En Un Dia Como Hoy

15 de diciembre

15 de diciembre, 2010 – El automóvil Ferrari del cantante OZZY OSBOURNE, golpeó a un Mercedes Benz por la parte trasera al entrar a una carretera de Los Angeles. Ambas partes esperaron a que la policía llegara e intercambiaron información, partiendo sin incidentes. n No hubo heridos y el daño fue menor. El representante de Ozzy no comentó inmediatamente sobre el suceso.

Sigueme

La Foto Diaria

Rhonda Nelsom

Las Esposas del Rock & Roll: RHONDA NELSON, DAMA SUREÑA, FILÁNTROPA Y AUTORA DIFERENTE DE LIBROS DE ESPOSAS DEL ROCK

Frase de la Semana

Rockhouse, el mejor bar rockero de Honduras, localizado en la ciudad de San Pedro Sula.

ZANZIBAR ZONA ROCK,  LA CUEVA DE LOS DEVOTOS EN LA CEIBA

Ceibita La Bella es un lugar de nuestro terruño bendecido por Dios, con los más hermosos parajes, la gente más alegre y hospitalaria, y un mágico ambiente que cautiva a compatriotas y extranjeros por igual.

Como digna Novia de Honduras acoge, promueve y consagra en discotecas, bares, restaurantes, drive ins y emisoras de radio, los consabidos ritmos tropicales tan propios de la costa donde “la vida es más sabrosa”, desde la majestuosa salsa y el inquieto merengue, pasando por el decadente cómputo, el ballenato colombiano hasta el sagrado reggae jamaiquino, la manipulada punta y la hipnótica música garífuna.



En La Ceiba funciona un bar rockero en la zona más céntrica de la ciudad puerto.

Y claro, las estrellas hispanas de moda no pasan desapercibidas, la omnipresente Shaquira, la empalagosa Fey, el “indespeinable” Luis Miguel, Julio II: Enrique Iglesias, los alegres chicos de Kabah, entre otros.

No falta en alguna emisora juvenil o sitio de diversión, un espacio ocasional para los aclamados Héroes del Silencio,  los Duran Duran latinos de La Ley,  los mexicanisímos Café Tacuba,  los Police latinos de Maná, los apacibles Enanitos Verdes y el trillado “Hotel California” de los Eagles (el clásico de rock favorito de las radios de La Ceiba).

En sintésis, en las emisoras suena lo mismo casi a toda hora,  y son muy pocos los locales que suenan algo para medio satisfacer el hambre de los amantes del rock.



Los Eagles son de los artistas radiales favoritos de los ceibeños con su clásico “Hotel California”.

Estos tienen que conformarse con escuchar sus propios cassettes o CDs (vale más que ya llegó El Palacio del Disco para surtirles del mejor rock), con algunas audiciones de rock en Stereo Palmeras y con los especiales que sonábamos los sábados en Stereo Mar.

Pero que pasa con las hordas de fans del rock de la capital, San Pedro Sula y otros puntos del país que visitan La Ceiba, especialmente en Semana Santa?

SUFREN!!!!



Jim Morrison es una de las almas errantes que llegó a refugiarse a un rincón oscuro de La Ceiba.

Buscan desesperadamente un lugar que ponga el “veneno vil” que corre por sus venas metaleras y por allá en El Flamingo o en el Festimarket los complacen con una que otra canción en la madrugada.

Si no llevan su propia música o no andan equipo de sonido en su carro o grabadora portátil potente, quedan “secos”.

Pero gracias a Dios y al español Gabriel Díaz, ya funciona en La Ceiba desde el año pasado el “metedero” de los adictos de todas las especialidades del género: ZANZIBAR ZONA ROCK.



El empresario español, Gabriel Díaz creyó en que podían funcionar los bares rockeros en La Ceiba a mediados de los 90s.

Este bar “vampiro” como le dicen los guanacos a los bares que se levantan con la luna y se acuestan con el sol; se trasladó desde San Salvador en donde funcionó desde el comienzo del 96.

Ahora ZANZIBAR ZONA ROCK opera en La Ceiba, en el mero comienzo de la zona viva, contiguo al Queen´s Burger y frente al Instituto San Isidro.
El encargado general es el soldado ceibeño más aguerrido del metal, Alexander Dark.



ZANZÍBAR ZONA ROCK estaba ubicado frente al tradicional Instituto San Isidro de La Ceiba.

Al entrar se introducen en un ambiente un poco parecido al del bar Backstreet de los 80s (de Tegucigalpa)  y son escrutados por las penentrantes miradas de Hendrix, Morrison, el Cuervo, el Perry Farrell de Jane´s Addiction, los imponentes White Zombie, el desaparecido Nirvana, los padres del heavy rock, Led Zeppelin, entre otros espíritus noctámbulos.

La música suena desde las seis de la tarde hasta que el cuerpo aguante como dice Alexander.

Los clientes pueden disfrutar de una amplia variedad de speed, thrash, grunge,  rock alternativo, rock hispano, metal pesado, etc, con suficiente potencia.



El espíritu de Kurt Cobain ronda sin falta todas las noches por ZANZÍBAR ZONA ROCK.

Las notas estridentes del rock surgen de un “sound system” de dos columnas de 800 watts cada una, que truena con stereo digital y riqueza dolby.

A esto se une un sistema de luces, televisión con cable, y una atmósfera que solo respiramos brevemente en el Hot Rod Café de Tegucigalpa.

ZANZIBAR ZONA ROCK esta siendo ampliado y mejorado para atender a los veraneantes y sus encargados están en contacto con grupos de rock para posibles conciertos.

Ya tienen algo de experiencia puesto que llevaron a cabo los conciertos “Papatango” en Tela,  “Satahasah” en La Ceiba y otro con el grupo de thrash salvadoreño Iguana.



Talvez no está en persona, pero el mejor galío del rock vibra todas las noches en ZANZÍBAR.

ZANZIBAR ZONA ROCK no deja que nadie se seque.

Como buen bar rockero vende todo tipo de bebidas: para los abstemios refrescos y sodas y para los que si le “ponen”: el refrescante ron, las heladisímas cervezas costeñas, el engañoso “pericón”, el implacable guifiti, el ardiente tequila y el hot water made in Yuscarán.

Hay para todos los gustos y todos los paladares.

ZANZIBAR ZONA ROCK también tiene los necesarios “bouncers” (seguridad de sitios nocturnos) para tranquilizar o poner fuera de circulación dentro del bar a los que se las tiran de hombres de “hule” y a los “carretas” que desean emular los despreciables comportamientos en concierto que ha puesto de moda el tío Sam.



Mick Jagger de los Rolling Stones a medianoche viene al rescate emocional de los noctámbulos en ZANZÍBAR ZONA ROCK.

Alexander Dark nos hizo saber que dado a la sequía de conciertos con bandas capitalinas, salvo el circunstancial show de la banda Fusión en La Kosta o Buho´s o la llegada con ocasión del Festival de La Ceiba de Diablos Negros o Triángulo de Eva, el les pide a los rockeros que visitan su ciudad,  que lleven su música debidamente grabada para sonarla ante la raza que desee mecer la cabeza al son de los catrachos.

ZANZIBAR ZONA ROCK abre de martes a domingo y espera con entusiasmo a todos los “visitors”.

La entrada es gratuita pero el consumo es obligatorio.



Perry Farrell de Jane´s Addiction es otra aparición frecuente entre el humo de ZANZÍBAR ZONA ROCK.

Les deseamos muy buena suerte pues han venido a llenar un entorno vacío en La Ceiba para todos esos cuervos que no tienen ramas en donde anidarse y ponerse a pensar en la eternidad.

ZANZIBAR ZONA ROCK es su cueva cuando lleguen a La Ceiba y serán bien atendidos por Gabriel y Alexander.

Nos imaginamos que estarán de “bote en bote” en Semana Santa, así que ENHORABUENA ZANZIBAR, porque el rock siempre vive……



La seducción y el metal industrial de White Zombie es música de rigor en ZANZÍBAR ZONA ROCK.