En Un Dia Como Hoy

15 de diciembre

15 de diciembre, 2010 – El automóvil Ferrari del cantante OZZY OSBOURNE, golpeó a un Mercedes Benz por la parte trasera al entrar a una carretera de Los Angeles. Ambas partes esperaron a que la policía llegara e intercambiaron información, partiendo sin incidentes. n No hubo heridos y el daño fue menor. El representante de Ozzy no comentó inmediatamente sobre el suceso.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

ROCK & TEES: MANTENIENDO LA CULTURA ROCK

Nunca olvido los lugares que me motivan volver o que si solo puedo visitar una vez; me lo llevo guardado en la memoria; y especialmente cuando se trata del tema rock.

En Tegucigalpa tuvimos un lugar especial en un centro comercial que duró lo suficiente para que nos aficiónáramos al mismo y que cuando cerró por motivos fuera de su voluntad; nos dolió mucho, no solo porque su mercadería era de primera, sino porque sus precios eran muy buenos y porque había ambientazo.



Aspecto del “front desk” de la desaparecida tienda rockera R R 13 de Tegucigalpa.

Esta tienda se tomó la molestia de invertir en su ornato antes de abrir y era una vivencia especial comprar ahí, precisamente porque se asemejaba en parte a los lugares que he visitado y que solo he visto así de especiales; en Estados Unidos y Europa.

Y cuando cerró, nos frustramos muchos y mucho!



R R 13 tenía una enorme guitarra colorida en el techo de su tienda.

Y quizás existió otro lugar pero sus precios eran rídiculamente altos para Honduras, razón por la cual también cerró la boutique de un diseñador muy famoso; pero que olvidó que nuestro país no es Nueva York exactamente.

Y si hablamos de alta moda; que podemos decir de la moda rockera?

Si bien es cierto, hay muchos aficionados al rock que tienen poder adquisitivo en Honduras; también es cierto que esas personas saben lo que cuestan las cosas fuera del país, y no van a querer pagar de más por un producto rockero solo porque pueda encontrarlo en su ciudad.



El dueño de R R 13 en su tiempo, atendiendo personalmente a sus clientes.

A nadie le gusta pagar más de lo que es justo.

Y para nadie es un secreto también que la gran mayoría de los seguidores del rock duro y el metal hondureños, son personas que deben pensar bien en que invierten sus centavos antes de gastarlos, porque su presupuesto es limitado.

Por eso es que algunos ingeniosos pequeños empresarios se toman la tarea de elaborar sus propias camisetas rockeras y metaleras a base de serigrafía en camisetas de aceptable calidad, y las venden online.



Exterior de Rock & Tees en el barrio Guamilito de San Pedro Sula.

Claro que en ese sistema se van desde “chambones” hasta otros que si entregan un producto decente y que tiene demanda, porque ofrece diseños que le interesan al seguidor de esta música.

Así que cuando llega a una ciudad como San Pedro Sula una tienda diferente y super “cool” que da la oportunidad de comprar a excelentes precios, porque sus camisetas, el producto de mayor demanda; compiten en parte con las camisetas extranjeras; aunque uno viva en otra ciudad; uno se alegra.

Ese es el efecto que ha tenido en mi la atractiva tienda sampedrana ROCK & TEES ubicada en el Barrio Guamilito,  11 Avenida, 6 y 7 Calle frente a la Policlínica, la que abre de lunes a sábado.



Rodolfo Antonio Coto fue quien decide fundar Rock & Tees y es el creador de los diseños de camisetas.

Conocí al joven empresario Rodolfo Antonio Coto de 30 años, propietario de Rock & Tees y me senté a hablar con el en otro negocio rockero de gran valor para los rockeros como lo es el bar Rockhouse.

Con pura experiencia en la agencia aduanera de su familia y como profesor de inglés en un tiempo y sin haber querido seguir ninguna carrera universitaria en particular, tras haber probado unas cuantas; Rodolfo sentía que tenía un vacío como joven inquieto y emprendedor; y decidió que lo que le hacía falta en su vida, era hacer algo que estuviera directamente relacionado con la música y la cultura pop que lo apasiona.



Cuando no tenía tienda, Rock & Tees vendía en eventos especiales y hasta en la playa.

Se junta a hablar de su inquietud con sus grandes amigos Edgar Reyes y John Furst en un bar sampedrano y les expone que desea fundar una tienda rocker, porque en la Capital Industrial no existía un lugar idóneo para comprar ese tipo de mercancía y que luciera parecido a esas tiendas tan llamativas que existen en los países desarrollados.

Creyendo en la idea de su amigo y en el nicho mercantil que representaba el proyecto; Edgar y John se deciden y hacen un plan para fundar la tienda en tres meses con un mínimo capital, y por su entusiasmo; la terminaron abriendo en tiempo record de dos semanas.



Logo de Rock & Tees, el que cada vez se da a conocer más.

Los tres amigos se apoyan mutuamente desde hace años y lo hicieron funcionar y es así como nace Rock & Tees; una tienda especialmente para los aficionados al rock que vende desde preciosas camisetas y “hotpants” hasta discos de vinilo, posters, parches para chaquetas, etc.

La tienda lleva menos de siete meses y va bastante aceptablemente en un ambiente inundado de música tropical y urbana.

Rock & Tees existe como tienda virtual desde el 2012, pero ahora ya es una realidad,



Diversas tomas del interior de la novedosa tienda.

Rodolfo dijo que no lo llenaba estar teniendo los contactos con clientes solo por la web, porque para el no solo se trata de ganar dinero, sino de disfrutar lo que hace y hacer que otros disfruten la experiencia de comprar, para mantener encendida esa llama de la cultura rock.

Sabiendo que el rock y sobre todo el metal, es visto con recelo y desconfianza en Honduras, aunque menos que antes; Rodolfo ha hecho caso omiso de eso, confiando en su ingenio y visión futurista y por eso, se decidió por una línea de productos de rock clásico y alternativo más que nada, para comenzar.



Algunos de los diseños de camisetas con los que arrancó Rock & Tees.

Muchos le comentan que esa línea es la que más demanda tiene porque es la más conocida o porque es icónica en todos los sentidos.

Además del trío poderoso de socios, los acompañan en la aventura,  Alejandra Medrano, novia de Rodolfo, quien se encarga de retocar esplendorosamente algunas de las camisetas femeninas; y Karla Miralda, encargada de atención al cliente.

Rock & Tees reflejan los gustos e ilusiones en común que comparten los tres jóvenes empresarios que solamente esperan solidificar un mayor capital para poder ofrecer una mayor variedad de productos; ya que desean darle gusto a la mayor cantidad de público que se pueda.



John Furst es otro de los amables socios de Rock & Tees.

La tienda ha elaborado una sólida clientela de doctores, que solo cruzan la calle para hacer sus compras, que conforman su mayor mercado consumidor de LPs de vinilo.

Y aunque existen clientes de dicha profesión que oscilan entre los 30 y los 60 pico de años; Rodolfo comparte y se divierte con ellos en el bar rockero Rockhouse, que queda muy cerca de su negocio.

Rock & Tees es consciente de que existe un nutrido mercado metalero en San Pedro Sula e incluso en Tegucigalpa en donde ya hicieron su primera venta de forma personal;  pero son conscientes de algunos factores.



Edgar Reyes es otro de los socios de Rock & Tees.

La tienda sabe que tiene que mantener sus precios para cualquier producto; y que esto puede ser una limitante para algunos consumidores: y comprende que por ejemplo,  el metalero compra sus camisetas más que nada en conciertos o tiendas populares a precios que puede pagar fácilmente.

Ellos no pueden vender dicha mercadería a esos precios, porque sus costos son más elevados; y ante todo, lo que ofrecen es de óptima calidad y porque además, la tienda ofrece un valor agregado.

“Nosotros tenemos muy claro el detalle del público metalero en su mayoría; y no podemos competir con el mercado artesanal que seguramente es el que surte sus necesidades de vestimenta.



Las camisetas rockeras son la máxima especialidad de la tienda.

Nuestros costos de operación y de manejar una tienda como esta; nos impide dar los mismos precios de una maquila, de una tienda popular o de un vendedor independiente.

Rock & Tees es un lugar donde da gusto comprar; además, esta finamente decorado y estrátegicamente ubicado entre arriba y abajo del ambiente sampedrano.

Estamos analizando como podemos mejorar el precio un poco y nos pasan pidiendo mercadería metalera; pero no podemos sacar todo lo que nos piden porque trabajamos a un nivel de producción de acuerdo a la aceptación masiva, no a nivel de orden personal.



La decoración de la tienda incluye estructuras como paredes de establo que le da un look muy “cool”.

Tenemos que efectuar un sondeo de lo que podemos producir en camisetas para que este producto se mueva bien y se venda y todo el mundo esté contento.

Pero no le mentimos al público.

A nosotros nos gusta lo que hacemos y no vamos a prometer lo que no estemos en la capacidad de hacer.”

Las lindas y novedosas camisetas de Rock & Tees son elaboradas en nuestro país con material nacional y la visión de la tienda es alcanzar un nivel de calidad como el de las marcas extranjeras; aunque lo que ya han logrado, les ha costado mucho y aun no les satisface del todo.



Las camisetas de Pink Floyd es la banda que más atención recibe en la tienda.

Coto y sus socios enfrentaron problemas serios al inicio cuando comenzaron a trabajar con un proveedor para hacer pruebas de diseños y calidad de camisetas.

Aparte de que se les encogieron; se les arruinaban fácilmente y perdieron mucho dinero, ya que este les vendía la materia prima a precios elevados y la misma no servía.

Pero a pesar del quebradero de cabeza,  Coto no se detuvo y continuó probando y probando hasta llegar al producto actual; pero aun desean crear camisetas con mejores telas y con diseños más ambiciosos; pero esto toma tiempo.



John Lennon y los Beatles, otros de los grandes favoritos de Rock & Tees.

La tienda no solo se esmera en este aspecto, sino que ha incorporado a la novia de Rodolfo, Alejandra Medrano para que ella haga aun más atrayentes las camisetas femeninas; las que corta en flecos, les hace cortes traseros con trenzas o en escala, les corta las mangas y los cuellos, y las convierte en un artículo exclusivo para mujeres de la marca Rock & Tees.

Alejandra, mujer creativa y femenina; aprendió dichas habilidades en Internet y ha convertido las camisetas de mujer en una gran novedad, que les ha dado un resultado tremendo, ya que las mismas se van rápido, cada vez que salen con un lote de nuevos diseños.

“Ese ha sido un factor muy importante para nuestra tienda, ya que comenzamos haciendo camisetas rockeras básicas para ambos sexos desde Small a Extra Large.



Alejandra Medrano se encarga de decorar las camisetas femeninas.

Pero se nos ocurrió que las damas necesitaban diseños más aptos para sus gustos y personalidades; si así lo deseaban, claro.

Y necesitábamos una visión femenina y ha trabajado muy bien.

Me ha ayudado mucho en eso sin tener que decirle como hacerlo.

Me siento orgulloso del aporte de ella a la tienda y además de ese trabajo; Alejandra ha sido un factor importante, ya que fue ella quien me introdujo a Pink Floyd y me metió en la onda de esta gran banda, que es uno de los grupos que más manejamos en mercadería .



Uno de los estupendos diseños de Alejandra Medrano para Rock & Tees.

Hasta tiene un tatuaje de Dark Side of the Moon en la espalda!

Nos conocimos en actividades musicales y amamos la música, vamos a conciertos juntos y estamos unidos en este reto, lo cual nos satisface mucho.”

Rock & Tees también estuvo produciendo unas cuantas camisetas con sus propios diseños hondureñistas, como ser la imagen de Francisco Morazán impresa en diversas posiciones y otra más de José Cecilio del Valle con huesos de calavera debajo de la imagen del prócer.



Una fan de Pink Floyd anda felíz con una prenda como esta elaborada por Alejandra Medrano.

Como de repente se desató la fiebre por las imágenes patrióticas cortesía de los hermanos Galeano, concepto que manejan ellos desde el 2009; Coto optó por un poco de presión, salir con diseños alusivos, pero que llevaban el toque personal de Rock & Tees.

Reconoce que lo hizo casi por la fuerza, porque el no está de acuerdo con lo que piensan algunos; de que toda producción local debe ser de simbolismos hondureños.

Sin duda, uno de los elementos que han hecho destacar a Rock & Tees es su decoración, la cual lleva escrito por todos lados una sola palabra: creatividad.



El mueble de Sex Pistols exibe las camsetas femeninas.

En sus estantes que parecen estructuras de establo y muebles,  no hay nada de madera y todo material usado es reciclable casi en un 100%; todo es de palet y el collage que tenemos en el fondo de la tienda es de papel reciclado.

El mueble de exhibición de las camisetas femeninas fue hecho con dos palets que sobraron y con un transfer de los Sex Pistols sacado de Internet que fue pintado por Coto tras usar Photoshop y el resultado fue sensacional.

Con puro ingenio y destreza, los chavos de Rock & Tees se ahorraron mucho dinero en costosos muebles de madera curada y en decoraciones ostentosas para las paredes.



Rock & Tees vende bellisímos posters de diferentes tamaños.

Otros espacios de la tienda son llenados con ilustraciones rockeras de pintores locales, ya que la mitad de Rock & Tees se maneja con el concepto de galería de arte.

Existen posters de figuras del rock hechos por Edgardo Lamot, pintor muy reconocido en San Pedro Sula, que también ha realizado trabajos en Tegucigalpa y hay otras ilustraciones del mismo tipo hechas en carboncillo elaboradas por un artista rasta llegado de Costa Rica.

Todos esos trabajos se exhiben para ser admirados y vendidos entre los clientes interesados, lo cual es un buen aporte al arte rockero de Rock & Tees.



Los artistas plásticos o ilustradores llegan a lucir sus obras rockeras.

Rock & Tees ha tenido más de seis meses de operaciones buenos, y solo el mes de noviembre del 2014 fue lento; pero en la última semana, todo se normalizó de un solo.

Con frecuencia, la gente llega antes de las quincenas a comprar a la tienda, lo que indica como ha llamado la atención la tienda entre los admiradores del rock de diverso tipo y lo bien que se sienten con el local, el producto y la atención que les proporciona Karla Miralda y el mismo Rodolfo.

Coto confiesa que desde que arrancaron como proyecto hace dos años, no han tenido que invertir ni un centavo de sus bolsas para salir adelante con la tienda, lo cual es un indicativo de que les resultando rentable y con el entusiasmo que muestran; las cosas solo pueden mejorar.



Esta es la galería de arte de Rock & Tees.

Curioso para un negocio cuyo única arma promocional es Facebook a través de hermosas fotografías de su local y de sus productos, los que ellos saben desplegar de forma atractiva para los clientes y curiosos.

Las fotografías llamativas y coloridas son las que hacen que las personas se interesen en lo que venden, que pregunten precios y que lleguen a comprar tarde o temprano.

La tienda ha tenido en esta red social la herramienta más útil para darse a conocer efectivamente, ya que es el aspecto de la mercadería lo que logra las ventas, ni siquiera son los precios, que como sea; son bastante buenos.



Los parches para chaquetas o jeans son otra de las novedades de la tienda.

Rock & Tees ha elaborado camisetas para tallas XXL y XXXL y comentan que es obligación sacar ese tamaño de camisetas ya que son patrocinadores de la banda de rock Diego Navas y La Utopía y su baterista José Luis es un hombre muy grande.

Coto reconoce sentirse impresionado por la acogida que han tenido los vinilos, los que son comprados hasta por muchas personas que no tienen tornamesas, pero que los adquieren solo por el hecho de tener un disco especial para ellos,  de su banda predilecta.



Los vinilos son una buena parte del encanto de Rock & Tees.

Hay muchos cipotes de 12 o 13 años que llegan con sus madres para que estas les compren sus Lps de sus héroes rockeros y esta costumbre desatada en años recientes; es un simbolismo nuevo para las nuevas generaciones de rockers.

Los precios de los vinilos dependen del disco que sea y de lo difícil que sea conseguirlo; y si es usado,  depende del estado del mismo.

Y la experiencia de comprar un vinilo es estupenda,  ya que el cliente puede llegar a escucharlo en el tornamesas de la tienda,  sentarse en un cómodo sofá a disfrutarlo mientras lee revistas de rock en inglés si así lo desea.



El tornamesa en el que el cliente escucha vinilos antes de comprarlos y puede escuchar rock hondureño en el stereo.

Además de que solo por el hecho de solicitar escucharlo, no obliga al cliente a comprarlo.

En Rock & Tees, comprar un vinilo es todo un ritual y la tienda se lo ha tomado tan en serio, que ya ha celebrado eventos para escuchar puros LPS de rock y metal en el local de Rockhouse para deleite de coleccionistas y de los demás clientes.

Coto afirma que su siguiente meta es tener algún tipo de sucursal en Tegucigalpa y que se siente contento de estar ubicado donde está, lo que sale más barato y estratégico que tener un kiosko en uno de los lujosos malls sampedranos.



Cualquier coleccionista quiere comprar todos los afiches que hay en Rock & Tees.

“Estamos entre el arriba y el debajo de San Pedro Sula,estamos cerca de los pudientes y de los sencillos y esa posición nos ha funcionado bien, ya que creemos que todos están interesados en comprar cosas buenas a precios accesibles.

Vamos a seguir mejorando con nuevos productos y novedades para mantener viva esta hermosa cultura rock hondureña.”

Bien,  pero muy bien por ROCK & TEES!!!!



Diego Navas y la Utopía es patrocinado por Rock & Tees y ya vinieron a tocar a Tegucigalpa bajo su auspicio.



Una clienta satisfecha con su compra de camiseta de Black Sabbath.



Entrevistando a Rodolfo Coto en Rockhouse.



Las gorras de Rock & Tees se proyectan al metal pesado.



Hasta “hotpants” vende a veces Rock & Tees.



Rock & Tees apoya al rock sampedrano elaborando camisetas para ellos.



Mapa de ubicación de la sensacional tienda Rock & Tees.