En Un Dia Como Hoy

6 de diciembre

6 de diciembre, 2003 – El padrino del funk rock, George Clinton es arrestado en Tallahassee, Florida y acusado por posesión de cocaína y utensilios para drogarse. Los grandes astros del rock como Clinton, Rick James y James Brown han sido adictos totalmente a esta droga dañina.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

TEGUCIGALPA, CIUDAD MUDA,  CIEGA Y MUERTA?

Muy pero muy poco he simpatizado en mi vida con políticos y solo me he congraciado con ellos; cuando he visto que hacen algo por las artes, la cultura y los jóvenes, pero sin manipulaciones y sin “trucos debajo de la manga”.

Honduras desde que se independizó de España; ha sido una nación conocida por diversos síntomas de subdesarrollo, que con el avance de las décadas; se ha empeorado.



La Escuela Nacional de Bellas Artes envió grito de auxilio en el 2013 porque la tienen abandonada.

La corrupción es uno, y la casi total indiferencia por la cultura es otra.

Honduras es un país en donde lejos de avivar, promover y exaltar la cultura y el arte; más bien se han hecho intentos mal intencionados para cerrar organizaciones culturales y centros de arte valiosos.

Recordamos cuando el gobierno del presidente Ricardo Maduro cerró la Orquesta Sinfónica Nacional de Honduras por considerarla un “gasto excesivo” y que no sustentaba necesidades prioritarias para la nación.



El ex presidente Ricardo Maduro, a pesar de haber usado sopranos y músicos clásicos en su boda; canceló la Orquesta Sinfónica Nacional de Honduras.

Y se cerró y la historia esta brevemente relatada en el documental “La Orquesta que Murió en Silencio” de un grupo de estudiantes de Unitec, que puede encontrarse en youtube para que todos lo corroboren con sus propios ojos, por si existen dudas al respecto.

En el 2013, se hicieron esfuerzos para cerrar la Galería Nacional de Arte desde el Congreso Nacional, porque su mantenimiento impedía que usaran ese presupuesto vital para mantener abierto un centro de las artes en donde se alojan a los artistas de la plástica establecidos y nuevos; para sus fines mezquinos polítiqueros.



La Galería Nacional de Arte de Tegucigalpa casi se cierra en el 2013 por indiferencia del Congreso Nacional.

Pero la presión de diversos sectores, hizo que recapacitaran y la dejaran ser.

Recientemente, el artista de la plástica y la escultura nacional, el virtuoso Johnny Mc Donald denunció que la secretaría de Derechos Humanos cerró los talleres de arte gratuitos, los talleres de inclusión y prevención por medio del arte para niños y jóvenes en riesgo social que el imparte; por ninguna razón justificada.



Los Talleres Comunitarios de Artes para niños en riesgo de Johnny Mc Donald fueron cerrados por el ente de Derechos Humanos.

Salvar de las garras de la delincuencia común, del crimen organizado, de las drogas, de la decadencia social y moral a los hombres del futuro a través del cultivo de habilidades artísticas, por una persona que los comprende y los quiere; ha sido parado.

Y el derecho de estos niños a vivir una vida felíz, segura y con ilusiones adonde queda?



El arte urbano protesta por el amarillismo y manipulación de algunos medios televisivos de Honduras.

Y podría mencionar más ejemplos lamentables del atropello que los políticos hondureños, le han dado a nuestra incipiente cultura nacional, que en los últimos años se ha expandido y diversificado muchisímo, y eso es algo que hasta en las paredes viejas o en las ruinas de Tegucigalpa y Comayaguela; puede verse.



Las danzas típicas no ganan nada casi nunca, pero muchas veces se presentan en plazas públicas de Tegucigalpa.

Al hacer una revisión relámpago mental en este momento;  se me vienen a la cabeza algunos momentos de gloria en los gobiernos de algunos mandatarios y alcaldes de Tegucigalpa; que he tenido suficiente edad para vivir y asimilar; que en su debido momento he aplaudido y agradecido a la persona que lo hizo posible, porque estoy lejos de ser radical, actitud de muchos en Honduras que desapruebo profundamente.



El ex presidente Simón Azcona del Hoyo salvó al Teatro Nacional Manuel Bonilla a fines de los 80s.

Cuando el presidente José Azcona del Hoyo a fines de los 80s, aprobó una buena cantidad de dinero de las arcas del Estado para financiar la restauración de la joya nacional, Teatro Manuel Bonilla de Tegucigalpa, la que debe hacerse cada determinada cantidad de años para que siga en pie y con todo su esplendor de inicios de siglo XX; me sentí muy a gusto y también cuando devolvió unas preciosas arañas de cristal de Murano que estaban en la antigua Casa Presidencial; que había tomado sin tener derecho; el presidente Julio Lozano Díaz.



El ex presidente Rafael Callejas fundó y financió la Orquesta Sinfónica Nacional de Honduras en los 90s.

También me sentí muy orgullosa del presidente Rafael Leonardo Callejas cuando financió la fundación y la adquisición de presupuesto, instrumentos musicales, etc;  de nuestra excelsa Orquesta Sinfónica de Honduras.

Aplaudí cuando el otrora alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Alvarez, en su primer gobierno municipal; activó los “Jueves en el Parque” y permitía que bandas de rock, entre otras manifestaciones musicales; dieran presentaciones gratuitas para todos los transeúntes del ahora Paseo Liquidámbar y de la plaza central de la capital hondureña.



El ex alcalde, Ricardo Alvárez Arias fundó los Jueves en el Parque y otras actividades culturales y de entretenimiento en su gobierno.

Sé que los jueves eran especiales para los fans del rock especialmente, porque tenían ese chance de disfrutar de su música, sin pagar entrada y sin que nadie los censurara por su apariencia o ademanes.

Igualmente lo felicité en mi interior cuando como un aporte para mantener las tradiciones de Tegucigalpa que se han perdido; financió la realización del concierto del Picacho en el 2011 para alegría y satisfacción de los aficionados a la música rock de diferentes edades, y hasta mandó a traer a una distinguida banda tributo de AC DC a Estados Unidos.



El legendario concierto del rock del Picacho se revivió en el 2011 y el vice alcalde, Juan Diego Zelaya presidió la conferencia de prensa.

Y anteriormente a eso, realizó diversos conciertos en la plaza Los Dolores para diferentes fechas especiales, tanto con bandas tributo extranjeras como con bandas de rock locales y eran unos llenazos memorables.

José Manuel Zelaya Rosales tenía un proyecto en Casa Presidencial dirigido por su hija menor, Pichu, en el que un artista o grupo que llenara ciertos requisitos de calidad y originalidad;  tenían derecho a grabar su disco de música propia gratuitamente con un sonido óptimo, además de que se le pagaba la maquilación del mismo y la impresión de portadas y demás detalles y el artista no pagaba un cinco.

Eso se hizo con unos cuantos artistas, una vez que había comenzado; pero antes de poder beneficiar a otros; el mandatario fue derrocado.



El ex presidente José Manuel Zelaya apoyó al arte sin hacer mucha bulla.

Ese incidente también evitó que su proyecto de fundar la Casa Morazánica, un verdadero museo de nuestro máximo prócer nacional; pudiera concretarse como era su aspiración;  en el corazón de Tegucigalpa; y celebrarlo con la puesta en escena de la ópera rock Morazán del guitarrista y productor ceibeño, Alex Palencia.

Esos,  entre otros proyectos culturales estaban en la agenda del gobierno zelayista; pero no se pudieron cristalizar.



El insigne guitarrista ceibeño, Alex Palencia, no pudo montar con todos los fierros su ópera rock Morazán por el derrocamiento de Zelaya. (foto Fabricio Estrada)

Y recuerdo que cuando Zelaya, tomó posesión de su cargo en enero de 2006, lo hizo sobre un costoso escenario construido con réplicas mayas; y luego de la ceremonia de traspaso de mando,  ofreció un concierto musical gratuito como parte de la celebración.

La cita fue en el estadio Chochi Sosa de la Villa Olímpica en donde decenas de personas pudieron apreciar de forma gratuita a varios artistas nacionales.



Tegucigalpa necesita tanto arte y más bien, hay intentos para arrebatárselo.

Sin duda, Zelaya era apreciativo de la música y del arte a pesar de que muchos lo consideraban “tonto” y “campesino”.

Otro evento muy recordado, pero más cultural, fue el organizado por el ex presidente Ricardo Maduro, en enero de 2002, durante su toma de posesión.

Después de haber recibido la banda presidencial; Maduro se trasladó hasta las Ruinas de Copán junto a una infinidad de invitados; que pudieron apreciar in situ,  la riqueza cultural del pueblo hondureño a través de un imponente show nocturno de danzas, ritos simulados de los mayas y derroche de esplendor bajo la luz de las estrellas.



Los bailarines, otro sostén importante de nuestra cultura catracha; han entretenido con bailes mayas a mandatarios en Copán Ruinas.

En los últimos años, la prioridad en la mayoría de las tomas de posesión ha sido resaltar la diversidad cultural y la importancia que representa para Honduras la cultura maya.

Eso parecerá poco, pero es algo.

Y no olvidemos que Pepe Lobo celebró su toma de posesión con diversos escenarios llenos de artistas nacionales en el Estadio Nacional de Tegucigalpa y presidió la celebración de la cuenta regresiva de nueva era maya en diciembre, 2011 con un solemne acto oficial en el parque arqueológico Copan Ruinas y además en su gobierno, se inauguró Rastrojón, un nuevo sitio arqueológico el cual quedó abierto al público nacional e internacional por cuanto se espera una mayor afluencia de turistas de todo el mundo.



El ex presidentente Porfirio Lobo ordenó actos solemnes para exaltar la cultura maya en un gran evento en Copán Ruinas en el 2011.

Y algo significativo que vi como un buen comienzo del actual alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura;  es que colocó la primera concha acústica del casco histórico de Tegucigalpa en la plaza Central y que ya es utilizada frecuentemente para diversos actos culturales y de entretenimiento.

Pero cuando acaba de quedar bien de alguna manera con la comunidad artística y sectores culturales de la Ciudad de los Cerros de Plata; la alcaldía municipal de Tegucigalpa, imagino que en un esfuerzo por reforzarse económicamente tras una ardua campaña en la que se gastó mucho más de lo debido en publicidad y demás; y por el hecho de que la mitad de los habitantes de la capital no pagan sus impuestos correspondientes; la gerente de Turismo, Ani Zacapa, ha decidido cobrar un permiso temporal de operaciones por cada presentación artística nacional que se realice en Tegucigalpa, y además un impuesto por boletería y otros cobros adicionales.



La gerente de Turismo de la AMDC, Any Zacapa, debe meditar estos impuestos a los artistas capitalinos y derogarlos.

Desde hace algunos días,  se han venido dando intervenciones de empleados de la alcaldía en algunos eventos y presentaciones especialmente de música, como fue la visita que le dieron al Dúo Los Tres en Plaza Metropólis el segundo fin de semana de agosto, y los impuestos que ya le cobraron al ex cantante de Sueño Digviana, Alfredo Kaegui por presentar el debut de su disco como solista en un bar restaurante capitalino y a Cristóbal Pineda, director de la Escuela Nacional de Música, por haber realizado un concierto de jazz con sus alumnos de la Escuela Internacional de Percusión y bateristas y percusionistas extranjeros que vinieron en intercambio cultural desde Estados Unidos, para participar en un festival de esta línea;  con fines puramente educativos.



Cristóbal Pineda, director de la Escuela Nacional de Música; ya tuvo que pagar su cuota por realizar un concierto para coronar su Festival de Internacional de Percusión en julio.

Al día siguiente que yo protesté por esta medida en mi programa de radio Collection en el desarrollo de una edición del recuerdo de la desaparecida banda de rock de los 90s, Fusión, teniendo en cabina al ex bajista, Leonel Mancía; surge una convocatoria en facebook de varias personas de mi respeto, que son artistas o respaldadores del arte; para formar un grupo grande de personas que tienen que ver con el arte y la cultura; que se encargue de crear conciencia en nuestras autoridades de la ciudad, para que deroguen estos impuestos que lograrán acabar con el ya de por sí, precario espectro de las artes en Tegucigalpa.



El director de VOX FM y cantante de rock,  Fernando Varela, lidera la iniciativa para hacer que la alcaldia capitalina, tenga conciencia con los diferentes artistas que se presentan en diferentes eventos en la ciudad.

Ya se habían realizado dos reuniones de manera informal y sin convocatoria entre ellos, para hablar de la importancia de montar este frente informal de representantes de las diversas áreas del arte y la cultura y luego se organizó la primera reunión ya convocada en un restaurante de la colonia Palmira que tuvo abundante asistencia y el mismo día, las personas creadoras de la idea, que incluyen a Fernando Varela, director de VOX FM y miembro de la banda de rock Auténtico Yo, a su hermano Mauricio Varela, a la artista Shirley Rodríguez, entre otros; visitaron a la Gerente Municipal de Turismo, quien a pesar de ser la creadora de este grosero cobro;  los recibió amablemente en su oficina y casi aceptó lo absurdo que esta imposición resulta.

“Sin embargo, su casi total ignorancia de las expresiones artísticas y culturales,  no le permitieron interpretar a fondo nuestras peticiones.

Por ahora se nos ha pedido hacer una contra propuesta en conjunto con todos y todas las artistas, en donde se exponga una oferta de cuanto estarían dispuestos a pagar.



Mauricio Varela, hermano de Fernando; es propulsor de las acciones que se toman para el frente de artistas y colaboradores del arte que busca que la cultura no tenga tarifa.

A raíz de esa reunión,  se decidió invitar abiertamente a todos quienes pudieran asistir para fijar una posición concreta y firme.

La posición fue unánime en que no se va a negociar ningún cobro, no se va a aceptar ni una rebaja pues lo único justo y razonable es que se cobre cero, porque resulta ridículo, ilegal e ilegitimo que se cobre a un artista por expresar su arte, por dar cultura a la ciudadanía y al país,” manifestó Mauricio Varela, un furibundo asistente a los conciertos de rock, de blues, jazz y música protesta.

Añadió Varela, que “desde ya se trabaja en documentos, legislaciones de otras ciudades y países y múltiples detalles más para elaborar un manifiesto en el que todos o al menos la mayoría;  estemos de acuerdo y en base a eso exigir la derogación total y absoluta de esta ordenanza.



Los jóvenes pintores capitalinos en el 2013 protestaron por el intento de cerrar la Galería Nacional.

Sin embargo y si se logra ese objetivo, la lucha no terminara allí,  pues habrá que llenar de arte y cultura esta ciudad, darle la razón a la justicia.”

Varela estuvo tocando dicho tema con la artista Karla Lara el viernes 22 de agosto en su programa de Radio Globo en donde se dio lectura y discusión a la ordenanza municipal y el noticiero matutino de Canal 5 lo tocó en la mañana del sábado 23 a iniciativa de Diana González de la dirección de Cultura y Artes quien se hizo acompañar de unas cuantas personas del área cultural.

Lo irónico de este asunto, como siempre resulta en estos asuntos de política versus realidad social hondureña; es que en septiembre del 2013, el actual alcalde Nasry Asfura, en representación de su partido político junto con los demás aspirantes a la alcaldía de Tegucigalpa; firmó un Pacto Ciudadano por la revitalización del patrimonio cultural del centro histórico; en el que se comprometía entre otras cosas, a “posicionar la cultura como eje transversal de las políticas públicas del gobierno local, al efecto de democratizar los beneficios de las industrias culturales y creativas y la formación artística, para con ello, promover un mayor sentido de pertenencia a nuestra ciudad.”



El actual alcalde de Tegucigalpa, Juan Nasry Simón, no debe permitir que las deudas de los morosos; las paguen los artistas.

Eso es lo más irónico que he leído en mucho tiempo y por ende, dejaré que sea Ariel Sosa el que publicó la siguiente nota llamada Mad Max en su blog, en donde se expresa mucho mejor que yo.

Vale la pena leerla y meditarla!

“No habrá risa, excepto la risa triunfal cuando se derrota a un enemigo. No habrá arte, ni literatura, ni ciencia.

No habrá ya distinción entre la belleza y la fealdad. Todos los placeres serán destruidos.

Pero siempre, no lo olvides, Winston, siempre habrá el afán de poder, la sed de dominio, que aumentará constantemente y se hará cada vez más sutil.

Siempre existirá la emoción de la victoria, la sensación de pisotear a un enemigo indefenso. Si quieres hacerte una idea de cómo será el futuro. fígurate una bota aplastando un rostro humano… incesantemente”

– 1984, George Orwell



El arte de barrio se ha popularizado en los últimos años y es parte de la nueva imagen de Tegucigalpa y el pueblo de Valle de Angeles.

En Honduras quienes producimos arte lo hacemos desde la precariedad y enfrentando la hostilidad absoluta.

No hay salas de conciertos, no hay galerías, no hay teatros, no hay escuelas de arte. Los escasos espacios existentes se encuentran en el abandono, buscando desesperadamente formas de sobrevivir.

El Estado hondureño, desde cualquiera de sus manifestaciones; ha brillado siempre por su ausencia excepto cuando toca mandar a alguien a aparecer en la foto.



Si se tarifa a los que luchan por atraer público a lugares sacros de nuestra cultura,como el teatro Manuel Bonilla;como van a poder difundir cultura?

Ahora sin embargo un grupo de mentes brillantes en la municipalidad de Tegucigalpa, un grupo de prodigios que seguramente jamás ha puesto un pie en un concierto que no fuera de Arjona y que no tiene idea de cómo se ve una sala de exposiciones;  ha decidido que los y las artistas “nos hemos estado llenando las bolsas de dinero descaradamente por demasiado tiempo”.

“Honduras es la tierra de Mad Max” me dijo en cierta ocasión alguien.



La cellista hondureña, Shirley Paz llora en el documental La Orquesta que Murió en Silencio; por el atropello cometido a la cultura catracha.

Ciertamente puedo decir con horror que Tegucigalpa pareciera haber salido de la más descabellada distopía imaginable.

Una ciudad gobernada por el miedo que se mueve a un ritmo dictado por la muerte, una ciudad donde parece que hay más guardias de seguridad y militares,  que niños y niñas en las escuelas.

Una ciudad donde el ultimo ladrón que pasó por la alcaldía; el ahora designado presidencial Ricardo Álvarez, dejó a la municipalidad endeudada hasta los calzoncillos; pero en lugar de ser perseguido por la justicia;  se la pasa perdiendo el tiempo tirándose baldes de agua helada sobre la cabeza (#icebucketwhatever); mientras los y las artistas somos perseguidos/as y hostigadas/os en la búsqueda por sacar dinero de dónde no existe para pagar deudas que tienen nombre y apellido.



Los futuros artistas plásticos de Tegucigalpa pueden quedarse sin centro de estudios, porque los políticos no los atienden.

10 mil lempiras se deberán pagar si se quiere impartir talleres, reventando proyectos como el de la Escuela Experimental de Arte, que con su programa Nómadaaparte;  para poder brindar talleres gratuitos a jóvenes artistas emergentes, deberá pagar 5 mil lempiras más para poder montar la muestra que caería (imagino) como “presentación de obras artísticas”.

Según las iluminadas personas que trabajaron este decreto (o como sea que se llame este tipo de mamotreto legal);  el rango de precios de las entradas a un concierto de artistas nacionales,  va de los 1000 a los 2000 lempiras.



El ballet infantil que atrae tanto público familiar; también saldría afectado.

Obviamente nunca han visto como la gente se devuelve a la entrada de un toquín cuando escuchan que la banda está cobrando 100 lempiras por entrada.

Obviamente no comprenden que hay que cubrir el costo del sonido, acordar el beneficio económico para el local y (por ultimo) ver si queda algo para la banda.



La Orquesta Sinfónica Juvenil tendría que regalar su trabajo;  y de que van a vivir?

Quizá debiésemos retomar la idea que alguna vez me planteó la poeta Mayra Oyuela: “Vamónos todos y todas y que esta ciudad de mierda se quede sin artistas”.

O nos vamos, o desaparecemos, o nos pasamos a la clandestinidad.

Que llenen las cárceles de artistas, a ver si así de una vez las podemos convertir en museos y centros culturales, y no en basureros o estacionamientos.



Hay que ser firmes y valientes para defender nuestro arte y cultura!

“Si nos volvemos incapaces de crear un clima de belleza en el pequeño mundo a nuestro alrededor y sólo atendemos a las razones del trabajo, tantas veces deshumanizado y competitivo, ¿cómo podremos resistir?” – La Resistencia, Ernesto Sabato

No queremos que cosas así sigan pasando. Documental “La Orquesta que Murió en Silencio”.
http://es.mashpedia.com/Orquesta_Sinf%C3%B3nica_Nacional_de_Honduras?pagetype=topic&tab=1&startvid=3&pagecode=&xn=1&autoplay=1