En Un Dia Como Hoy

6 de diciembre

6 de diciembre, 2003 – El padrino del funk rock, George Clinton es arrestado en Tallahassee, Florida y acusado por posesión de cocaína y utensilios para drogarse. Los grandes astros del rock como Clinton, Rick James y James Brown han sido adictos totalmente a esta droga dañina.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

TREINTA AÑOS……..NO ES CUALQUIERA

Los años no pasan en balde y cumplir treinta bien vividos en una carrera que no es realmente rentable en Honduras, no es “comida de trompudos”.

No obstante, los Diablos Negros lo han logrado este 10 de marzo y tienen preparado una enorme celebración, bajo la organización de su super dinàmico y talentoso manager, Paul Carbajal.



Diablos Negros cumple su trigésimo aniversario de carrera rock ininterrumpida.

Los Diablos Negros comenzaron como dùo dos estudiantes del Instituto San Francisco (Ricardo Arturo Uclès y Edgardo Zuniga Jr) ambos como guitarristas y Ricky como cantante y eran una banda de “covers”.

Ricky era residente de la subida del Picacho y Edgardo del barrio La Leona.



Edgardo Zúniga Jr, fundador de Diablos Negros junto a Ricky Uclés en marzo de 1982. Fue segunda guitarra y tecladista.

Al año siguiente, reclutan al prometedor baterista Wilfredo Carìas, proveniente de una familia musical del barrio Morazán y al bajista Emilio Alvárez Quioto, estudiante del Instituto San Miguel y residente del Reparto por Arriba.

Comenzaron a sacar “covers” en inglés y a ensayar mucho más seguido y a promoverse en ciertos medios de comunicación, siendo yo una de la que los acogió inmediatamente en Stereomil.



Ricardo Arturo Uclés (izquierda) fundador de Diablos Negros y guitarrista líder hasta 1993 (aquí junto al primer cantante oficial de Diablos Negros, Richard Robles).

Ya en 1984, empiezan a tomar mucho más en serio su “feeling rockero”, Edgardo comienza a practicar con teclados (la guitarra no la tocaba en todas las canciones) y entra como cantante, el sensacional Richard Robles, también oriundo del Barrio Morazán.

Fueron ídolos de la juventud rockera durante muchos años, llenando conciertos en colegios, institutos, bulevares, gimnasios y hasta tuvieron el chance de tocar como teloneros de varios artistas internacionales y de alternar como banda invitada en conciertos en estadios y aparecer en importantes programas de televisión y eventos grandes.



Wilfredo Carías, baterista original de Diablos Negros (1983-1989).

Empezaron a darle total importancia a la producción de su propia música a mediados de los 80s y la reacción no se hizo esperar y la gente empezó a recibirles su oferta inèdita con todo entusiasmo.

Y asi se mantuvieron por todos los 80s, hasta que a mediados de 1989, Will se marcha a vivir a Estados Unidos y ahí empieza el primer cambio para la banda con la entrada de Carlos Fernando Mendoza, estudiante del Instituto Guillèn Zelaya y vecino del barrio El Bosque.



Diablos Negros a inicios de 1993: Dagoberto Lozano, guitarrista original, Ricky Uclès, guitarrista, Emilio Alvarez, bajista original, (sentados) Carlos Mendoza, baterista y Richard Robles, cantante original.

Al tiempo, sale Edgardo; se integra en 1991 como guitarrista Dagoberto Lozano, talentoso músico ceibeño entrenado por los hermanos Palencia de La Ceiba y le añade nueva energía y un sonido más rico y profuso a Diablos Negros.

Luego a fines de 1993, se da una pérdida valiosa para la banda, cuando sale el compositor y gran cantante Richard Robles, un personaje de garganta privilegiada y personalidad “morrisiana” que permanece como un mito del rock hondureño.



Los Diablos Negros en 1992 eran la banda de rock más cotizada de Honduras.

Poco despúes de el, hace su salida de la banda otro icónico miembro de Diablos Negros, Ricardo Uclés y Dagoberto queda como único guitarrista y poco antes de la despedida de Ricky, ingresa como cantante y compositor, Marvin Corea, quien fue prácticamente “robado” del grupo de rock duro Terciopelo Negro, y el que despúes de haber participado ese año en Megametal 93; tiene que deshacerse.

Comenzó una era mucho más comercial y expuesta para Diablos Negros en un tiempo en el que los medios de comunicación,  empezaron a prestarle un poco más de atención al rock nacional y eso fue aprovechado bien por el grupo, que inclusive comenzó a trabajar con diversos managers temporales que supieron proyectarlos y mercadearlos algún modo.



Los Diablos Negros en su primera foto con Marvin Corea y antes de la salida de Ricky Uclès.

Aunque los Diablos Negros en la era de Richard ya habían hecho grabaciones de varias canciones sueltamente y hasta realizaron el video profesional de “No Me Lastimes”; fue ya con Corea a bordo y con las oportunidades que se les presentaron en una época más viable para la promoción y moldeo de la actividad creativa; que el grupo comienza a grabar CDs completos de su música original y hasta diversos videos.

Comienzan poco a poco a venderse como una banda show a nivel nacional con más fuerza y con nueva visión y aunque la banda se fortaleció en varias àreas y por ende, trascendieron más; la inserción de demasiadas baladas rock por via de Marvin Corea, tiró a Diablos Negros bajo una luz más “mainstream” y muchos de sus fans masculinos se les alejaron; pero se les añadieron muchas seguidoras.



Siendo ya ADN, sacan su disco Elementos con Sony Music Centroamérica.

La renovada corriente de promoción radial y televisiva que como dije antes, se incrementó mucho en los 90s; le dio una estatura pública màs palpable a Diablos
Negros y si antes, dieron muchos conciertos fuera de Tegucigalpa; las ofertas se redoblaron para ellos.

Incluso lograron grabar un CD con Sony Music de Centroamérica, lo que se estrenó con el cambio de nombre a ADN por motivos de “mercadotecnia internacional” y lograron tener un video en alta rotación en el conteo de mejores videos de MTV Latino.



Los Diablos Negros “fregando el bote” durante una sesión de fotos para El Heraldo. 

Algo digno de mucho reconocimiento es la cohesión que tuvo la banda antes de la sonada salida de Marvin Corea en el 2005, ya que el mismo lineamiento de el, Emilio Alvarez, Carlos Fernando Mendoza y Dagoberto Lozano duró casi doce años.

Ya a mediados del 2005, sale Corea y el reemplazo ya estaba listo: Nilo Espinal, procedente de la familia metalera cristiana, con una potentisìma voz y talento de composición inagotable y poco despúes, sale el baterista Carlos Mendoza por irse a vivir a Estados Unidos y en su lugar entra el excepcional ceibeño Carlos Cedeño, quien eleva la ejecuciòn instrumental de la banda tremendamente.

ADN comienza a grabar con Nilo y Carlos Cedeño, casi de manera inmediata y a promover sus canciones en la radio y empieza la grabación de nuevos videos.



ADN recibe a Nilo Espinal y a Carlos Cedeño.

Nilo fue inmediatamente aceptado por la mayoría de la gente, y la banda sigue ejecutando las canciones de las dos pasadas épocas y las de la era Nilo y al poco tiempo, comienzan los conflictos con Corea, que exigìa pago de regalìas por la interpretación pública de sus canciones.

A pesar de que ADN compartió arreglos musicales con Corea, se dieron situaciones incòmodas que incluyó un reto público por parte de este de sacar una banda llamada Diablos Negros que tocaba material de Corea, de Diablos Negros y Dream Warrior (a la que pertenecían los falsos DN) y que fue una de las diversas bandas en las que incursionò fugazmente Corea, a su salida del grupo que lo hizo internacionalmente reconocido.



Portada de su disco Revoluciòn con el regreso a su nombre original.

Una vez resuelto el problema con su ex cantante, cuando se comprometieron a no volver a interpretar ninguna de sus canciones; ADN se concentra en la elaboración de su primer disco con Nilo Espinal en voz, el que resultò ser su mejor producción musical en todo sentido hasta el momento, y se lanzò con nuevo video y el regreso a su nombre original.

Diablos Negros con un sonido màs metalizado y una formidable campaña promocional;  a pesar de la gran competencia que tiene ahora y que ha tenido algunos problemas por la pasada relación de su cantante Nilo Espinal con la producción de música urbana; de la mano de su reciente manager Paul Carbajal y de su nueva generación de fans y de los que nunca se han ido asì como de los que han regresado; sigue conquistando espacios tanto dentro como fuera de Honduras.



Diablos Negros es entrevistado por muchos medios radiales y web de distintos países por su trigésimo aniversario y prepara gira en México.

En mayo celebrarán sus treinta años con un gran concierto que contará con músicos invitados interpretando su música, invitados internacionales que los admiran, y muchas novedades que serán la delicia de los asistentes.

Esto será posterior a la gira promocional del grupo a México en abril en donde tocarán en algunos locales y serán entrevistados por grandes y medianos medios de comunicación aztecas.

También ya están casi preparados los nuevos álbumes “Revolución II” y “Diablos Negros”, así como nuevos sencillos y videos, que incluye el de la mega balada “Noches Paganas”.



Diablos Negros celebra con gran entusiasmo sus treinta años en mayo.

Diablos Negros no pudo ofrecer un concierto de trigésimo aniversario el 10 de marzo por motivos de salud de su bajista Emilio Alvarez Quioto, quien fue sometido a una delicada operación de la espalda y tiene que estar en total reposo.

No quisimos sacar un reportaje amplio y más “solemne” de este tan significativo acontecimiento en la vida del rock catracho; sinó más bien un resumen de lo que esta banda ha sido, para que los no los conocen, los conozcan, para los que ya los conocen, los recuerden y para los que los siguen, los reafirmen.

GRACIAS DIOS, POR HABERLO HECHO POSIBLE.