuvo en Mefiboseth un tiempo como guitarrista y pianista a la vez.”



Erlan dejó a Mefiboseth para ser Tsidkenu “full time”.

Ese cipote reservado en una banda de black metal?

“Si, así es.

Estuvo en Mefiboseth y en Tsidkenu al mismo tiempo, pero al final se quedó solo con nosotros.

Erlan comenzó a tocar metal blanco en el 2007 con su banda de Comayagua.

Se mueve más ahora en el escenario, ya que agarró la onda por las veces que me le acerco en concierto para molestarlo y que se active más.”



Erlan es un musicazo, pero Hugo piensa que necesita ser más vital en el escenario.

EL PROMINENTE “ULTIMOS TIEMPOS”

“Ultimos Tiempos” fue el disco que los catapultó como banda central del metal hondureño y estrenó a la nueva sangre de la banda, que incluye al menos a nivel de disco a Tomás Durón, que no participó en “Justicia”.

El se proyectó como el más dinámico y de los más talentosos tecladistas de metal hondureño y vos como una nueva sensación de la guitarra eléctrica metal.

Esto lo digo, porque es hasta la exposición en los Megametales que te has dado a conocer como tal.



El disco que logró llevar a Tsidkenu a todo un nuevo nivel en el metal hondureño.

Es primera vez que un álbum de metal blanco nacional ha sido tan escuchado y comprado fuera del ámbito cristiano y a la vez tan elogiado y promocionado en medios de comunicación.

No solo por el profundo contenido de su mensaje en una línea espiritual profética de alguna canciones, sino por el peso de los arreglos, la composición, la impecable ejecución y la nueva voz.

Que significa para ustedes esta labor promocional que han hecho con el mismo y el arduo trabajo que les tomó?

“El disco tiene canciones que no fueron incluidas en “Justicia” y las canciones que a vos más te gustan, Myrna, son recientes, hechas después del álbum debut.



Reconocimiento que COLLECTION le dio a Tsidkenu en enero, 2017.

Se nota un cambio en la forma en que escribimos las canciones; ya no tan juveniles, no tan ingenuos.

“Ultimos Tiempos” muestra esa evolución de nosotros, así mismo se ve el avance en la musicalización.

Tratamos de mantener las canciones viejas con su esencia original de inicios del Milenio, pero incluyen los arreglos que Tomás les hizo.

Este disco ha sido muy importante para Tsidkenu porque como dijiste, marca la entrada de Saúl Vásquez como la voz que necesitábamos.

Se grabó en tres meses cuando lo hice ya con Saúl.



Las vocales fueron parte fundamental para el éxito de “Ultimos Tiempos”.

Una vez lo grabé con Nilo en su estudio, pero se perdió ya con guitarras grabadas y cuando comenzaba a grabar el bajo.

Volví a hacer un intento con Nilo pero la agenda de él es muy amplia y la mía ya estaba más cargada; entonces quedó en el aire.

Luego en la iglesia CCI, el pastor René Peñalva me dio la oportunidad de grabarlo usando su estudio y por eso mismo, ese apoyo fue muy importante para la banda en ese tiempo y lo agradecemos mucho.

Me llevó mi tiempo porque no podía grabar nada durante mi tiempo laboral, puesto que trabajaba en el departamento técnico y había que apartar espacios para eso.



La iglesia CCI de Tegucigalpa, lugar donde se grabó “Ultimos Tiempos” en parte.

Hice el intento de grabar las voces, pero soy auto exigido y lo que escuché, no me gustó.”

Vos sabías que estaban muy bonitas las canciones, pero entendías que necesitaban una voz apropiada para el power metal.

“Exactamente; necesitábamos una voz con el matiz requerido.

Lo que yo canté no estaba mal, pero no me gustaba para el disco.

Ahí lo tuve en espera un buen tiempo por eso.



Rock & Tees apoyó mucho a la promoción y venta del disco y las camisetas de “Ultimos Tiempos”.

Y a fines del 2015, finalmente llega Saúl.”

TSIDKENU: UN CLUB EXCLUSIVO

Recuerdo cuando me invitaste al estudio del CCI a escuchar lo que llevabas grabado de “Ultimos Tiempos”, allá por el 2013.

Pero como fue que te cayó Saúl justo cuando ya creías que no conseguirías un vocalista?

“Es que cuando vivía en España Saúl, siempre manteníamos contacto y hablaba con mi esposo él y nos escribíamos por facebook.

Una vez Faby me avisó que el ya estaba en Honduras y me sorprendí porque no me daba cuenta.

Lo contacté porque sabía que era mi mejor opción, pero no solamente en lo musical.



Saúl Vásquez no solo fue invitado a cantar a Tsidkenu por su buena voz.

Tsidkenu se volvió una familia tras que se fueron los miembros de los primeros años y no podemos agarrar un “outsider” solo para suplir una posición.

La intimidad de nuestra banda es muy importante, nos conocemos los unos con los otros muy bien, todas las cosas, las buenas y las malas, porque tampoco somos santos.

Y entre nosotros nos jodemos, nos divertimos, nos morimos de risa juntos, y por eso no es con cualquiera que uno puede ser tan abierto.

Tiene que haber un alto grado de confianza entre todos.



Tsidkenu toma muy en serio el mensaje que envía a la humanidad en su álbum “Últimos Tiempos”.

En Tsidkenu no hay antifaces y por eso Saúl era el indicado, tenía todo lo que necesitábamos y yo sabía que habría química, cuando fuéramos compañeros de banda.

Entró en noviembre del 2015 estrenándose en el concierto de Trauma y Holocausto en Viher Bar de Tegucigalpa, pero solo cantó cinco canciones, ya que solo tocamos 30 minutos.”

Hugo: “Mi canción favorita de “Ultimos Tiempos” es complicado decirlo, porque todas me gustan.”

MENSAJE DE ALARMA

Ok, pero esta vez si me tenés que decir detalladamente el llamado que Tsidkenu hace en este disco, porque en Collection jamás lo has dicho abiertamente.



Grabando las vocales de “Ultimos Tiempos”.

“Jajajaja, siempre me voy por la tangente, verdad?

En “Ultimos Tiempos” enviamos una alerta seria, porque los humanos nos creemos el centro del universo y no lo somos para nada, nunca lo hemos sido y nunca lo seremos.

Siempre hemos creído que somos lo más importante de la creación divina y en la inmensidad del universo, somos minúsculos.

Pero somos tan soberbios y nos dividen tantas cosas y esa es la alerta que quisimos dar, porque vamos directoa a la auto destrucción.



Para Tsidkenu, el fin del mundo no será como dice la Biblia, sino provocado por los propios humanos.

Decimos en el disco que debemos reflexionar urgentemente, no seamos tan cerrados, tan individualistas y tercos, aprendamos a convivir y a respetarnos en la diversidad que tenemos.

Aquí el mundo lo vamos a terminar nosotros, no necesitamos un fin del mundo bíblico, ese es el problema, que la gente esta ciega y no se da cuenta que el fin de los tiempos esta cerca porque estamos destruyendo al planeta y degenerando nuestra condición humana de tantas formas.”