En Un Dia Como Hoy

6 de diciembre

6 de diciembre, 2003 – El padrino del funk rock, George Clinton es arrestado en Tallahassee, Florida y acusado por posesión de cocaína y utensilios para drogarse. Los grandes astros del rock como Clinton, Rick James y James Brown han sido adictos totalmente a esta droga dañina.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

REQUIEM:  EL LADO CULTURAL DEL ROCK HONDUREÑO (II parte)

Tras recibir los comentarios más halagadores de la primera parte de esta entrevista con una de las mejores bandas de la historia del rock hondureño; les compartimos la segunda parte, en la que abordamos la segunda edad de Requiem con todos los detalles interesantes y las anécdotas especiales.

Felicitamos a Requiem, porque en septiembre del 2013 estuvieron a cargo del tema musical de los Juegos Deportivos Universitarios Centroamericanos; con motivo de la inauguración del Palacio de los Deportes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

ROBO A TRIANGULO DE   EVA!

Alexis Pineda, dueño de una linda voz; ingresa en los 90s como el nuevo cantante líder de Requiem; para mí, una excelente adquisición.

Qué papel ha jugado en la notoriedad de Requiem?

(Roberto Chico): “Antes de pasar a eso, quisiera que Alexis contara cuando entró al grupo; pero lo diré yo: hasta cierto punto cuando ya Leonel López no estaba; la música varió a un formato más accesible y los requerimientos de la voz ya eran otros.



Alexis Pineda, reconocido arquitecto; ha sido el cantante de Requiem desde 1992.

Necesitábamos un tipo de voz con un timbre más melódico, más contempóraneo.

En ese tiempo, estaban Efrén Delgado y Carlos Durón en las voces.

Carlos Durón ganó la OTI, tiene una voz formidable; pero la voz de Efrén era para algo más oscuro.

En ese tiempo, Alexis cantaba para Triángulo de Eva; y desafortunadamente para Vito Suazo, líder de la banda; me lleva a un ensayo y al ver a Alexis levantando la voz; pensé en él como cantante.



Vito Suazo, bajista de Triángulo de Eva; fue el que sin querar; introdujo a Requiem con su cantante Alexis Pineda.

En Requiem teníamos ese hueco; de que entre las voces altas que conocíamos; no había alguien que las hiciera bien de verdad; porque Carlos Durón es barítono y no era muy apropiado.

Pero Alexis si dio la talla!

Pero no me lo quise “robar” así nomás; le dije a Vito que quería invitar a Alexis a ver al grupo ensayar.

Estábamos ensayando el tema “El Trapecista de Adobe y Neón” inspirado en el libro de Albert Depienne y era una pintura de Armando Lara,



Requiem hizo historia con sus conciertos en el Teatro Manuel Bonilla.

A Efrén se le dificultaban las partes altas y llamamos a Alexis para que las grabara con Carlos, lo que nos trajo una situación muy incómoda con Efrén.

Pero llegó el momento en que se tenía que dejar el corazón a un lado y decirle que necesitábamos a Alexis; y así entró en 1992.

Alexis entró con pie derecho porque fue directo a grabar una de sus canciones más aclamadas en Honduras.

“Y se estrenó en un concierto en teatro La Reforma en el que estabas presente vos, por cierto.

Y lo hizo muy bien.

Aparte de esa desfachatez y descaro natural que lo caracterizan; Alexis transmite so en el escenario.

No sé porque a Alexis le incomoda últimamente actuar así en los conciertos; pero en esos años, era mucho más espontáneo.”



Rolando Zelaya (de lentes), René Zelaya (de gorra), Roberto Chico y Alexis Pineda;  una muy buena época de Requiem.

REQUIEM OBLIGADO A TOCAR   EN EL SUELO

Si, Alexis tiene un carácter especial, alegre, afable, positivo, vibrante y puedo entender que su entrada a Requiem fue una oleada de aire fresco.

Pero no todo fue miel sobre hojuelas para él; ya que tuvo sus pencazos que yo desafortunadamente presencié.

Una fue esa abochornada que le dieron a Requiem por parte del manager de Franco De Vita en el Centro de Convenciones del Hotel Honduras Maya en la primera visita del artista a Honduras.

Ustedes siendo acto de apertura; les ordenaron que se bajaran del escenario y los mandaron a tocar al suelo, sin que nadie de la organización diera la cara por ustedes.

Recuerdo que pésimo momento fue ese……

“Es difícil decir cómo se sentía cada uno de nosotros.

Recuerdo que la mayoría se opuso a que tocáramos despúes de que nos bajaron.



Invitación al estreno del libro “El Trapecista de Adobe y Neón” musicalizado por Requiem.

Pero al final decidimos hacerlo para poder ventilarlo en los medios; esa sería una forma de protestar y se supiese lo que nos habían hecho.

Sino hubiéramos tocado esa noche; no hubiese sabido.

(René): “Si, fue feo, pero a algunos no nos afectó tanto; quizás a Alexis más; pero lo tomamos con más calma.”

Fue cuando supe la clase de persona que era Alexis: alguien muy sensitivo.

Fue un momento para todo Requiem, ya que un extranjero estaba discriminando por gusto en nuestro propio país a un artista hondureño y delante del público presente.

“No recuerdo particularmente así ese momento con Alexis, porque lo vi de una forma más general; con respecto a todo el grupo.

La verdad es que nosotros somos bastante duros en ese sentido.

Sabemos lo que hacemos y nos sentimos muy bien de ver cómo nos comunicamos con la gente; tenemos nuestro código.

Y si a alguien no le gusta, pues……Y lo mismo va para alguien que nos quiere minimizar como pasó en ese concierto de De Vita.

Amamos lo que hacemos y lo disfrutamos.



La prensa hondureña denunció que Requiem fue bajado del escenario en Franco De Vita.

Entonces esa vez nos hicieron tocar abajo, pero lo hicimos lo mejor posible y salimos del compromiso.

Para nosotros no fue una incomodidad tan grande.”

“EL PEOR   ERROR QUE HEMOS COMETIDO COMO GRUPO”

En 1995, les pasó otro impasse feo, cuando parte de un público irrespetuoso asistente al concierto de Ricardo Arjona al estadio Nacional de Tegucigalpa; comenzaron a gritar que querían a Arjona, cuando ustedes fueron acto de apertura.

Recuerdo que la reacción de Alexis fue muy emotiva y nunca la olvidaré.

Ustedes no se merecen pero ni una pizca, esos desprecios.

“Ese si es el mayor error que hemos cometido como grupo: el haber tocado en ese concierto.

La música de Requiem no era compatible con lo que toca Arjona y la gente eso era lo que quería escuchar.



Concierto de Franco De Vita de 1992 fue presentado por esta servidora y Edgardo Zúniga Jr.

Esa vez nos presentamos como Tarot, pero éramos los mismos de Requiem y fue un error fatal.

No nos abonó absolutamente nada.”

DE ROCKERO ALTERNATIVO A ROCKERO SERIO

Alexis, cuando entraste a Requiem, venías de una banda de rock alternativo popular y diferente.

Como fue tu transición entre ambas?

“El ingreso fue sumamente interesante y hasta gracioso.

La madurez y el desarrollo que se dio, fue importantisímo por el nivel musical que ya tenían.

Eso me tocó fuertemente y me transformó.

Tenían una cultura muy superior a la que yo tenía.

En mi propia experiencia con Triángulo de Eva; yo no tenía un contacto tan íntimo con el público; las audiencias y la comunicación con las mismas eran diferentes.”



A pesar de ser un grupo de primer nivel; Requiem ha sido desdeñado públicamente en dos ocasiones.

Pero te acoplaste rápidamente?

Creo que de verdad te influyó la música de Requiem; pero por lo que me dicen; ya no te satisface tanto cantar en vivo?

No sé si es porque has envejecido o por la complejidad musical del grupo que aumenta cada vez y no sentís que podes proyectar eso como se debe……

“Jejejejejejejeje!

Con las tocadas en vivo, tenemos el problema de que no tenemos la logística para tocar como está diseñada la música de Requiem.

La transición fue algo extraordinariamente enriquecedor y el mundo musical cambió para mi y le agradezco a Dios haber caído en esta banda de “delincuentes” a los que aprecio mucho y los admiro.

Estoy tratando de hacer lo mismo con mis hijos, que están sumergidos en sus ambientes de escuela; escuchan la música de moda que no está mal para nada; pero trato de inculcarles lo que Requiem me inculcó a mí.

Me mostraron otro mundo de estilos musicales, ritmos, etc; para que tengan amplitud y escojan lo que realmente les gusta.

Estoy agradecido con estos porque ha sido una experiencia maravillosa.”



Alexis Pineda, una de las voces del rock más sobresalientes.

Tu rango de voz era el que neesitaba Requiem para su música tras perder a Fabián Lobo, es que Carlos Durón nunca fue rockero; quizás eso le restaba a pesar de que era una voz profesional.

Como fue el cambio de cantar rock pop psicodélico al rock progresivo poético de Requiem?

“Hay algo curioso; cuando entré al grupo, ellos grababan “Trapecista de Adobe y Neón”, una canción algo liviana para ellos y me sentí cómodo, fue una introducción muy adecuada para mí, para el ambiente del que venía; encajé bien con eso.

Pasé a cantar “Cielos Claros” que me fascina y suena bien, pues.

Requiem sonaba fresco con esas canciones, muy diferente a la parte oscura que tenía y marcó un poquito la diferencia para la siguiente etapa.

Pero lo disfruté mucho y todos quedaron satisfechos y seguimos trabajando en más temas.”



Afiche de la obra conceptual de Requiem “El Relato de la Zorra” del 92.

Te tocó el privilegio de grabar la canción “Mesomérica” que se pasó como video en Televisión Española a través de la Cadena de las Américas, así como “El Trapecista de Adobe y Neón”.

Que sentiste al ver que tu voz trascendía tantas fronteras?

“Eso fue muy curioso.

Un tío estaba visitando a sus hijas en Suiza, y cuando regresa; me dice: “Oime, vos! No sabía que estabas cantando!

Te vi en televisión en Suiza y todos estábamos con los pelos parados viéndote allá!

Viendo música hondureña y con la voz de mi sobrino!”



El cuadro “El Trapecista de Adobe y Neón” de Armando Lara, ayudó a inspirar la obra de Requiem.

Mis primas me escribieron para contarme y entendí como se podía promover la música a través de la televisión masiva.

Allá mis familiares se llamaron por teléfono para que todos sintonizaran La Cadena de las Américas y fue un impacto enorme para mí; me encantó!”

Y nunca les pregunté realmente o no me acuerdo si lo hice en su momento; de cómo consiguió Requiem dicha oportunidad.

“A través de Miguel Morazán del Club Rotario, que era seguidor de Requiem.

Se dio la oportunidad de grabar también los temas instrumentales para unos documentales de Copán en la casa de René aquí en Santa Lucía.

Eso lo hicimos al mismo tiempo que lo de la Cadena de las Américas.

Requiem tuvo la oportunidad de ambientar musicalmente esos trabajos de las ruinas de Copán.”

Como fue cantar en esos temas de Copán?

Recuerdo que llevaban algo de voces.



La pieza “Copán” de Efrén Delgado fue usada despúes por Requiem para la Cadena de las Américas.

“Si, habían ciertas vocalizaciones en los mismos; y creo que entrar a la banda haciendo esas cosas, fue como si me pusieran una alfombra roja de bienvenida!

Fue un gran honor y me sigo sintiendo sumamente orgulloso porque son músicos que admiro muchisímo; y a veces me siento chiquito al lado de ellos, por lo creativos y profesionales que son.”

“DESDE LA ALFOMBRA!”

Como fue tu sentir en aquella noche del concierto de Franco De Vita en el Centro de Convenciones del Hotel Honduras Maya, cuando fueron acto de apertura en 1992?

Paradógicamente fue el mismo año que Requiem tuvo reconocimiento internacional.

“Uno, me dio coraje y me opuse a que nos presentáramos, no nos lo merecíamos lo que nos hicieron, y quería que nos fuéramos.

Pero recibí una lección de humildad enorme de Roberto y los demás cuando dijo:”Hay que sentar un precedente.

Va a valer más tocar en el piso, que evitar que todo el mundo se dé cuenta que nos bajaron del escenario.

Me pareció válido el razonamiento y dije: “Entrémole pues!”



Escena del video de Requiem que se pasó por la Cadena de las Américas.

Y despúes de esa presentación; surgió algo curioso; siempre disfrutando de la parte compositiva e hicimos una canción llamada “Desde la Alfombra”, y la grabé con Roberto y Alvaro Rodríguez; y la disfrutamos.

Habla precisamente de eso, de cómo se puede llegar a humillar a gente que tiene su parte creativa y a la que no se le da su valor en su propia tierra.”

Y en esa línea de sucesos, el incidente de 1995 de Requiem con Ricardo Arjona en el Estadio Nacional de Tegucigalpa; cuando la gente gritaba por Arjona y querían que ustedes se retiraran con el peor de los irrespetos; eso recuerdo que te afectó feo.

Te vi con lágrimas en los ojos en el backstage y se me hizo un nudo en el corazón.

“Yo no recuerdo si lloré o no, pero si recuerdo clarito que la gente estaba desesperada por oir a Ricardo Arjona, y por esa limitada cultura musical que tiene el pueblo hondureño; y que hace que no sean muy abiertos a apreciar a los grupos musicales hondureños en esa época; pasó eso.

Requiem no fue a tocar “covers” de artistas conocidos; fue a tocar su música original.

Me puse a pensar: “Que tan fácil es para alguien ir a ver a Ricardo Arjona, que paga por verlo a él, para que lo pongan a escuchar algo que nunca ha oído?”

Pero eso no justifica que sean así de malcriados y groseros!

“Correcto!



Ricardo Arjona y su concierto de 1995; es un negro recuerdo para Requiem.

Habia mucha gente que estaba bebida que fueron los que más gritaron, y despúes quedé analizando: “Nos expusimos a algo que no deberíamos haber hecho porque no era un público afín a lo que hacemos.”

Eso me ayudó a entender la situación.

Esa experiencia me sirvió de mucho.

Pero las cosas malas ese día no terminaron en el escenario.

Al terminar de tocar, voy al carro a guardar mi teclado; y encuentro el vidrio roto, por robarme el radio.

Te imaginás la cólera que sentí?

La gente gritando y mi vidrio roto y mi radio robada!”

No sé cómo no te retiraste con un día tan malo como ese?

““No! Si me retiré por un par de años!

Porque yo disfruto la música, pero no tengo porque tolerar cosas como esas.

No quiero saber nada de grupos!me dije ese día y estuve fuera de acción durante un buen tiempo.



Requiem se quedó sin Alexis por un buen tiempo a raíz de incidentes negativos en concierto de Arjona.

Pero Requiem estuvo inactivo en ese tiempo a raíz de eso.

Pero despúes de esa pausa; ellos me invitaban a cantar y yo les decía que yo llegaría, pero no llegaba.

Leonel López fue el que estuvo cantando en esas pocas ocasiones despúes de Arjona; pero sabes que me encantaba?

Que nos presentáramos en el teatro Reforma.

Ahí llegabas vos y me encantaba ver a la gente que llegaba ahí porque se sabía que se daban cita para escuchar a Requiem de verdad.

Eso a mi si me fascina! No ser un telonero.”

Tus compañeros dicen bromeando que en tantos años, solo una letra has escrito para Requiem,

Hablanos de la misma.

“Jajajajajajaja, la verdad es que la parte de composición no ha sido algo que haya desarrollado casi.

A la hora de grabar, en la parte vocal; uno va escuchando cosas y va metiendo ideas y generando ambientes con la voz y esa parte creativa la disfruto mucho.

Pero ya componer un tema formalmente, no es lo mío.

Pero una vez le dije a Roberto: “Fijate que se me vino una letra hace unos días.”

Y él me responde: “Armémola.” y René comenzó a componer la música con él y salió.

Lo disfruté mucho y ahora en mi casa ejercito mucho la parte de composición un poco más con mi hijo que toca guitarra y por ahí estamos experimentando.”



Nota de prensa de Requiem en mi sección Digno de Verse de A Todo Volumen de El Heraldo en el 93.

ALEXIS, UNA GRAN VOZ NO MUY RECONOCIDA

Cuando te escucho en Requiem, pienso en un ruiseñor, aunque me hagan guasa algunos por decirlo; ya que tenés una voz diáfana, dulce, limpia.

Sos de los mejores cantantes de rock de Honduras, aunque no tengas el reconocimiento que merecés.

Que sentís de pertenecer a esa galería de grandes voces del rock hondureñas a pesar de que muchos no te conozcan?

“La experiencia de estar cantando en grupos de rock diferentes con Requiem y todos sus proyectos paralelos y con Triángulo de Eva y otros más como Fantasía (banda de rock duro de los 80s de Rolando López, luego guitarrista de Delirium Tremens), con quien colaboramos en los 80s; proyectó mi voz de forma diferente en cada uno.

Son todos estilos distintos y mi expresión vocal también se transforma.

Pasa lo mismo en Requiem.



Los conciertos de Requiem en teatro La Reforma son recordados con afecto por la banda.

Roberto a veces saca una canción suave y le digo: “Dasela a Gerardo.”

Es que Gerardo tiene una voz más dulce que la mía inclusive.

A mi como me van mejor las cosas más golpeadas por mi influencia anterior en el rock comercial y más fuerte; canciones más rasgadas.

Disfruto mucho cantar asi.

Cuando en el grupo me dicen: “Metele galleta!”, me alegro, porque cuando quiero le puedo dar una cadencia más fuerte a la música.

Es primera vez que me lo dicen.

Pero yo disfruto más esa parte rockera y me siento contento de aportarlo al rock hondureño.”

VIVA SUDAMERICA!

Requiem fundó un estudio de grabación llamado Aurora Boreal, nombre de una canción de ustedes, y antes y despúes de ello;

han grabado canciones que apoyan la preservación del medio ambiente y que exaltan a la Madre Naturaleza.

En un programa Collection de Rock & Pop dediqué un espacio a las bandas de rock nacionales que tenían temas ecológicos e inserté dos o tres canciones de Requiem.

Lo hacen de forma excelsa, muy poética, ustedes se esmeran en ser ultra artísticos y se han preocupado por temas de suma importancia.

Hablamos de eso.



En 1988, los conciertos de Requiem costaban tres lempiras, a pesar de ser en el teatro Manuel Bonilla.

(Roberto) “Sobre la poesía en los textos del grupo, tiene mucho que ver la influencia sudamericana de nuestros primeros días y que fue algo que se cortó en el país cuando a mediados de los 80s, comienza a salir aquella campaña de “Rock en tu Idioma” en los Lps hechos en México y comenzó a dar exposición a otros tipos de grupos como los sudamemericanos más comerciales como los Enanitos Verdes, los Prisioneros, Soda Stereo, que tienen una propuesta más comercial.

Nosotros tuvimos la suerte de nutrirnos con grupos como Sui Generis, Luis Alberto Spinetta, Litto Nebbia, Pescado Rabioso, todos esos rockeros argentinos magistrales no comerciales que tienen un historial de tradición poética enorme por Tomás Borge y los demás eruditos de esa época.

Nos nutrimos de eso e igual lo hizo Alex Palencia de Pan y Hambre y eso se refleja en su música; el bebe de la misma fuente.

Igual Hunty Gabbe de El Pop consume lo mismo y se nota.



Vito Suazo dibujó este arte para el tema “Metamorfosis” de Requiem.

Fue una suerte tener acceso a esa música; pero cuando aquí comienzan a tener acceso al rock sudamericano; comienzan a venir otros grupos de rock y los que vienen detrás de nosotros aquí en el país; no tienen acceso a ese referente y eso hace que sus letras de repente, se orienten de otra manera.

Por eso es que en Requiem hay mucha metáfora, muchas imágenes muy fuertes.

Entonces obviamente, lo que es la realidad cotidiana a la que hacemos referencia en nuestra música da para que se aborden asuntos políticos, la situación ecológica en algunos temas como “Cielos Claros” que por cierto es letra de Vito Suazo (líder de Triángulo de Eva).

Había un tema llamado “Mirad Mi Despertar” de Efrén Delgado que luego se retomó y se hizo “El Loco y la Corte de los Milagros” en donde se hace referencia a la tierra en el sentido ecológico y de pertenencia del ser humano.

Hay tantos temas que sería largo hablarlo.”



Requiem ha compuesto varios temas dedicados a la ecología.

PIONEROS DE ESTUDIOS DE GRABACION CASEROS!

Y el nombre del estudio que es tomado de una canción?

“Le dimos ese nombre a la productora de los conciertos del grupo en 1985.

La canción que se llama así, se escribió despúes.

Luego tuvimos acceso a grabar en estudios caseros y así sigue la producción a nivel de discos, aunque los mismos se sacaron hasta en el Nuevo Milenio.

Antes de eso, sacábamos cassettes; la canción “Aurora Boreal” está en un disco llamado “Suelo de Noche” de un proyecto alterno en el que canta Gerardo y estamos René y yo.”



Tres de los Requiem grabaron la canción “Aurora Boreal” para este disco.

EN NOMBRE DEL METAL!

Hablame de Miguel Matute, uno de los miembros de Requiem más consistentes.

Siempre fue el que le puso el sonido más pesado a la banda y que hizo que algunos se resistieran a él porque ya estaban acostumbrados al sonido de Requiem como estaba.

Qué hay de sus aportes?                             

“A principios del año 87 tuvimos un breve receso en el grupo, durante el cual Rigo y René estuvieron colaborando de lleno con Pan y Hambre y con Rolando hicimos un par de grabaciones en el estudio One, apoyando a José Luis con algunos de sus temas.

En ese tiempo conocí a Miguel, ya que éramos compañeros en la facultad de Ingeniería.

Sin duda, uno de los primeros guitarristas de metal en el país; Miguel tenía un sonido muy actualizado para la época con una técnica interesante.



El guitarrista Miguel Matute (derecha) junto a Rigo Ochoa; es un elemento valioso para la banda desde 1987.

Nos comenzamos a reunir para improvisar un poco y posteriormente incorporamos a Rolando Zelaya en batería, pasando yo al bajo y así experimentar un poco en formato de trío siempre con temas originales.

En eso estábamos cuando Requiem decide reanudar labores, por lo que decidimos que Miguel participase como invitado en el concierto (por cierto, el último de los ochentas en que estaría Fabián).

El impacto de Miguel dentro del grupo fue enorme en todo sentido.

Por un lado, dotó a REQUIEM de un sonido más fresco para la época (ochentero sin duda) y expuso el grupo a un público nuevo con otras influencias.

El sonido se volvió más potente y aportó un nuevo solista para proponer lo suyo en las canciones.

Ahora bien, para algunos escuchas puristas, su sonido con influencias del metal no cuajaba bien con el sonido del resto que curtíamos una propuesta más setentera.

Esto generó acalorados debates inclusive dentro de la agrupación.



Las tendencias rockeras fuertes de Miguel Matute y su sonido 80s provocó tensión en Requiem.

Para bien, Miguel se establece como miembro oficial y con el tiempo se ha convertido para mi gusto en uno de los mejores guitarristas de “hard rock” en el país, con un talento envidiable.

Actualmente es quizás el principal instrumento solista de la banda y uno de los grandes promotores para que Requiem continúe funcionando.

Ha participado con gran acierto en los cuatro discos publicados y si bien no es de los principales compositores; (cuatro temas son de su autoría en un total de 36 grabados por el grupo sin contar las versiones de la Misa Rockmana); su sonido se ha vuelto característico y fundamental dentro de nuestra propuesta.”

EL CARÁCTER DENTRO DE REQUIEM

Y Miguel además ha demostrado talento, perseverancia y mucho arrojo en sus otras bandas como Tarot, Miguel Matute Proyect e Urania, así que merece nuestro completo reconocimiento.

Yo le tengo mucho aprecio al amigo Rolando Zelaya, otro baluarte de Requiem, con quien tengo una anécdota dorada en la cabina de Stereomil en una entrevista larguisíma con ustedes no sé si en 1992 o 1993, que me hizo darme cuenta que en la banda si habían personas “con los cojones bien puestos”.

Y cada vez que me acuerdo de ese incidente con Rolando me río mucho, porque de todos mis entrevistados de rock hondureño de los 80s para acá, ha sido el más osado y el más encachimbado en el curso de un trabajo en vivo.



Roberto, René y Rolando, viejos amigos; que hicieron linda música juntos.

Aclaro a los lectores que este incidente no fue conmigo, sino con una persona muy, muy importante dentro de la radio hondureña y no estamos hablando de un locutor, sino que de un empresario de leyenda en toda Centroamérica.

Jajajajajajaja Rolando Zelaya es único!

Hablame de él.

“Si, Rolando es especial y lo apreciamos muchisímo y lo recordamos con todo cariño.

Es uno de los miembros fundadores del grupo, a quien conocimos en 1981 en el local de ensayos del Conjunto del San Miguel, ya que guarda parentesco con René Zelaya.

Aún y cuando no formaba parte del San Miguel; improvisaba a veces con el grupo (ya fuese en bajo o batería) y me parece que colaboraba con uno de los sacerdotes en actividades que no recuerdo.

Una vez que salimos del colegio formamos un grupo llamado Exodo, junto con Rolando (bajo), René (batería),  José Luis (teclados) y yo en guitarra (año 83),  en el cual Rolando hacía voces también.



Rolando Zelaya con sus compañeros de Pan y Hambre (y Requiem) Fabián Lobo y Rigo Ochoa en concierto estudiantil.

En algún lado existen registros caseros grabados de algunos de los temas originales que teníamos.

Dos de ellos por cierto “Holocausto” y “Epitafio”,  pasaron a formar parte del repertorio de Requiem un par de años más tarde. 

Hicimos nuestra única presentación en el concierto del San Miguel de ese mismo año con la adición en vocales de Yadira Bendaña.

Posteriormente el grupo se desbanda y Rolando entra en contacto con Rigoberto Ochoa, ya que ambos estudiaban en el Departamento de Arte de la UNAH y forman el grupo Obertura de corta existencia, en donde Rolando fungía como baterista y Rigo hacía lo propio en el bajo.



Rolando Zelaya (derecha) fue un talentoso integrante de Requiem, a pesar de no haber compuesto tanto como otros.

A finales de ese año, Rolando me presenta a Rigo, quien estaba interesado en grabar unos temas propios y me invitó a colaborar en el proyecto que se convertiría en Raíces.

Inicialmente hacíamos temas de Rigo, con Rolando en batería, Rigo en guitarra de acompañamiento y yo en bajo y solos de guitarra eléctrica.

Grabamos varios de estos temas en un improvisado estudio casero que yo tenía y ya que se tenía la idea de hacer temas propios pues decidimos incorporar a José Luis Suazo en teclados.

Una vez que ingresa José Luis; acuñamos el nombre de Raíces pasando Rigo al bajo y yo a la guitarra eléctrica.

Con esta formación compusimos los temas Visiones, Don José de las Setas, Fantasía y Cuando me vaya a la luna, que pasarían a formar parte del repertorio de Requiem.

Raíces se completó con la llegada de Carlos Ralston en vocales y el aporte ocasional de César Morales (futuro miembro de Orión y ex Obertura) en guitarra y teclados.

A finales del 84 regresa René Zelaya de los Estados Unidos y lo incorporamos al grupo, con lo cual enriquecimos la propuesta con dos baterías.



Roberto Chico en ensayo en el teatro Reforma a inicios de los 90s.

Esto coincide con el alejamiento de Ralston y Morales por lo que decidimos cambiar el nombre de Raíces a Requiem, para dar nuestro primer concierto en enero de 1985.

A pesar de gozar con un agudo sentido del humor; durante los ensayos Rolando era el que más abogaba por la disciplina en cuanto a cumplimiento de horarios y enfocarse en la práctica de los temas, ya que el resto tendíamos a divagar un poco y nos daba por embarcarnos en dilatadas improvisaciones.

Si bien prácticamente no compuso para el grupo; siempre estuvo muy metido en el asunto del arreglo de las canciones, ya que contaba con un depurado gusto para los detalles y nos daba la ventaja que en los temas donde se requería que Rigo tocase guitarra acústica; Rolando pasaba al bajo de manera solvente.

De hecho, recuerdo que por lo general mis temas primero los ensayaba con Rolando antes de llevarlos al resto del grupo; para tener una mejor idea de cómo desarrollarlos y ahorrar tiempo.

De hecho a mi parecer, su mayor contribución dentro del grupo radica en la parte de arreglos y en que era quien marcaba la base sobre la cual el resto de instrumentos montábamos nuestras partes.

Por la naturaleza de los primeros temas del grupo, todos funcionábamos como instrumentos solistas en un determinado momento (inclusive la otra batería al momento de rellenar con “fills” por ejemplo) y contábamos siempre con su base que sostenía la estructura.

Rolando participó en las dos etapas del grupo (80 y 90´s) y ya alejado de los escenarios regresa para colaborar en los dos primeros discos del grupo en el 2009 y 2010.”



René Zelaya se tornó en el segundo baterista de Requiem al regresar a Honduras en 1984.

QUE MONTON DE GRUPOS!

Wow!

Ahora si quedó bien estipulada la labor del estimado amigo en esta grandiosa banda, quien en el Nuevo Milenio por sus increíbles dotes de historiador; tuvo una sección de de datos preciosos hondureños del recuerdo fenomenal en el noticiero TVC de Canal 5 durante unos años.

A que se debe que Requiem en el interim de sus pausas, se dedican a proyectos alternos?

Era porque su deseo de experimentar sin tanto compromiso de arreglos complicados; que los dominaba, René?

“Mirá, esas fueron las ausencias de algunos que nos forzaban a pararnos como ya alguien lo mencionó antes.

Cuando regresé de Estados Unidos, no me quedé en Tegucigalpa, sino que me mudé a La Ceiba y al Valle Aguán.

Venía esporádicamente a Tegus y ese fue el tipo de situación que hizo que Requiem continuara siendo lo que era.

Roberto también comenzó a trabajar fuera de la ciudad y como dice Leonel; las ausencias hicieron mella en la banda.

Por eso se formaron proyectos alternos,



Requiem con el balletista Lempira Jaén y otros amigos en un concierto en teatro Reforma a inicios de los 90s.

Cuando alguien estaba; se le llamaba y se le proponía colaborar con “Agua que Corre”, con este o con el otro proyecto.”

Considerás que haber fundado tantos proyectos musicales es culturalmente valioso pero quizás algo confuso para los fans de Requiem?

“En cuanto a los nombres querés decir?

No, es que hubo un concenso general del grupo en el que concluimos, que lo que hizo Requiem no puede ser superado.

Y sacamos otros proyectos para surgir con la onda de producir música muy personal.

Pero con Requiem en el final de los 80s; no podíamos continuar porque había gente valiosa ausente que ha formado parte del historial del grupo.

Sentimos que sería como una falta de respeto para nuestra raíces.

Pero luego cuando se trata de regrabar la música; era definitivo que volveríamos a unirnos.



El Pez es el más reconocido de todos los proyectos musicales surgidos de los miembros de Requiem.

No tenemos que estar todos en el mismo instante, en el mismo lugar; pero cada cual sabe poner su granito de arena y es cuando se inicia una nueva etapa para seguir adelante y componiendo; pero no por buscar notoriedad o aparecer en los medios.

No quería que nos pasara como en la Casa de la Campana; todo el mundo hablaba de ese grupo; lo recuerdan como un grupazo, pero no tienen material que de fe de eso.

Queríamos rescatar nuestro legado y que la gente dijera: “Ah! Ese era Requiem…….

Bueno no eran gran cosa, pero era Requiem.”

NO CAMERAS, PLEASE…….

A propósito, porque Requiem ha sido esquivo con los medios de comunicación en general, y solo accesibles con algunos que si somos amigos de ustedes en esta vorágine del mass media?

“La primera razón es porque no tenemos presencia escénica.

Grababámos nuestros conciertos en Betamax y los íbamos a ver el mismo día y veíamos que parecíamos estacas!

Nos mirábamos tan corrientes con lápices en las bolsas de las camisas, en fin.

Cual presencia escénica?



Tangobravo es otro de los interesantes proyectos musicales de Aurora Boreal.

Creo que fue un acuerdo unánime evitar las cámaras; no es lo nuestro; zapatero a tus zapatos, hagamos la música y se acabó!”

Bueno, es una razón válida.

Pero hay algo más aparte de eso, no?

(Gerardo): “Bueno, adolecemos de un tipo de preferencia de parte de los medios por estas propuestas alejadas de la difusión de los medios tradicionales, y también hemos sido ignorados por un público no afín con lo que hacemos, por ser víctimas de problemas estructurales de un país.

Esto tiene una consecuencia en la cultura como consumo, en el acceso, en los espacios, políticas de estado, en las promociones, en el construir una identidad a partir de lo que creamos como país.

Pero si ha pesado y ha hecho que se haya creado un movimiento subterráneo, porque no solo por parte de Requiem; hay propuestas interesantes.

Esto se da en otros estilos musicales que no han tenido una presencia mediática, a pesar de su alta calidad; pero que quizás si han sido expuestos en algunos espacios en el extranjero.”



Requiem reconoce que no tiene “pinta rockera” para aparecer en medios televisivos.

GERARDO: BICHO RARO

Hey Gerardo y vos cuando apareciste en escena?

“En el 2000.”

Y ya que estamos en línea con vos, te comento esto: Requiem es una banda que toma la música muy en serio y posee un sentido crítico elevado, algo incompatible con gran parte del público hondureño de los 90s para acá.

Muchos los ven como una “banda aburrida”.

Crees que esto tiene que ver con la escasez cultural o al fallo en impartir la misma por parte de nuestro sistema escolar privado y público, en el materialismo de estas eras tecnológicas, en el coeficiente intelectual del hondureño promedio?

“Creo que definitivamente las posibilidades de que música con ciertas características pueda ser seguida por la gente; tiene que ver con cómo se configura la cultura musical; y eso está vinculado a la cultura musical que consumen los miembros de un grupo desde que comienzan a escuchar música.



Gerardo Martínez, el más reciente integrante de Requiem; es figura líder en el Pez también.

Tenés que conocer su información personal y profesional; este tipo de detalles se traducen en el trabajo de Requiem.

Para mi como oyente la primera vez; fue impactante escuchar algo como “La Astronauta” en un cassette de tres temas creo llamado “Obras” que yo tenía.

Fue lo único que pude escuchar en ese tiempo y me transmitió la sensación de averiguar “Quien está haciendo esto?” “Este grupo es de acá?”.

Esa es la clásica pregunta que nos hacemos muchos por tantos problemas que nos aquejan, tantas necesidades y nos deprimimos tanto que nos cuesta ver que en Honduras se pueden hacer grandes cosas.”

Y que era lo que vos escuchabas en tu adolescencia?

Lo mismo que ellos?

El viejo rock argentine no commercial y progresivo?

“Empezaba a atraerme esa música.



Gerardo, René y Roberto adoran hacer música más personal con su proyecto El Pez, entre otros.

Lógicamente soy de otra generación, no?

Pero me gustaba esa música desde muy joven y me interesó componer; y para eso yo buscaba mucho más.

Siempre rechacé la música que sonaba en la radio porque nunca tuve la necesidad de gustar.

Era un tanto contradictorio.

En mi colegio, mis compañeros escuchaban música de moda en los 80s y a mí no me gustaba.

Soy de Siguatepeque.



Nota de prensa de El Pez, en el que por un tiempo estuvo el talentoso cantante, José Inés Guerrero, radicado en España.

Yo escuchaba música de los 70s, aunque no supiera que era, pero el sonido y todo lo que transmitía; era lo que me gustaba.

Descubrí que en música, yo era de los 70s.

Era un bicho raro.

Pero creo que parte de esa postura intelectual de cómo se configura la cultura musical; y la honestidad musical que posee Requiem son cosas que definen a la banda desde el inicio.

Por ejemplo, René Zelaya, aunque baterista; tiene una cultura musical increíble, muy rica y eso ha aportado mucho a Requiem.

Y ese efecto que gente como él pueden transmitir a través de la música; es muy gratificante.

Esto ha influido en sus vidas a personas como el locutor Renán Andino y a otros que conozco, y les ha ayudado en algo, tal honestidad.

Es tan especial tener ese poder de conexión con la gente porque uno deja el corazón cuando toca.

Lo hacemos con mucha sinceridad y nos encanta lo que hacemos.

Y eso de alguna manera, llega a mucha gente.”

CONTINUARA……



Una hermosa portada de un disco de Requiem elaborada por el pintor Roger Silva.