En Un Dia Como Hoy

6 de diciembre

6 de diciembre, 2003 – El padrino del funk rock, George Clinton es arrestado en Tallahassee, Florida y acusado por posesión de cocaína y utensilios para drogarse. Los grandes astros del rock como Clinton, Rick James y James Brown han sido adictos totalmente a esta droga dañina.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

SIEMBRA Y LUCHA OPEN AIR: METAL COMO EN EUROPA!  ( PARTE II )

El baterista Ron Lipnicki es vigoroso y tiene un tono grandioso e incisivo que se impone en medio del caos de Overkill; se oye muy sólido y no le interesa lucirse demasiado y tiene los “chops” necesarios para hacerle justicia plena a la música de su banda y lo comparan por ratos con el estilo de Shawn Drover de Megadeth.

Los guitarristas Dave Linski y Derek Taller con sus riffs y licks de primer orden; sonaron eminentes y limpios, así como los solos de Linsk; también parecen tener tonos similares; y fue genial verlos tocar en unísono.



Dave Linsk, guitarrista de Overkill, es asesino con los “riffs” thrasheros.

Overkill es una fuerza metal que reta a la naturaleza y son tan pesados que no es justo.

Iban a tocar su encore “Overkill” pero no los dejaron; y fue en ese momento que nos fuimos.

Luego al estar ya metidos en la tienda de campaña; escuchábamos que la gente gritaba: “Hijue puta! Hijueputa!” y nos reimos.



Ellsworth, toda una leyenda del thrash metal; cantó con todas las ganas.

Despúes supimos que esos insultos eran para el stage manager del festival, que desconectó a Overkill seguramente por sugerencia de Warcry que ya quería salir a tocar; y eso evitó que los thrashers tocaran su encore, lo que los disgustó.

El vocalista Bobby Ellsworth que sigue siendo thrasher de corazón y chico de calle; se abalanzó sobre el señor responsable de la desconexión y se fueron a los puños en algún lugar del escenario y la gente se dio cuenta.



Sin duda, Overkill dio el mejor concierto de todo el festival.

Lo que pasó esa noche aun nos sorprende y dicen que no dieron Greet & Meet porque Bobby estaba molesto por motivos no revelados, por lo que tampoco pudo recibir a algunos medios que deseaban entrevistarlo.

Obviamente no iba a darle mi tiempo de sueño a Warcry, una banda que ni conozco y que llegó con actitudes de superioridad al festival,  a través de sus actitudes.

Así que de ellos no puedo hablarles, pero de plano, les dieron uno de los shows más largos del festival.



Estuve feliz de ver a Overkill en vivo y en directo.

Llega el domingo y ese día vi muy brevemente, a la banda costarricense Pneuma, la que no me transmitió nada especial, a pesar de que tienen su gracia porque han tocado en Wacken Open Air 2012 y en el Barroselas Metal Fest de la Península Ibérica.

Tiene toques de Metallica, Slayer y Pantera y espero poder tener oportunidad de escucharles en un show más largo y con mejor sonido para poder analizarlos mejor.



Warcry de España sin merecerlo, fue cabeza de cartel del sábado y es acusado de sabotear a Overkill al final del show de estos..

Ahora bien, al filo del mediodía y con una llovizna, nos dispusimos a ver a los legendarios metaleros subterráneos de Sanctuary, una banda gringa que me cautivó en todo aspecto.

“Somos de Seattle y traemos la lluvia!” dijo el fenomenal y sencillisímo cantante de Sanctuary, Warrel Dayne, vestido con jean negro, camisa manga larga camuflagiada, y chaqueta negra acompañada de un gorro negro, el que me dejó impresionada con su voz, a pesar de que ya tiene 52 años y que se nota que su voz podría cambiar en algún momento por el desgaste.



Sanctuary es una banda fenomenal, a pesar de que siguen siendo subtérraneos.

Sanctuary viene desde los 80 s y son épicos a pesar de que no tienen gran fama; se reformaron en el 2010 tras 18 años de separación y están sonando fenomenalmente bien.

Con excelente sonido, Sanctuary nos entregó canciones estupendas como “Die for My Sins”, “Battle Angels”, “World is Wired”, “The Mirror Black”, “Taste Revenge”, y “Season of Destruction”,  varias de las cuales iban acompañadas de historias metafóricas contadas de forma peculiar por el gran Warrel.



Warrel Dayne es un cantante fabuloso y nos cautivó a los que lo vimos.

Sanctuary se dio musicalmente en escena de forma total y notable, y escuchamos a un fan tico gritarles: “Toquen los dos discos, por favor! No nos importan las demás bandas!”.

Los que estaban ahí era por amor y respeto a Sanctuary sin duda.

Warrel que fue entrenado como cantante de ópera por cinco años y utiliza un rango amplio de vocales que se extienden a cinco y seis octavas, pudiendo obtener notas muy bajas y muy altas; después de todo ya no es un jovencito.



El guitarrista Brad Hull sonreía cuando les gritaron: “Toquen sus dos discos! No nos importan las demás bandas!”

Comento esto porque cuando lo vemos cantar, se nota el esfuerzo y el esmero que invierte para sacar las notas más altas en la música de su banda; lo que fue uno de los elementos más apabullantes del show de la banda de la Ciudad Lluviosa.

Dos de las rolas de su set fueron del disco que aun no lanzan e incluyeron un “cover” de Jefferson Airplane: “White Rabbit”.

Haberlos visto a la luz del día no le restó nada a Sanctuary; son tan puros en su sonido que no hacen falta las luces para ellos.



El bajista Jim Sheppard es un músico de gran adrenalina también.

La emoción de todos ellos de estar en Centroamérica por primera vez era evidente, especialmente en Warrel; y eso que no los rodeó mucha gente.

Los guitarristas Lenny Rutledge y Brad Hull hicieron un magnífico show y el bajista Jim Sheppard también se lució en lo suyo; teniendo todos mucha inquietud escénica.

Cuando tocaron “Soldiers of Steel” en el encore, nos recordaron que todos en el metal somos hermanas y hermanas y que somos una familia a nivel mundial que se comprende y apoya, sin que importen las razas, los idiomas y otras diferencias.



Los fans de Sanctuary se proyectaron con sus héroes.

Sanctuary concluyó con las canciones “Eden Lies Obscured” y “Future Tense” y los aplaudieron muchisímo y me fijé en las letras de canciones y todas eran en contra de la religión y el gobierno y los avances tecnológicos, que son las fobias de Warrel Dayne.

En esos momentos que disfrutábamos de las heladas Toñas de Nicaragua, nos llegaron a decir que debíamos bajar la tienda de campaña y llevar nuestras cosas a la cabaña de Delirium para poder tener todo listo para la hora de salida del bus que nos llevaría de regreso a Honduras.



Despúes de ver a Sanctuary, me foteé con los amigos de Rotten Souls de Costa Rica,

Por eso solo pude ver dos canciones del metal gótico de Tristania, algo que me pesó porque amo ese género, pero era algo importante que debía hacerse.

Estos noruegos son fabulosos!

Las únicas dos canciones que escuché y que aproveché para tomar fotos de ellos de frente fueron “Night on Earth” y “Himmelfall”



La cantante de Tristania, Mariangela Demurtas llamó poderosamente de todos con su bella voz, belleza morena y carisma escénico.

Y la presencia de la bella cantante Mariangela Demurtas, de piel blanca, cabellera negra y cuerpo de diosa con una voz angelical; me hizo pensar en toda la poesía gótica que leo acompañada de hermosísimas imágenes de mujeres pálidas y vestidas de forma sensual y elegante.

Por otra parte, el cantante Kjetil Nordhus, que hace la voz gutural; es de enorme calidad interpretativa; pero aunque el guitarrista Anders Hovyvik Hidle, también canta; sus intervenciones no pude disfrutarlas realmente.



Al guitarrista y cantante de Tristania, Anders Hovyvik Hidl no pudo ponerle mucha atención por mi breve apreciación del grupo noruego.

Todo Tristania es una banda de solidez evidente y su sonido estuvo muy bien, así como el show cargado más que nada por sus destacados vocalistas.

Tristania fue despedido con ovaciones,, aunque al inicio estuvieron algo fríos, no se porqué; creo que ya ha pasado suficiente tiempo desde que se fue la última cantante, Vibeke Stene; pero realmente el metal gótico esta “pegado” en el público metalero costarricense.



El cantante gutural, Kjetil Nordhus se vio complacido de cantar en Centroamérica. 

El domingo fue el día del World Metal en Siembra y Lucha Open Air 2013, ya que ese día pudimos sentir el sabor y el folklore de tres países diferentes en tres bandas.

Los escoceses de Alestorm no me llamaban la atención realmente y es otro grupo que vi de lejos.



Tristania tuvo mucho éxito en Siembra y Lucha pero por desgracia, solo pude ver dos canciones.

No obstante, derrochan profesionalismo, vitalidad y carisma y sus canciones rebosan con historias del mar, de los corsarios, los navíos piratas saqueadores, barriles de ron y solo pensé por momentos en las películas de Johnny Depp “Piratas del Caribe” y “Hook” de Robin Williams.

Algunos de sus temas fueron según el setlist “The Sunk´ n Norwegian”, “Nancy the Tavern Wench”, “Shipwrecked”, “Rumpelkombo”, “Wolves of the Sea”, “Back Through Time”, etc.



Christopher Bowes de Alestorm disfruta cantar de los piratas, de Escocia y de emborracharse. 

Me llamó la atención el sonido de gaitas en su show evocando ese precioso instrumento escocés y palabra, que me convencí que parte del publico tico es desinhibido;  con menos complejos que otros centroamericanos; puesto que vi a varias personas bailando al ritmo de Alestorm cuando sonaron sus gaitas.

También llamó la atención, el curioso teclado al estilo de guitarra del cantante Christopher Bowes, el que canta muy bien y tiene magnetismo con el público dentro y fuera del escenario, puesto que fue uno de los pocos artistas que pasó tiempo fuera del backstage compartiendo fans despúes de tocar.



El bajista de Alestorn, Dani Evans mostró mucha fuerza y esmero en sus ejecuciones de canciones piratas. 

Terminaron con una canción llamada “Run” (Ron), la que me dio la impresión de que simplemente implica el orgullo que tienen los piratas de Alestorm de ser borrachos, tal como lo hizo Orins de Honduras en su tiempo con la canción “RH (Alcohol)”.

Otro detalle que es curioso de la presentación de Alestorm en Costa Rica es que tienen un disco del 2008 llamado “La Venganza del Capitán Morgan”, lo cual es paradógico, puesto que ese pirata inglés de la vida real; dirigió la flota pirata más grande de la historia arriba del río Chagres de Panamá para saquear Ciudad Panamá y despojar a España del contro de las Américas.

Las esperas para escuchar a las diferentes bandas fueron prolongadas a lo larga del festival; y el domingo no fue la excepción; pero la gente aprovechaba las pausas para platicar, beber, comer, descansar, dormir, ir al baño, etc; asi que se le sacó ventaja a los inconvenientes.



Akgunos fans ticos de Alestorm no sienten pena de bailar al son de la banda escocesa.

Orphaned Land fue otra banda que vi de lejos; pero me gustaron.

Estos hijos de la Tierra Prometida son músicos grandiosos y tienen un sonido tan único en el mundo del metal, que aunque no sea mi onda para nada; merecen reconocimiento

Ellos ejecutan un metal progresivo folk salpicado con sonidos de instrumentos típicos israelitas, que me sorprendió que fue bien identificado por los ticos: que disfrutaron de canciones como “Through Fire and Water”, “Ocean Land”, “The Kiss of Babylon”, “The Simple Man”, “Sapari”, “El Meod Na´Ala”, entre otras.

Estas bandas que denominé de World Metal fueron revelaciones para mi y me dije que el metal es cada vez más variado y es cada vez más personalizado por los grupos de varios países.



La banda israelita Orphaned Land puso el toque del Medio Oriente en Siembra y Lucha.

En una de las canciones,  invitaron a cantar a la linda cantante de Tristania, Mariangela Demurtas, lo cual le agradó mucho a los presentes y ella presumo que cantó en hebreo.

Un tico me contó que en Costa Rica, varios conocen bien a Orphaned Land porque trascendió su disco del 2013 “All Is One”, que está entre los mejores del metal de este año.



Un ciudadano israelí no metalero; no se perdió a sus compatriotas.

Este disco habla de la lucha entre la oscuridad y la luz y tiene fuertes cimientos de instrumentos básicos de rock y cadencias que nos trasladan melodías, coros, cánticos y hasta oraciones de Israel.

Y para completar el World Metal de ese día, nos fuimos a ver a los finlandeses de Korpiklanni, excelentes músicos e intérpretes escénicos.

Estos metaleros de folk metal tenían que presentarse el día antes: pero no fue así, y dicho cambio que no fue anunciado formalmente por alguien del festival en el escenario; se dio porque el acordeon de uno de ellos fue dejado en París y se los tuvieron que enviar por correo express y por ello, los pasaron al domingo.



Jonne Jarvela, cantante de Korpiklanni; es un artista versátil y único.

Tampoco se anunció la ausencia en el cartel de ese día de Kraken a través de un anuncio en el escenario; lo que provocó el malestar de muchos metaleros.

Korpiklanni con un vocalista llamado Jonne Jarvela; sabe montar un show y fue otra banda que hizo bailar a algunos audaces metalheads costarricenses con canciones como “Vodka”, “Happy Little Boozer”, “Tequila”, “Happy Wooden Pints”, y las demás en su lengua natal.



Korpiklanni a pesar del cambio de día de su show; compensó el impasse, con un buen espectáculo.

Korpiklanni combina poderosas melodías de folk finés con cadencias de metal clásico; lo que hace que sus rolas adquieran poder repentinamente y se pongan aptas para el “headbang”.

Esta banda me gustó más que las dos anteriores, sin duda; pero no son agrupaciones que me llamen la atención para comprar sus discos, videos o hacer programas radiales de las mismas.

Lo que si es notorio es ese “feeling” celta que me evoca a los fríos bosques del norte de Europa, en donde abundan los cuentos de brujas, duendes, etc.



Stratovarius estuvo genial, son maestros del power metal sinfónico!

Y no puedo dejar de mencionar que se les hizo un mosh bastante jovial frente al escenario.

Ya despúes de otra espera algo larga bajo ese intenso frío de las montanas de Desamparados; pudimos ver a los monumentales Stratovarius de Finlandia, dignos pioneros del power metal sinfónico y melódico que montaron un espectáculo como se esperaba de ellos en su segunda visita a Ticolandia.



Timo Kotipelto es digno líder de Stratovarius: es todo lo que pueda exigirse en un “frontman”.

Con un “frontman” de mucho peso, excelente presencia y aspecto, vocales fantásticas; Stratovarius sacó pecho con su Timo Kotipelto, el que hizo gala de todas sus cualidades escénicas.

Kotipelto hizo las labores de introducir con orgullo al nuevo “axeman”, Matias Kupiainenm el que demostró que es un músico evidentemente entrenado al más alto nivel en Europa, y el bajista, Lauri Porra, al menos en este show; salió con la misma pinta del fallecido Cliff Burton de Metallica y se paraba igual al ya desaparecido bajista.

Stratovarius presentó a su nuevo baterista, Rolf Pilve, quien sustituye al sobreviviente de cáncer, Jorg Michael; y Jens Johansson, famoso por haber tocado y haberse peleado feo con su ex jefe, Yngwie Malsteen;  hizo un trabajo de gran altura.



El tecladista Jenns Johansson es famoso por haber tocado con Yngwie Malsteen. Es un músico espectacular.

Johansson resultó ser un sueco muy cordial que se anduvo un momento entre la gente en compañía de una guapa costarricense de belleza trigueña.

Con un show de luces a su nivel de exigencia; y un excelente sonido,Stratovarius recorrió varios de sus diferentes álbumes a lo largo de su carrera, con canciones clásiconas como “Speed of Light”, “Black Diamond”, “ “Destiny”, “Paradise”, y “We Hold the Key” y otras más actuales como ser “Deep Unknown”, “Under Flaming Skies” y otras de su más reciente álbum “Nemesis” como ser “Black Diamond”, “Unbreakable” y “Dragons”.

Stratovarius cerró con el éxito de 1999 “Hunting High & Low”y notamos que reunió una gran cantidad de audiencia y muchos cantaron sus canciones.



Mayhem de Noruega es visto en camino a Costa Rica desde Panamá, tras perder su avión.

Definitivamente, Stratovarius llenó las expectativas de todos.

Tuvimos que esperar muchisímo por Mayhem, porque los legendarios blackmetaleros, que hasta libros les han dedicado; se fueron de paseo a Panamá y por perder su avión, tuvieron que venirse en bus en un largo y cansado viaje y por eso, su concierto arrancó alrededor de las 2:30 de la mañana, cuando el frío calaba hasta los huesos y el bosque se miraba lo suficientemente siniestros para recibir a sus Majestades Satánicas.



Attila Csihar, cantante de Mayhem sabe como montar un show de terror con toda facilidad, (Foto de La Nación de Costa Rica).

Pero que concierto más fuera de lo común ese por todos los elementos que conllevó!

Yo no puedo negar que me dio una pésima impresión visual el famoso Attila Csihar porque el se disfraza de forma espeluznante y no se separa una calavera humana real y no deja de hacer un ritual infernal a lo largo de todo el show de Mayhem.

Me acordé también de cómo las cabezas de cerdos empaladas han formado parte de su show…….BRRRRRRRR!!!



Mayhem comenzó a tocar media hora antes de la hora del demonio (3 de la mañana).

Estos noruegos si saben lo que es emular los conciertos al mero estilo del Averno.

Mayhem arrancó con un escenario oscurecido y unas luces tenues blancas y rojas sobre algunos de ellos; y el intro de “Silfester Anfang” que me hizo sentir escalofríos para despúes salir al frente con su famoso tema “Pagan Fears”, que fue como entrar al Infierno de Dante.

La vestimenta tétricamente majestuosa y el horroroso maquillaje de Attila me impresionaron mucho (no exactamente de buena forma) pero me decidí a sacarle el provecho a la experiencia; porque sabía que no todos los días se miraba un show con un grupo tan enormemente influyente en el metal extremo y con tanta controversia enorme en sus espaldas.



Attila Csihar, cantante de Mayhem sabe como montar un show de terror con toda facilidad-

Los guitarristas jóvenes de Mayhem, Teloch (ex Gorgoroth) y Morfeus (ex Limbonic Art), vestidos de oscuro y con sudaderas con capuchas oscuras; se miraban fuera de contexto con los demás; pero se balancearon con tremendas ejecuciones de riffs sepulcrales y pesadotes hasta decir “Ya basta!”.

A mi lado había una chavita muy joven y bonita, como poseída agitando la cabeza y besando al novio por intervalos; que terminó subida en los hombros de su novio para seguir sacudiendo la cabeza de un lado a otro, despúes de que golpeó a un muchacho con los puños dos veces, tras que este accidentalmente, la empujó.



Esta fan de Mayhem, hasta dos “sopapos” le soltó a un pobre que sin querer; la empujó cuando estaba concentrada.

(El black metal le saca el indio a la gente, entre otras cosas).

Durante su vocalización única en el black de canciones como “Buried by Time and Dust”, “Ancient Skin”, “Symbols of Bloodswords”, “A Time to Die”, “Freezing Moon” y “Carnage”; Attila por momentos; chillaba; pero nunca dejaba de gesticular, acariciar la calavera, mover la cabeza de forma rara, y elevar los brazos.



Los guirarristas de Mayhem tocaron encapuchados.

Y ah! Ver al famoso bajista Necrobutcher, miembro original de Mayhem fue de las cosas más interesantes; ya que antes del concierto me habían comentado que el pobre ha estado tan seriamente perturbado espiritualmente; que en el 2011, el tele evangelista gringo, Bob Larson, uno de los exorcistas practicantes del tiempo actual; procedió a practicar uno de dichos ritos en vivo en Necrobutcher en vivo a través de una cadena de televisión noruega.

No conozco que exactamente era lo que le pasaba a Necrobutcher; pero el caso es que lo exorcisaron en vivo; vaya caso!



Hellhammer, otro original de Mayhem; es un excelente baterista.

El bajista se quitó la camisa durante casi todo el show, y hacia unos movimientos de cabeza rarisímos y con los ojos cerrados, como si de verdad estuviera poseído.

Me concentré tanto en esto, que no pude apreciar bien su ejecución instrumental; es que Maythem fue un alucín total y lo vimos en parte a las tres de la mañana, la hora del demonio y rodeados de frío y oscuridad en un lugar perdido.

Y que decir del otro miembro original, el poderosisímo baterista, Hellhammer; el que dio catédra de cómo se usa el blast beat y el doble bomb con gran velocidad, precisión y excelente técnica; siendo una de las atracciones más grandes de Mayhem.

Hellhammer es un reconocido homofóbico, el que ha cometido el pecado de discriminación contra los gays muchas veces sin ningún remordimiento, y a pesar de que es miembro de una banda abiertamente sacrílega: ha grabado discos con bandas de metal extremas cristianas de Noruega.



El bajista original de Mayhem, Necrobutcher; tiene un ejército de fans que lo adoran.

Y como se paseaba por el escenario como un Nosferatu desfigurado el imponente Attila, el que con todo y lo que aparenta, es un rumano que vive feliz en su país en compañía de su familia que incluye a dos hijos adolescentes.

Además, para que vean algunos como engañan las apariencias; el hombre es experto en matemáticas y física y ha sido un talentoso maestro de secundaria en su país natal, que dicho sea de paso;  es la tierra de Drácula.

Mayhem de verdad que puso en trance a muchos; sinceramente es la primera vez que veo a una banda abiertamente satánica o sacrílega (no se exactamente que postura tienen) que logra poner en tal estado de hipnosis, a algunas personas.



Fans de Villanueva y La Lima fueron especialmente por ver a Hayhem.

Y la verdad no me gustó; solo espero que eso que vi; sea para puro entretenimiento.

No entendí absolutamente nada de lo que vocalizó Attila; solo se que me brindó uno de los espectáculos más oscuros que he visto en mi vida.

Mayhem concluyó con su clásicon de 1986 “Pure Fucking Armaggedon”; pero antes Attila ya se había despedido y dado las gracias.

El hombre habló poquisímo entre canciones, fue el “frontman” que menos habló y su especie de ritual demostró la oscurisíma filosofía de la banda; que causaría horror a toda la población temerosa de Dios y que no conoce nada del metal extremo; en nuestra conservadora Centroamérica.



Una fan de Mayhem se sintió orgullosa de portar su sudadera de la leyenda del black.

Sin duda, fue un gran final para Siembra y Lucha Open Air 2013 y fue un acto tan dramático y siniestro; que cuando nos dirigirnos por el oscuro camino rodeado de pinos y bajo un frío intenso; para llegar a la cabaña dos kilómetros abajo de la empinada cuesta que nos separaba del campamento;  me pareció sentir que unos pares de ojos semi iluminados; nos miraban entre los troncos de los árboles.

Gracias Costa Rica por tan especialisíma experiencia!