En Un Dia Como Hoy

20 de febrero

20 de febrero, 1993-El sencillo de Duran Duran "Ordinary World" alcanza la posición #3 en el conteo pop de EEUU. Es el primer éxito de Top 10 del grupo en cinco años.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Pensando en la inmortalidad del cangrejo al ritmo de Led Zeppelin.....

SAYDA BULNES: VALIENTE SOPRANO DEL METAL Y TROVADORA EN RESISTENCIA

El nombre de Sayda Bulnes, hasta hace unos pocos años, se comenzó a escuchar con cierta curiosidad en la comunidad metal hondureña, puesto que la talentosa y muy particular artista apareció de la noche a la mañana en las redes sociales,  como una propuesta impulsada por ella misma, para bregar en el exigente campo del metal sinfónico, el cual en nuestro país ha tenido no muchos exponentes y han sido menos los que han podido plasmar una obra fonográfica de dicho subgénero ya sea solo o en combinación con otros estilos.

Sayda era una absoluta “newcomer” en nuestra escena dura, y desde un comienzo, llamó la atención por tener una personalidad abiertamente amable, la voz femenina probablemente más potente que hemos escuchado en el metal y un dramatismo innato al momento de recitar, cantar o dar clases de música, que es su modus vivendi.

Un poco más adelante,  Sayda se dio a conocer por otros detalles innegables en ella como ser una madre soltera que anda acompañada con alguna frecuencia de su hija autista Aitana,  estar intentando en diversas oportunidades de ser parte íntegra e importante de una banda de metal sinfónico, ah! y andar el pelo pintado al rojo vivo.



Sayda Bulnes, un prospecto del metal sinfónico hondureño habla con total honestidad en esta entrevista.

Repentinamente gran parte de la comunidad metal la conocía, sin conocerla realmente,  porque su imagen aparecía como la nueva amiga en redes sociales tanto de los muy reconocidos, como de los nuevos músicos de metal y rock catrachos, así como de muchisímos fans de esta música.

En tres ocasiones, Sayda ha hecho intentos por ser parte de una unidad musical de este tipo de metal tan hermoso y complejo, pero aunque el destino aun no le ofrece esa oportunidad soñada para ella; la artista no baja la guardia y mantiene arriba sus esperanzas.

Desde que apareció en el ambiente hace cuatro años, Sayda ha logrado sembrar algunas semillas en el rock y la farándula hondureños, con algunas colaboraciones valiosas, no solo como cantante,  sino que como compositora y pianista: en el disco “Tiempo, Límites y Espacio” de Delirium y la ópera rock de Isidro España “Clementina Súarez Vive”.

Por ahí grabó una canción de metal oscuro con una de las bandas con las que probó suerte, pero a pesar de que esta en youtube, no se dio a conocer debidamente.



Sayda es artista desde siempre y su guitarra ha sido más leal que cualquier amiga de carne y hueso.

Implacable luchadora, mujer con inconmensurables habilidades creativas, noble corazón, una revolucionaria artística, una madre a toda prueba y una diva auténtica; Sayda Bulnes es un nombre que merece brillar en el rock nacional, cuando se le dé la oportunidad de poder trabajar con profesionales que estén dispuestos al reto, porque ella es un desafío completo.

Surgida de los cafés literarios, de la escena de la trova hondureña, de la unidad de Artistas en Resistencia y de la bohemia, esta nueva aspirante al metal hondureño, quizás sea, como me dijo alguien con profuso conocimiento del ambiente; la mujer más incomprendida del ambiente rock.

Y de hecho, creo que lo es, porque indudablemente,  su forma fantasiosa y magnánima de ver y hacer las cosas, aun no es asimilada por los músicos promedio de Tegucigalpa.

Y no es que los culpe de no poder hacerlo; es solo que Sayda es una mente elevada que quiere cristalizar sus sueños y para eso, aun tiene que conocer a los compañeros de viaje apropiados para su aventura.



Sayda comenzó como artista en cafés en medio de intelectuales y artistas en contra del sistema.

Como dice el dicho, Roma no se hizo en un día.

Sayda Lidia Bulnes Caballero nace el 13 de junio, 1981 en el plácido pueblo de El Porvenir, Francisco Morazán en un hogar en el que el cabeza de hogar es un reconocido maestro y director de escuela del sistema educativo público llamado Vergelin Bulnes, el que por sus obligaciones; hizo que su familia se mudara varias veces.

Hizo la primaria en su pueblo natal y en Ciudad Comayagua, pero la fue a terminar y cursar hasta el Tercero de Ciclo Común en San Francisco de la Paz, Olancho, en donde su padre se hizo director del instituto polivalente que lleva ese nombre.

Desde los seis años, se vestía con la ropa y los tacones de su mamá, María del Carmen Caballero, para cantarle a las visitas que llegaban a su casa, mientras su madre las atendía.



El plácido pueblo de El Porvenir es su cuna.

Ella notó que las cualidades de su hija eran auténticas, quien hacía intentos de canciones y cautivaba a quien la escuchaba, porque ya tenía la potencia actual en su voz, asi como la afinación, pero aun no la tenía educada.

Empezó a competir en concursos estudiantiles de canto y los jueces de los mismos, le decían a su papá que su hija tenía un gran futuro como artista, y que debía de seguir esa carrera.

Al terminar su educación en San Francisco de la Paz,  tomó la importante decisión de venirse a seguir sus aspiraciones a Tegucigalpa a los 16 años de edad en 1996 y se inscribió en la Escuela Nacional de Música para sacar Educación de la Voz, Piano y Guitarra, con lo que lograría obtener el Magisterio Musical.

No le tuvo miedo a la ciudad, ni a vivir sola y a educarse sin la supervisión de su familia; y sacó 98 % de promedio en su examen de admisión, entrando a la legendaria escuela de la calle La Fuente, con los mejores augurios de parte de los maestros a cargo.E

Esa fue la razón por la que su familia la apoyó en ese tiempo; y ella deseaba brillar, ser admirada, salir al extranjero, ser fotografiada, salir en televisión y en ese tiempo, lo que favorecía era el pop, la música romántica y algo de rock comercial.



El instituto olanchano en donde hizo su secundaria.

Sayda no se había encontrado a si misma musicalmente y recibió una estricta y constante educación de la voz con la gran soprano uruguaya Lucila Trujillo Zambrana, guitarra con Luis Enrique Godoy y piano con el maestro Hernán Teruel durante tres años.

Aun no componía,  porque aun no definía la línea musical en la que deseaba incursionar a nivel personal, y formaba parte del coro y de la orquesta juvenil de la Escuela Nacional de Música.

Sintió mucho pesar de descubrir al egresar, que fue de los pocos de su promoción que se dedicaron a la música profesionalmente, ya que los demás optaron por otras líneas laborales para adquirir mejores ingresos, o se fueron del país.

Sayda meditó que ella no tendría miedo de hacer la batalla en su país como artista, porque era mujer aguerrida y para eso había estudiado con ilusión.



Sayda con su señor padre, un veterano director de colegios.

Mucha gente que la conoció en los 90s, se admira de que ella siga al pie de la bandera en la carrera, cuando tantos otros egresados de esos años, ni recuerdan lo que les enseñaron; pero para ella, la música es su vida y su pasión y no podría dedicarse a nada más.

Siendo una mujer muy romántica, se involucró con intelectuales de Tegucigalpa, siendo uno de ellos, el padre de su hija Aitana, Nelson Echenique, el que la introdujo a la música protesta de Mercedes Sosa, Victor Jara, Violeta Parra y así conoció las canciones con contenido social y la poesía contestaría.

Asistía con Nelson a recitales poéticos a recitales de versos en Café Paradiso y es cuando descubre que ya quería hacer sus propias canciones, escogiendo la trova.

La primera de las cuales fue “Guitarra que Nunca Mientes”, una pieza filosófica y reflexiva, un poema musicalizado en donde expresa como su instrumento ha sido su amiga, confidente y compañía en los buenos y malos momentos.



Sayda en televisión cantando El Vuelo del Aguila, en la que hace hasta sonidos guturales.

Igualmente su fiel compañera y amiga ha sido su hija de 13 años Aitana, la que tiene grado dos de autismo y ese reto ha sido parte de su gran aprendizaje de vida, ya que al no ser capaz de ofrecerle un hogar estable a su hija con un padre; ha tenido que valerse por si misma para darle el amor y el sustento necesario.

Y para lo primero, Sayda ha tenido que cantar en restaurantes, bares y cafés durante años y además dar clases de música a domicilio o en algún local.

Por fortuna, Aitana tiene más de un año de estar en terapia en Aupoautis y la han hecho mejorar considerablemente.

Sayda ha tratado de darle lo mejor que ha podido a su hija y aunque ha intentado rehacer su vida sin éxito varias veces; no ha dejado de creer en ella misma.



Su hija Aitana, el ser que la ha hecho luchar contra viento y marea en un país en donde la cultura es vista de menos.

Pero ha caído en depresión algunas veces y se ha alejado un breve tiempo del medio artístico, se ha encerrado, pero Aitana siempre sale al rescate como su fuente de inspiración para no decaer emocionalmente.

Aitana incluso ha sido fundamental para su desarrollo artístico y le agradece a Dios cuando asiste a misa, por la oportunidad que le da de seguir con vida y la fuerza para seguir luchando.

La familia Bulnes no deja de apoyar moralmente a la artista, pero no de otra manera a pesar de haberlo necesitado de verdad, porque al ser la más rebelde al convertirse en cantante; le han pedido que se dedique a otra cosa.



Sayda acompaña a Aitana en una exposición de sus habilidades artísticas en evento de Aupo Autis.

Ella se ha negado y eso ha traido fricciones y ha tenido que alejarse de ellos por temporadas por su falta de comprensión, pero Sayda siempre logra sacar mariposas blancas y amarillas de su mundo interior, para poder resurgir con renovada vitalidad.

Su primera canción formal ha sido muy elogiada en redes sociales y la misma grabada en casa de un amigo de Sayda con un modesto equipo; en el 2017 fue masterizada para darme un mejor sonido y le agregaron audiovisuales en los estudios ProArt de la colonia El Hogar, para que pudiese promoverla de mejor manera.

Otras canciones de esa primera etapa fueron “Autobiografía” y “Nómada” que son puras confesiones personales.



Sayda para los tiempos en que creó sus canciones firma “Nómada” y “Autobiografía”.

“Nómada” la hizo en una época oscura entre el 2005 y el 2006 cuando Aitana tenía 2 o 3 años, cuando sintió la necesidad de manifestar que se sentía como una piedra rodante, de un lado a otro.

“Soy tu musa, soy una trovadora, que anda de lugar en lugar.”

La hizo como balada rock y la compuso con una guitarra roja.

Autobiografía dice: “

«Mi vida, es una canción,

llena de laberintos y veredas, a veces trágica, a veces cómica.

Soy la protagonista, de esta historia sin final,

vivo y muero, en un acorde de guitarra, mi voz se desdibuja, florecen las palabras, y germina el sentimiento… »

Esta canción es un grito de protesta de Sayda, molesta porque la sociedad quiere etiquetar a la mujer y las juzga si actúan de forma diferente.
Es su forma de decir que nació para ser artista, que no se puede amoldar a lo que ellos quieran que sea ni artística, ni física, ni políticamente.



Sayda se inició en el rock oyendo a Scorpions y Queen.

En los 90s, Sayda era aficionada a las baladas rock y favorecía a las bandas Scorpions y Queen por el ensamble de las voces y la estructura instrumental y valoraba mucho la voz de Freddie Mercury, quien grabó a dúo con Montserrat Caballé, una de sus sopranos favoritas.

También amaba a la histórica soprano María Callas, a través de la cual aprendió a apreciar muchisímo las arias y en su formación clásica, le inculcaron la música de los grandes compositores universales como Beethoven y Mozart.

Y a través de otro enamorado que tuvo del círculo de poetas hondureños, sintió la necesidad de escuchar algo más fuerte, cuando este la introdujo a una nueva música, y recomendarle usar su voz de soprano y combinarla con metal y arreglos sinfónicos y armar una banda así.



Sayda poco se imaginó al iniciarse en el symphonic metal, que llegaría a ver en vivo a Therion.

Fue en el 2012, cuando comenzó a escuchar a Nightwish y luego Therion y Haggard y esto es algo que le agradece a este poeta.

El le decía que se fijara como hacían los cambios de voces y las armonías en los teclados y los violines en esas bandas y es cuando empezó a soñar con liderar una banda así.

Se identificó con el sub género y quería hacer canciones en esa línea y conseguir músicos que tuvieran las mismas aspiraciones y grabar un disco de metal sinfónico o power metal, un estilo con el que cree que encaja mejor por su timbre de voz.

En esos momentos quería componer así, pero tenía un trabajo que le exigía mucho, y en el que estuvo nueve años.



Sayda cuando era maestra de música de niños en riesgo social.

Sayda era la maestra de música de niños menores infractores en el Hogar Casitas Kennedy a través del Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia, a los que les enseñó a cantar y formando un coro con ellos, los llevó a presentarse a diferentes lugares.

Sayda se esforzó al 100% para que los niños tuvieran una linda experiencia de vida y siente que les ayudó bastante, pero infortunadamente, el gobierno de Juan Orlando Hernández, alegando que el INHFA era incapaz de velar por la niñez hondureña, lo cerró, despidió a todos y le cambió el nombre a la institución.

Lo lamentó mucho porque su trabajo era muy efectivo, pero aun se encuentra con los niños que ya son adolescentes en algunos lugares de Tegucigalpa, los que la abrazan, la elogian y le preguntan si aun está en la música.



Sayda tuvo una hermosa participación en tres canciones de “Tiempo, Límites y Espacio” de Delirium.

Pero ese mismo año 2014, Sayda tuvo algunas oportunidades que marcarían su nueva dirección musical, en la que ella deseaba incursionar.

El guitarrista y compositor de la banda Delirium, Fernando Lezama, fue a visitar a Sayda a su casa para pedirle que aceptara cantar en el disco acústico “Tiempo, Límites y Espacio”, y al aceptar; le dijo cuales eran las canciones en las que quería que hiciera coros.

Lezama le dijo que las estudiara y que escogiera adonde deseaba meter coros en cambios de armonía para adaptar la voz y no se metió; aceptó todo lo que ella le sugirió, incluso en partes en donde canta Elías.

Sayda aparte de grabar las canciones, asistió con Delirium a Collection de Rock & Pop a presentar el disco y los acompañó en la presentación pública del mismo en una rueda de prensa en un bar rockero.



Sayda acompañó a Delirium y artistas colaboradores en su disco acústico, a la presentación pública del mismo.

Las canciones en las que Sayda hizo arreglos corales fueron “A Cada Paso”, “Metempsicosis” y “Esperando por las Lluvias”.

Sayda asegura que fue una experiencia maravillosa y se siente felíz de haber sido aceptada en su trabajo por Delirium y sus fans.

Aunque no son canciones de ella ni lleva voz líder, fue una buena manera para Sayda para dejar una huella en el metal hondureño y explotar sus innatas habilidades.

En el 2014, en una reunión que tuve con artistas del metal sinfónico y la música clásica en Café Paradiso, presenté a Sayda con la joven soprano Bonny Eguigure para ver si era posible que se apoyaran mutuamente, ya que ambas querían armar bandas de ese estilo.



Tuve el gusto de compartir con Bonnie Eguigure y Sayda Bulnes en reunión de amigos de Delirium.

Las dos se reunían en casa de Sayda en barrio Los Dolores para planear las canciones; Bonny haría las historias de las canciones con personajes mitológicos y ella comenzaría a hacer acordes para realizar algo variado y cada una de las sopranos, aportaría sus ideas.

Luego buscarían compañeros de banda y esa fue la razón por la que Sayda le presentó a Tiffany Tatiana López (actual vocalista de Natural Killer), la que vivía en su mismo edificio.

Pero según Sayda, hubo mejor química entre ellas dos y no pudieron ponerse de acuerdo las tres, y por eso las dos muchachas decidieron separarse de ella y cambiaron el concepto, la imagen y hasta el nombre del proyecto.



Sayda ha hecho algunos intentos por tener un proyecto de metal sinfónico, sin suerte.

Bonny y Tiffany crearon Batalaria y Sayda nunca las menciona, lo hizo ante la pregunta periodística, porque asegura que se dio cuenta por una amiga, que las dos cantantes la difamaban y prefirió dejar de frecuentarlas y seguir su camino.

Sayda reconoce que Bonny tiene un gran potencial para cantar y que le desea lo mejor en su grupo y que lo importante es que todas concreten sus metas artísticas.

Sayda comenzó a asistir a conciertos de metal para poder estar más cerca de dicha cultura y tener la posibilidad de buscar compañeros de banda.

En el mismo año 2014, Sayda asistió a tomar parte en un programa de rock sinfónico hondureño en Collection de Rock & Pop y ahí conoció al pianista clásico y tecladista de metal sinfónico, Sergio Augusto Cobos y a su novia, la soprano, Rosa María Moncada (Valkiria) del grupo Obertura Astral.



Afiche de Collection del programa sobre rock y metal sinfónico hondureño al que invité a Sayda, Sergio Cobos y Valkiria.

Sergio que estaba en la etapa de revivir su banda, consideró que Sayda podía ser una buena adqusición para un proyecto que tenía con Obertura Astral: un tributo a Nightwish y Rhapsody con dos sopranos diviéndose el repertorio.

Cada una escogería los “covers” con los que sintieran más cómodas y la banda hasta le dio la bienvenida públicamente a Sayda y cada una le haría coros a la otra para lograr más armonías.

Pero Obertura Astral estaba ensayando en días de semana y Sayda no podía asistir por trabajo, solo podía los fines de semana, y cuando les pidió espacio para poder ensayar las voces cuando ella pudiera, estos no pudieron coordinar con ella.



Los muy talentosos Sergio Cobos y la soprano Valkiria tenían muchos deseos de trabajar con Sayda, pero no se pudo.

Además, ella deseaba que el concierto fuera en el teatro Manuel Bonilla para que tuviera más realce y los demás no estaban de acuerdo con eso y por eso no pudieron hacer nada con Sayda, pero tampoco se ha realizado el tributo.

Sayda siente un gran respeto por Sergio y Valkiria, los que ya son parte de la banda de metal sinfónico Xibalbá Symphony; y se pone a sus órdenes para cualquier cosa; y cree que lo que no se pudo hacer antes, se podría hacer ahora.

Sayda tuvo una oportunidad de tener una banda completa por un tiempo con la que trabajó con mucho entusiasmo; y esto se dio a raíz de que la escritora Anarella Vélez, dueña de Café Paradiso, le dijo que el bajusta y cantante de Nosferatu, Elviss Sánchez, necesitaba a una cantante para una canción suya y que ella también participaría recitando.



La escritora mexicana Anarella Vélez fue quien juntó a Sayda con la banda Nosferatu.

Sayda aceptó hacerlo y se entendió con Elviss y su compañero, el guitarrista Adonis Andino y fueron al estudio Delirium Records a grabarla con Fernando Lezama.

La canción es “Fortaleza de los Olvidados” y la participación de Sayda y Anarella es en la parte final de la canción de “black beautiful metal” de Nosferatu.

Se hicieron amigos, Sayda se puso a la orden por si ellos llegaran a necesitar de una cantante y poco tiempo después la llamaron porque supieron que ella deseaba tener una banda de metal sinfónico y ellos deseaban iniciar una nueva etapa musical.

Se comenzaron a reunir, les costó encontrar a un baterista y obtuvieron a Pablo Scarlatti y comenzaron a pensar en un nombre.



Opus Forte fue el proyecto entre fundadores de Nosferatu, Sayda y otros músicos de metal nuevos.

Sayda propuso Opus (obra en italiano) y Pablo propuso Forte y estuvieron de acuerdo porque era un concepto muy sinfónico y comenzaron a trabajar en las canciones.

Sayda presentó sus canciones “Ixchel” y “Afrodita” y la ensamblaron con bajo, guitarras, batería, teclado y flauta y cambiaron mucho.

En “Ixchel” Sayda comenzaba recitando y después desgarraba la voz y el vibrato y se transportaba en los ensayos al declamar la letra : “Diosa maya, compañera del sol, que fecundaste tu semilla en nuestros ancestros.

Deidad creadora, en tus manos milagrosas se complementa tu esencia femenina.

Ixchel, Ixchel, diosa luna, mujer arcoíris, esposa de Itzamná, señora de las mareas.”



Sayda tiene lista una canción en honor a Ixchel, la diosa maya que fue adaptada al metal sinfónico.

Sayda tocaría teclados en algunas canciones y además ya comenzaban a trabajar las canciones de Elvis y Adonis como ser “Cenizas” y “Fortaleza” y ya tenían preparadas las coreografías estilo teatro propuestas por la artista.

Sayda había conseguido al guitarrista Carlos Enzo y ya casi estaban preparados para su primer concierto.

En un ensayo, en una de las canciones de Elvis, le dijeron que tenia que hacer una parte de voz gruesa y ella no podía hacerlo porque su voz es fina; que no se sentía cómoda con esa parte, porque no podía sacarla por más que quisiera.



Sayda ensayó con mucho entusiasmo con Elvis Sánchez y Adonis Andino, de Nosferatu para Opus Forte.

Sayda le pidió a Elvis que se mantuviera cantando gutural en esa parte, porque ella no podía y Pablo se molestó y le dijo que tenía que hacerlo, que para eso era cantante.

Le respondió que aunque pareciera inaudito, que simplemente no podía hacer voz gruesa, luego Elvis y Adonis se molestaron también, porque no aceptaban que ella no pudiese hacerlo.

Sayda se justificó como mejor pudo sin éxito y asegura que sospecha que les hablaron mal de ella, porque a la semana siguiente la citaron en Paradiso y le anunciaron que ya no iba a seguir siendo parte de Opus Forte, que volverían a ser Nosferatu.

Ella quedó impresionada y dolida porque no se lo esperaba y no tuvo más remedio que aceptarlo.



Sayda propuso las bases de Opus Forte, consiguió guitarrista y aportó canciones, pero no se pudo dar el sueño.

Sayda afirma que la ex cantante de Atlantis Symphony, Reina Bojorque después de ese encuentro de sus ex compaeñeros con ella en Paradiso, pasó a ser la vocalista de Nosferatu y se invitó a la actriz de teatro, Mariane Villalta a hacer dramatizaciones durante los conciertos, una idea aportada por Sayda.

Reina en enero, 2018 estuvo en mi programa Collection de Rock & Pop estrenando la nueva versión de “Cenizas”, tema de Elviss Sánchez, que Sayda practicó para los que serían los conciertos de Opus Forte.

Pero Sayda no es de las que se echa a morir, y levantó una campaña en facebook para reclutar nuevos compañeros para Opus Forte y respondieron su llamado un baterista vecino suyo y el bajista de Soter y retomó sus canciones con ellos en una terraza.



Nosferatu se reactivó en el 2016 con Reina Bojorque en vocales y Marianne Villalta como actriz dramática.

Hicieron eso mientras llegaban más músicos y practicaron “Ixchel” y una nueva canción de Sayda “Planeta Tierra”.

La soprano pensó que ya estaba en camino de nuevo de armar su banda, pero al tercer sábado de ensayo, sus nuevos “compañeros” comenzaron a poner excusas para no llegar y ella volvió a quedar sola paulatinamente.

Sayda se dio cuenta de que armar una banda de metal sinfónico sobre todo, es muy difícil y más siendo una mujer sola y nueva en este ambiente, y más por la falta de compromiso arraigado que parecen tener tantos músicos.



Tuve el gran gusto de entrevistar a Sayda en la muy bohemia casa cultural Bocaloba.

Por eso optó por quedar como solista y volver a intentarlo, y de hecho quiso ver si lograba hacerlo en México, ya que en el 2016 tuvo ciertos planes de irse a México para probar suerte allá, algo que hasta le dijo a diario El Heraldo en una entrevista que le hicieron.

Sayda tuvo contacto con la banda de rock alternativo azteca La Celeste Lidia de León, Guanajato y le dijeron que en su país sobraba gente que estaban en la disposición de formar bandas y esto la animó, sobre todo porque tenía una posibilidad de irse para allá.

Ella llamó la atención de La Celeste Lidia porque escucharon sus ensayos en facebook y su música como solista, pero las cosas no le salieron; no obstante, tiene planeado ir a cantar a algún festival de rock mexicano.



Sayda quiso irse a México para intentar darle vida a Opus Forte.

De nuevo volvió a recoger sus ilusiones y siguió su labor musical como cantante en los lugares que la contrataran y montó su escuela de música Opus Forte.

El día de su cumpleaños en junio, 2016, tuvo la inspiración de componer una canción en honor de la valerosa ambientalista asesinada a sangre fría, Bertha Cáceres la que entituló “Bertha Mi Heroína”: “Bertha, muchacha intrépida, vives aquí entre nosotras, el río te canta.”

Tiene varias estrofas hermosas, la montó como balada rock y la estrenó en un evento de cantautoras hondureñas dedicado a Cáceres y organizado por Karla Lara en el auditorio del Colprosumah, en donde todas aportaron sus temas hechos para la guardiana de los ríos.



Un diario le dio cobertura a Sayda cuando sacó su canción homenaje a la ambientalista Bertha Cáceres.

Sayda nunca conoció personalmente a Cáceres pero la admiraba profundamente y su muerte la dejó impactada y conmovida.

En septiembre, 2016 fue invitada al evento “Honduras es Música con Aroma de Mujer” al teatro Saybe de San Pedro Sula organizado por la actriz y compositora sampedrana Antonieta Máximo, ex cónsul en Nueva York.

Logró una buena amistad con Máximo y le dijo que tenía deseos de hacer el mismo evento en Nueva York donde reside, y Sayda creyó que ella bromeaba.

Pero en el 2017, Máximo cumplió su aspiración, organizó el mismo evento en La Gran Manzana para septiembre, e invitó a Sayda y a la compositora y pianista Norma Erazo y las mandó a traer.



Sayda fue muy apreciada y aplauidida en su presentación en el evento de cantautoras catrachas en Nueva York.

Sayda quien tiene proyectos de música clásica con Erazo, se preparó para su viaje y por ende, tuvo un rotundo éxito como intérprete y guitarrista de sus dos canciones “Guitarra que Nunca Mientes” e “Ixchel” durante el evento efectuado en un popular restaurante de Brooklyn, el que se llenó de la comunidad hondureña.

Se siente muy orgullosa de su papel allá y de haber podido conocer la capital del mundo y haber asegurado la oportunidad de volver a cantar allá, porque hizo amistad con actores, gente de letras y actores que ofrecieron invitarla para eventos de la Asociación de Actores de Latinoamérica.

A una semana de su regreso, Sayda asistió como todos los años al evento del Grito de Independencia de México, invitada por la embajadora de la nación azteca en nuestro país, Dolores Jiménez, quien es una admiradora de los talentos de Sayda; y en dicho convivio se encontró con el reconocido hombre de teatro, Isidro España.



Sayda junto a su amiga, la embajadora de México, Dolores Jiménez.

Este le dijo que la necesitaba para un proyecto muy importante suyo, que era nada menos que la ópera rock “Clementina Súarez Vive”, la que montó en los 70s y los 80s, y que iba a volverla a montar con el Grupo Teatral Camino Real y el Teatro Infantil de Honduras.

Los dos artistas se reunieron en noviembre y España le dijo que necesitaba que ella le musicalizara la obra y no le mostró nada de la música que esta había tenido en las puestas en escena de décadas pasadas.

Sayda sin tener datos de este trabajo musical del pasado, escuchó lo que Isidro le recomendó al mostrarle el guión de “Clementina Súarez Vive” y le dijo que en cierta parte tenía que ir rock progresivo y en otra,  rock más pesado y que ella debía de hacer las composiciones basándose en las diferentes escenas escritas.



En noviembre, 2017 fue la unión de talentos del teatrista Isidro España y Sayda se dio para algo muy bueno.

Le dijo que tenía que encerrarse el fin de semana a analizar el guión con cuidado, remontarse a cada una de las diferentes épocas de la vida de la poetisa detalladas en la obra y decidir como musicalizar cada escena dependiendo del tipo de acción.

Eso hizo la artista precisamente y al inicio le costó encajar el verso al ritmo, porque los personajes son diversos y las escenas son de diferentes caracteres emocionales, puesto que son versos tomados de diferentes poemas y libros de Suarez como ser “De mis Sábados el Ultimo”, “Engranaje”, “Creciendo con la Hierba”, “Corazón Sangrante”, entre otros.

Sayda musicalizó todo para 55 minutos de obra musical y aunque ella hizo un trabajo para que fuera ejecutado por una banda de rock y un grupo de cámara en vivo; los músicos de rock y clásicos convocados por Isidro España no acudieron a la cita y entonces la artista tuvo que asumir tres roles.



Sayda frente al Centro Cultural Clementina Súarez en Tegucigalpa, en donde se dio comienzo a una obra musical clásica hondureña.

Se armó de valor y fungió como única compositora de la obra con más de veinte temas, enseñarle a cantar mejor a los protagonistas principales de la obra Eisly Martínez (Clementina) y Enrique España (El Amor) y ayudar con las voces y coros de las escenas acompañada de su órgano entre bastidores.

Estuvieron en ensayos dos meses y Sayda dice que la voz cantada la hizo en clave de sol y la parte acompañada de ella en clave de fa.

La escena de la apertura donde aparece la Muerte interpretada por el sensacional bailarín Rafael Perdomo por primera vez y en la parte de la historia de la muerte de Clementina, en la que también aparece Perdomo, son escenas en las que Sayda cantó.



El bailarín Rafael Perdomo hace un excelente papel como La Muerte en la ópera rock Clementina Súarez Vive.

Asimismo a la mitad de la obra en la escena de la soledad, parte en la que Clementina se siente muy frustrada y desolada y ahí canta en toda esa parte.

Sayda decidió que en la apertura tenía que usar algo estremecedor para levantar a la gente porque es la muerte de la poetisa y es donde usa rock fuerte, puesto que esta parte involucra voces potentes porque hay una parte que va: “La mataron! Asesinos!” y otras partes en donde hay mucha fuerza musical por el drama.

En la parte en donde Clementina dice: “Con mis versos saludo a las generaciones futuras.” decidió usar balada pop y en otra parte usó tango y en las partes en donde aparecen los aldeanos en el bosque, usó toques folklóricos.



Que mejor lugar para hablar de Clementina Súarez y su obra musical que en Bocaloba que la honra en su entrada?

En cada escena, los versos cambian de carácter o forma y en base a eso, Sayda fue haciendo pentagramas mentales para escribir la figura, la nota, el acorde y la tonalidad de cada uno.

El estreno de la ópera rock de la poetisa en enero, 2018 fue un éxito a casa llena en el Centro Cultural “Clementina Súarez” y la segunda presentación fue en febrero para un grupo de estudiantes universitarios.

Sin duda su trabajo como instructora de canto de los actores principales es evidente, puesto que ninguno de ellos había cantado antes en público y logró un trabajo muy bueno con ambos, particularmente con Enrique España.



Sayda hubiese querido interpretar a Clementina Súarez en el escenario, pero su papel fue igual de relevante.

Sayda no niega que a ella le hubiese encantado hacer el papel de Clementina, sobre todo, porque algunos que han visto este tipo de musicales fuera de Honduras; le han dicho que ella estaría mejor en el rol, por la forma en que proyecta el mensaje con la voz; y que ella agradece esos halagos, pero que respeta completamente la elección de Isidro por la joven actriz de la película “Cipotes”, Eisly Martínez.

Ante la mención de que el guitarrista de rock ceibeño, Alex Palencia, autor de la ópera rock “Morazán”, el que comentó en el reportaje hecho por esta servidora sobre “Clementina Súarez Vive”, de que este trabajo de España no podía ser denominado ópera rock sino que cantata o musical, porque no reúne las características artísticas y ciertos fundamentos; Sayda con sencillez responde que al igual que Clementina, ella quiso romper esquemas al componer la música de esta obra.



Sayda explica su postura acerca del cuestionamiento surgido con respecto a si la obra de España, es una ópera rock.

“En base a lo que ha dicho el colega Palencia; tengo que decir que desconozco que se hizo musicalmente en 1976 en esta obra, lo cual evita que pueda responderte si la original fue una ópera rock o no.

Pero de acuerdo a lo que aprendi con mi maestro Carlos Licona, la ópera que nace en Italia en 1600, tiene que ver con una obra de teatro que está hecha para ser cantada y pretendí involucrar al rock en algunas partes por instrucción de Isidro.

Pero opté por darle mayor sonoridad para adaptar cada escena a un tipo de música que yo analicé que podía quedar mejor, por ejemplo, piano con melodía triste en alguna escena de melancolía o toques folklóricos en escenas de campo.



Eisly Martinez y Enrique España en los roles de Clementina Súarez y El Amor.

Pero me encargué de que llevara siempre la presencia de guitarras, bajo y batería.

Pero no quise hacerlo de forma tradicional y por ende, en base a los conceptos científicos que Palencia argumenta, de acuerdo a los formalismos que el maneja; tengo que darle la razón.

No hice la música siguiendo esa estructura tradicional, sino pensando en como podía sonar mejor cada escena en mi imaginación.

La obra lleva rock innegablemente, pero también tiene otros géneros y realmente no me puse a pensar en que todo tenía que ser rock, lo reconozco, y por ende, si puede catalogarse como cantata o musical, porque lleva teatro también.



Sayda recibiendo el aplauso del público en el estreno de la obra Clementina Súarez Vive de Isidro España.

Los actores principales cantan y actúan, hacen cambios de escena, de vestuario, de ambientes.

Comenzamos con este proyecto de una forma sencilla, sin todos los elementos que debe llevar, pero faltan muchas sorpresas más con el mismo, ya que pretendemos presentarnos en muchas partes dentro y fuera de Honduras.

La aclaración que dio Palencia sobre el tema es positiva, porque es necesario sentar ese precedente por los elementos formales de lo que es la música como ciencia en forma estructural y para no caer en esa ambivalencia de estar jugando con los términos.



Sayda explica su postura acerca del cuestionamiento surgido con respecto a si la obra de España, es una ópera rock.

Por eso se lo agradezco tanto a el como al otro colega que opinó, Javier Reyes, al que le tengo mucho cariño, porque lo conocí en la Escuela Nacional de Música hace más de 15 años.

Yo respeto a todos los profesionales de la música en Honduras, de todo tipo de música, les tengo mucha admiración y si puedo aprender algo de ellos, lo aprovecho, porque nunca se termina de adquirir más conocimiento para mejorar.

Lo que importa es que la música no muera, que se siga haciendo arte en Honduras, apoyarnos entre colegas, valorar y apoyar el renacimiento de propuestas buenas del pasado y no perder el tiempo en juegos de ego inútiles.”



Con Sayda en Collection promoviendo la obra musical Clementina Súarez Vive.

Sayda es una mujer de acción social y junto con su amiga, la periodista Istmania Platero, quien es defensora de Derechos Humanos y miembro de Amnistía Internacional;  ha acudido hasta a la cárcel de Támara a llevar esparcimiento a los privados de libertad con su música y su guitarra, por iniciativa de ella.

En dicha visita, la mecha de la guitarra se le arruinó y no pudo seguir cantando para ellos; entonces usando música de una grabadora, se pusieron a bailar con ellos.

También se dedica a apoyar musicalmente a ciertas actividades de Aupoautis, para poder ser útil a aquellos que se encargan de regular las costumbres y habilidades de Aitana para que tenga mucho mejor desarrollo social.



Sayda contribuye lealmente con Aupo Autis, la institución que educa a su hija Aitana.

Sayda además es una artista en resistencia desde el golpe de Estado del 2009, ha cantado en plazas públicas en protesta por el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya Rosales, aunque desde antes su línea era la de trovadora con sentido social.

Participó en las marchas de los indignados en el 2016 y desde el fraude electoral hecho por el Partido Nacional en las elecciones presidenciales 2017; ha acudido a plantones y a marchas pacíficas para elevar su voz de desaprobación por ese golpe a la democracia hondureña y la ilegal reelección del gobernante Juan Orlando Hernández.

Y en una reciente marcha de protesta el 27 de enero, 2018,  salió afectada junto a Aitana por los gases lacrimógenos arrojados indiscriminadamente por la Policía Militar al servicio de la dictadura Hernández, lo cual es un riesgo para ambas, pero sobre todo para la joven adolescente.



Sayda cantando en plaza La Merced después del golpe de estado del 2009.

Pero Sayda tiene una postura anti corrupción muy sólida desde pequeña, repudia la injusticia, el latrocinio, la deshonestidad, ya que es una mujer honrada, que repele la hipocresía, porque dice lo que siente y no es capaz de engañar a una persona.

Por eso siente que ante las actuales circunstancias, debe ejercer su derecho de protestar pacíficamente y decir que no esta de acuerdo con lo que pasó en las elecciones y todos los atropellos a los derechos humanos de los hondureños en tantos sentidos.

Por eso como madre toma riesgos por su hija para intentar hacer un cambio a través de un esfuerzo colectivo, aunque sabe que hay peligros si anda con ella; pero no tiene opción al momento de no tener con quien dejarla a cargo.



Sayda es constante en las protestas del pueblo en resistencia junto a su hija, la que la acompaña a veces.

Como tantas mujeres hondureñas con hijos y sin ellos, Sayda desea que Honduras deje de sangrar, y que dejen de hacernos daño las personas nocivas a cargo de los destinos del país, para que seamos una nación de oportunidades para todos sin distingos de ningún tipo.

Sayda se queja de que hasta el derecho de vociferar su inconformidad es un delito ahora y repudia como la oposición y los indiferentes, llaman a las personas que toman acción en las calles, como revoltosos, vándalos, chusma.

Ella aparece en las manifestaciones con sus rótulos en donde envía mensajes personales,  sobre porque participa en esta causa que ya es conocida y apoyada por cientos de miles de personas de diferentes nacionalidades.



Sayda en protesta femenina del Día de la Mujer Hondureña, día en que les cancelaron evento musical.

El Dia de la Mujer Hondureña, estaba lista para participar en un concierto de cantautoras en el Parque Central de Tegucigalpa, finalizando una marcha femenina de protesta por el fraude, desde la colonia Palmira.

Se unirían a los miembros de la Alianza de Oposición que tenían un mitin esa mañana en el parque, pero la autoridad no las dejó pasar y el permiso para el concierto no se otorgó por parte de la Alcaldía Municipal de Tegucigalpa, que construyó una concha acústica con el fin de dar un espacio al arte.

Sayda y muchos entienden que eso es presión política por parte de Casa Presidencial, y lo que hicieron fue que una declamadora se puso a recitar en plena vía pública y las asistentes sonaron machetes contra la calle en protesta.



Sayda es una cantautora y maestra de musica con sueños todavía.

Y como maestra de música es como Sayda se gana la vida más que nada, aunque a veces las personas deseosas de aprender a cantar o tocar un instrumento; son tan escasas como las contrataciones en un ambiente lleno de bandas de “covers” de pop y rock en inglés y español y karaokes.

Pero ella no baja la guardia e imparte clases de guitarra básica y piano básico y educación de voz, que es su más grande habilidad, en su escuela privada Opus Forte localizada ahora en la colonia Maradiaga, a la par del antiguo Club Social del Banco Central.

Esta abierta para instruir en estas lides a niños, adolescentes, adultos y adultos mayores y además Sayda está a la disposición para cantar el Himno Nacional de Honduras en reuniones corporativas, eventos deportivos, actos cívicos, eventos de universidades y escuelas y para cantar el Ave María en bodas, misas y cantar e interpretar piezas clásicas en donde se le requiera y está a sus órdenes en el 87 92 32 27.



Sayda actualmente tiene su escuela de música Opus Forte en la colonia Maradiaga.

Es innegable que este prospecto del metal sinfónico nacional, porque lo será hasta que no tenga su propia banda encaminada y en conciertos, es una artista como no se ha visto antes en el ambiente metal.

Sin inhibiciones en hacer las cosas a su manera, como se puede ver en sus videos de ensayo con Opus Forte, y dueña de la voz que quizás sea la más potente que se ha escuchado en nuestro metal,  en una mujer; Sayda Bulnes no responde si se considera que está a la cabeza de su competencia.

Para ella cada una tiene su estilo y respeta su color y tesitura de voz, porque todas tienen su riqueza y admira que estén bregando en este tipo de metal sinfónico-gótico, que ella quiere cultivar de forma profesional.



Sayda con sus colegas sopranos Rosa María Moncada (Valkiria) de Xibalbá Symphony y Bonny Eguigure de Batalaria.

Asegura que no le gusta creerse más que nadie, porque todas tienen un talento especial, pero que en su caso, recibió clases con la gran soprano Lucila Trujillo, quien vino a Honduras a dejar un legado cultural grande en el belo canto y con quien se entrenó  tres años.

Trujillo era muy estricta, le exigía mucho, la presionaba para que fuera lo mejor posible en todos los aspectos vocales y respiratorios y la formó rigurosamente y que talvez eso le da una ventaja profesional sobre las demás cantantes de esta línea en Honduras.

Al mencionarle que lo que debe hacer es bajar la potencia y ser más meliflua y delicada en las partes dulces de las canciones o en canciones tristes; quizás de la forma que Stephanie Hartwell lo hizo en canciones melancólicas del disco de Horus “Contradictions” del 2014; Sayda acepta la sugerencia.



Sayda aunque aun no es parte oficial del metal sinfónico hondureño por no tener banda; está abierta a propuestas de dicho sub género.

Afirma que ha estado trabajando en solitario con su voz, cuidando esos detalles de hacer la modulación correcta para no irse de un solo para arriba con su fuerza característica y empezar a jugar con los matices con el piano como soporte.

“Quiero que todos sepan que soy una mujer humilde que está en constante aprendizaje y que agradezco a las personas que me dan sugerencias, críticas válidas porque todo sirve para mejorar.”

Y que más se puede decir?

Que Sayda es una grande en todas las maneras.



Sayda no se cree mejor que sus colegas, pero si se siente orgullosa de su educación musical. 





Opus Forte es el proyecto de banda de metal sinfónico que Sayda luchará por tener en algún momento.